Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y el líder de Corea del Norte Kim Jong-un. (AFP).
Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y el líder de Corea del Norte Kim Jong-un. (AFP).
Redacción EC

Washington. El presidente de Estados Unidos, , envió este martes una clara advertencia a tras un nuevo ensayo balístico con un misil que cayó en la Zona Económica Exclusiva de Japón.

"Nos ocuparemos de eso", dijo el presidente durante una declaración en la Casa Blanca. Se trató del primer ensayo misilístico de Corea del Norte después que Washington incluyó ese país en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Se trata del primer proyectil que Pyongyang lanza en dos meses y medio, desde que el pasado 15 de setiembre disparó un misil de alcance medio que sobrevoló el norte de Japón antes de caer al mar.

Por su parte, el secretario estadounidense de Defensa y jefe del Pentágono, el general James Mattis, dijo que el ensayo realizado por Corea del Norte representa una amenaza a todo el mundo.

De acuerdo con Mattis, el misil norcoreano "llegó más alto que cualquier otro lanzamiento que hayan realizado antes".

El alto jefe militar dijo que el esfuerzo de investigación y desarrollo desplegado por Corea del Norte para construir misiles balísticos puede "amenazar cualquier lugar del mundo, francamente".

En respuesta al ensayo balístico, dijo Mattis, Japón lanzó misiles "para estar seguros que Corea del Norte entienda" que sus misiles pueden ser derribados por el gobierno de Tokio.

"Lo que es cierto es que hay un esfuerzo continuado de construir una amenaza con un misil balístico que pone el peligro la paz mundial, la paz regional y al propio Estados Unidos", apuntó.

En tanto, el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, dijo que "las opciones diplomáticas" para resolver la crisis con Corea del Norte siguen "sobre la mesa por el momento".

El jefe de la diplomacia estadounidense, además, formuló un llamado a la comunidad internacional a "tomar nuevas medidas" al margen de las sanciones ya aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, "incluyendo el derecho a prohibir el tráfico marítimo de bienes desde y hacia Corea del Norte".

De acuerdo con el Pentágono, Corea del Norte lanzó este martes un misil balístico intercontinental (ICBM) que voló 1.000 kilómetros y cayó en el Mar de Japón.

De su lado, el gobierno japonés sostuvo que el misil cayó en aguas de su Zona Económica Exclusiva marítima.

Fuente: AFP