Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en EEUU

Trump nomina al juez conservador Brett Kavanaugh a la Corte Suprema

Con esta decisión, los conservadores podrían dominar durante años la Corte Suprema de Estados Unidos, donde los jueces sirven de manera vitalicia. Esto afectaría a temas como el aborto, las armas de fuego y la inmigración

Donald Trump nomina al juez conservador Brett Kavanaugh a la Corte Suprema

Donald Trump nomina al juez conservador Brett Kavanaugh a la Corte Suprema. (Foto: Reuters/Leah Millis)

Reuters

El presidente Donald Trump nominó este lunes al juez conservador Brett Kavanaugh como el nuevo juez de la Corte Suprema, una decisión que puede inclinar al máximo tribunal de Estados Unidos hacia la derecha y tener trascendentales implicaciones en temas como el aborto, las armas de fuego y la inmigración.

"Lo que interesa no es la visión política de un juez sino saber si puede poner a un lado esa visión para hacer lo que la ley requiere. Estoy satisfecho de anunciar que he encontrado, sin dudas, a esa persona", dijo Trump al anunciar la nominación de Kavanaugh.

En caso de que resulte confirmado por el Senado, Kavanaugh ocupará el lugar vacante dejado por el juez Anthony Kennedy, de 81 años, quien había sido indicado para una plaza en la Corte Suprema por el presidente Ronald Reagan en 1988, y hace dos semanas anunció su decisión de iniciar su jubilación a partir del 31 de julio.

El lugar que ocupa Kennedy se ubica en lo que se considera como el centro ideológico de la Corte Suprema: comparte responsabilidades con cuatro magistrados que votan de forma consistente por decisiones más conservadoras y otros cuatro que lo hacen por sentencias más progresistas, lo que lo deja con el voto clave en las cuestiones más polémicas.

De acuerdo con el presidente de Estados Unidos, Brett Kavanaugh posee "credenciales impecables, calificaciones sin paralelo y un compromiso probado a la idea de igualdad de justicia ante la ley".

Los cuatro candidatos eran Kavanaugh, ex asesor del ex presidente George W. Bush; Raymond Kethledge, un estricto intérprete de la Constitución de Estados Unidos; Amy Coney Barrett, devota católica y conservadora en temas sociales; y Thomas Hardiman, un acérrimo defensor de los derechos en torno a las armas.

"Los cuatro son excelentes", había dicho el presidente el domingo al término de un fin de semana en uno de sus clubes de golf.

Con la nominación de Brett Kavanaugh, los conservadores podrían dominar durante años la Corte Suprema de Estados Unidos, donde los jueces sirven de manera vitalicia.

"No hay nadie en Estados Unidos más calificado para esta posición y nadie que lo merezca más", aseguró Trump.

— Perfil de derecha —

De 53 años de edad, Brett Kavanaugh comenzó su carrera como ayudante del juez Kennedy, y en su carrera pública se tornó famoso por un alegato contra la reforma del sistema de los seguros de salud que emprendió el entonces presidente Barack Obama, sistema que ya fue desmontado por el gobierno de Trump.

Kavanaugh también se desempeñó como auxiliar del fiscal Kenneth Starr durante la tristemente famosa investigación contra el entonces presidente Bill Clinton por su romance con la auxiliar Monica Lewinski.

Su edad permite que la Administración Trump deje una huella duradera en las leyes de la nación.

Acompañado de su esposa y sus dos hijas, Brett Kavanaugh agradeció a Donald Trump al afirmar que "ningún presidente ha hecho más consultas ni ha hablado con más gente de diversa tendencia para buscar datos sobre una nominación a la Corte Suprema".

"Me siento agradecido ante usted, y honrado por la confianza puesta en mí", señaló.

El nominado, al igual que las tres opciones descartadas, tiene el respaldo de los principales grupos jurídicos republicanos, sobre todo de la ultraconservadora Sociedad Federalista de Estados Unidos.

Recientemente expresó su desacuerdo con una decisión judicial que permitía a una inmigrante indocumentada adolescente abortar.

También dio una interpretación amplia de lo que constituye una obstrucción a la justicia, una posición que podría ser riesgosa para Donald Trump si la investigación de Rusia lleva a acusaciones de imputación.

— Una función clave —

La Corte Suprema de Estados Unidos ha tomado en los últimos años decisiones históricas sobre cuestiones fundamentales, desde el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto, los derechos sobre las armas, el dinero corporativo en las campañas electorales y la libertad de expresión.

En 2019, el alto tribunal podría tener que considerar los poderes y derechos de Donald Trump en la investigación sobre los vínculos entre su campaña presidencial y Rusia, y si trató de obstruir o no esa pesquisa.

Trump se apresuró a nombrar el reemplazo de Kennedy mientras los republicanos aún tienen una mayoría simple en el Senado, que debe aprobar el nombramiento.

A comienzos de 2017, el presidente ya había tenido la ocasión de promover a un juez conservador, Neils Gorsuch.

Según reportes de prensa, el líder republicano del Congreso, Mitch McConnell, intentó empujar al presidente de Estados Unidos hacia uno de los dos candidatos, Hardiman o Kethledge, vistos con menos resistencia.

La senadora republicana Susan Collins ya señaló que podría romper con su partido si Trump nombra a alguien que se oponga firmemente al derecho al aborto.

Fuente: Agencias


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ