Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley son las cuatro legisladoras que representan el ala izquierdista del Partido Demócrata. (Foto: EFE)
Rashida Tlaib, Ilhan Omar, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley son las cuatro legisladoras que representan el ala izquierdista del Partido Demócrata. (Foto: EFE)
Redacción EC

¿Por qué no vuelven a sus países y ayudan a arreglar esos lugares, que están totalmente rotos e infectados de crímenes?”, “Si no están contentas en , si se quejan todo el tiempo, pueden irse, pueden irse en este momento”. inició el fin de semana una nueva y calculada pelea. El blanco de sus ataques fueron cuatro jóvenes congresistas mujeres, tres de ellas nacidas en territorio estadounidense, calificadas como “El Escuadrón”.

¿Quiénes forman parte de este grupo que ha cambiado la dinámica de la política estadounidense y que perturba tanto al presidente y que, además, está dividiendo al Partido Demócrata que está ansioso por recuperar la Casa Blanca?






Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib llegaron por primera vez en noviembre pasado a la Cámara de Representantes alentadas por las bases más progresistas y de izquierda del Partido Demócrata, dando un nuevo aire a una agrupación que quedó muy afectada tras la derrota de Hillary Clinton en las presidenciales del 2016.

En poco tiempo, ellas se han convertido en las legisladores más combativas y críticas de Donald Trump, pero también del ‘establishment’ de su propio partido. Y las cuatro, además, representan la diversidad racial de un país que es gobernado por un presidente tildado de xenófobo y racista por sus detractores.

Ocasio-Cortez, nacida en el barrio neoyorquino del Bronx, es hija de puertorriqueños; Pressley es la primera afroamericana en convertirse en congresista por Massachusetts; Tlaib es hija de palestinos y representa a Michigan; y Omar es una refugiada somalí que llegó a Estados Unidos a los 12 años y consiguió la ciudadanía a los 17. Las dos últimas, además, son las primeras mujeres musulmanas en obtener una curul en la cámara baja.

No tengo ni un solo hueso racista en mi cuerpo”, se justificó Trump en Twitter, después de recibir críticas del propio Partido Republicano y de varios líderes mundiales. Pero no solo eso. Ayer, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó una resolución de condena a las palabras del presidente.

Así, Trump consiguió que el Partido Demócrata vuelva a mostrarse unido en torno a las cuatro congresistas, pese a las marcadas diferencias entre el ala progresista que representan y el ‘establishment’ que encabeza Nancy Pelosi, la líder de la mayoría demócrata y, además, la mujer más poderosa del país.

—División demócrata—

Pero las críticas de Trump contra las cuatro legisladoras son también una calculada estrategia que busca golpear a los demócratas y poner en evidencia sus diferencias y fracturas cuando recién empieza la campaña presidencial del 2020. Aunque el partido ha salido en defensa de “El Escuadrón” en su toma y daca con el presidente, Trump buscaría etiquetarlo como el partido “socialista” que ahora es representado por el sector más izquierdista.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

Justamente, la semana pasa, Pelosi –que representa al sector centrista– reunió a sus congresistas en una sesión a puertas cerradas e hizo una cerrada defensa de la unidad demócrata tras varios dardos que recibió su liderazgo de parte, sobre todo, de Ocasio-Cortez con respecto a la política migratoria.

Sin unidad, le hacemos el juego a otros. Somos una familia y tenemos nuestras peleas”, les dijo Pelosi a sus colegas. “¿Tienen alguna queja? Vengan y me la comunican. Pero no disparen tuits sobre nuestros miembros y esperan que digamos que todo está bien”.