es firme: apoyará a ante una posible invasión de . Por eso es que el secretario de Estado, Antony Blinken, se reunirá este miércoles 19 con el presidente Volodimir Zelenski para tratar dicha amenaza.

La cita se llevará a cabo en Kiev y tiene como objetivo reforzar “el compromiso de Estados Unidos con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”.

LEE TAMBIEN: Cómo es el USS Nevada, el poderoso submarino nuclear de EE.UU. que hizo una inusual aparición en el Pacífico

Pero Blinken no se quedará allí. Luego a Berlín y discutirá este asunto con sus aliados Alemania, Francia y el Reino Unido. Y el viernes 20 terminará la ronda con el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Mientras esto sucede, miles de tropas rusas siguen cerca de la frontera con Ucrania.

recuerda que, antes de iniciar este recorrido, Blinken conversó justamente con Lavrov. En esa conversación, él “enfatizó la importancia de continuar un camino diplomático para reducir las tensiones que rodean la acumulación militar rusa profundamente preocupante en y cerca de Ucrania”.

El diálogo parece haber sido infructuoso.

Igual destino padecieron las reuniones telemáticas entre los presidentes Joe Biden y Vladimir Putin.

Al respecto, el internacionalista Francisco Belaúnde anota:

Las reuniones no han permitido avanzar mucho porque Rusia ha hecho de su exigencia de una garantía escrita de la OTAN sobre la no integración de Ucrania y de más países, así como de no más ejercicios militares en los países miembros fronterizos, un punto no negociable”.

¿Qué es lo que busca Putin? En principio, cuenta Belaúnde, el mandatario ruso entiende que los países que fueron parte de la Unión Soviética o del Pacto de Varsovia pertenecen a su zona de influencia.

Y ninguna otra potencia puede inmiscuirse en su feudo.

LEE TAMBIEN: Anthony Fauci: “Es muy poco probable” que el coronavirus “se erradique”

Putin también consideraría que Ucrania es un país artificial y que sus ciudadanos son, en realidad, rusos. En ese sentido, le “es insoportable” pensar que puedan tener vínculos con Occidente, “mucho menos con la Unión Europea y la OTAN”.

Es un insulto, lo ve que como algo humillante”.

La soberanía nacional también estaría en juego.

Belaúnde recoge lo que algunos analistas ya plantean dentro del esquema mundial: a Putin le molestaría que los países que fueron parte de la URSS puedan tener democracias. “Algo así como un mal ejemplo para Rusia, y no se puede permitir fomentar malas ideas ni alentar a los sectores opositores”.

Esa es una razón no dicha. Él no quiere saber nada de las revoluciones de colores [que se sucedieron en exterritorios soviéticos como Yugoslavia, Ucrania o Georgia, y que se opusieron a gobiernos autoritarios]. Él no quiere saber nada de revueltas democráticas”.

El papel de EE.UU.

Para Belaúnde es claro que los temores de una invasión rusa a Ucrania han aumentado porque, justamente, Putin no va a dar su brazo a torcer sobre ciertos asuntos. “Él exige que satisfagan sus demandas en el plazo más breve y dice que, si no le dan la razón, algo va a suceder”.

¿Qué podría ser ese “algo”?

Tal vez una invasión, no necesariamente al país sino a las regiones separatistas. También puede haber ataques cibernéticos, bombardeos aéreos”.

En paralelo, Estados Unidos denuncia que “hay agentes rusos en Ucrania que tienen como misión generar accidentes para dar pretextos a una invasión”.

Al respecto, CNN lo confirma:

Estados Unidos tiene información que indica que Rusia ha preparado con antelación a un grupo de agentes para ejecutar una operación de ‘bandera falsa’ en el este de Ucrania, en un intento por crear un pretexto para una invasión”.

Estos agentes están ‘entrenados en guerra urbana y en el uso de explosivos para realizar actos de sabotaje contra las propias fuerzas de poder de Rusia’”.

Eso sin tener en consideración la presencia de las fuerzas armadas rusas en la frontera.

Y que Rusia estaría reduciendo su presencia diplomática en Ucrania, algo que se suele dar previo a un conflicto militar”.

Con ese panorama en mente, ¿qué se puede esperar del papel de EE.UU. en esta situación?

Lo que está haciendo es una combinación de diplomacia con amenazas. Por ejemplo, si Rusia invade, se aumentará la presencia de tropas de la OTAN en los países vecinos”.

También, dice el especialista, Washington ha entregado armas a Ucrania.

En paralelo, se han anunciado medidas económicas muy fuertes. A Rusia podrían restringirle el acceso al código SWIFT, que sirve para hacer transferencias internacionales”.

Es una sanción muy fuerte que puede ser un arma de doble filo porque podría afectar a países europeos que tengan negocios con Moscú”.

Lo que Estados Unidos no hará es enviar soldados a Ucrania. ¿Bastarán las armas, el trabajo en conjunto con la OTAN y las amenazas?

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más