Al igual que en el 2016, cuando Hillary Clinton se enfrentaba a Bernie Sanders por la nominación demócrata, los resultados del Supermartes de este año no acompañaron al senador por Vermont, aunque le dejaron como premio el apoyo de California y oxígeno para lo que queda de contienda. (Reuters)
Al igual que en el 2016, cuando Hillary Clinton se enfrentaba a Bernie Sanders por la nominación demócrata, los resultados del Supermartes de este año no acompañaron al senador por Vermont, aunque le dejaron como premio el apoyo de California y oxígeno para lo que queda de contienda. (Reuters)
Renzo Giner Vásquez

Redactor

renzo.giner@comercio.com.pe

Las primarias demócratas, que iniciaron con un número inédito de participantes y una enorme diversidad, se va estrechando cada vez más. El último filtro tuvo lugar el último 3 de marzo, conocido como el por la cantidad de estados que fueron llamados a las urnas, en total 14 y un territorio no incorporado, y sacó de competencia al multimillonario Michael Bloomberg. El número 23 en renunciar a la disputa.

Al igual que en el 2016, cuando Hillary Clinton se enfrentaba a por la nominación demócrata, los resultados no acompañaron al senador por Vermont, aunque le dejaron como premio el apoyo de California y oxígeno para lo que queda de contienda.

Hace cuatro años, Clinton ganó en 7 estados, mientras que Sanders lo hizo en 4. En esta oportunidad, el exvicepresidente Joe Biden se impuso en 10 estados, dejándole a Biden Utah, Colorado, Vermont y la preciada California.

Al cierre de este artículo, Biden encabeza las primarias demócratas con 566 delegados, seguido de Sanders con 501, Elizabeth Warren con 61 y Tulsi Gabbard con 1.

Sin embargo, no hay que olvidar los 53 delegados obtenidos por Bloomberg, los 26 de Pete Buttigieg y los 7 de Amy Klobuchar, todos retirados de la contienda y que han expresado su apoyo hacia Biden.

El Comercio conversó con el analista político y conductor de televisión basado en Los Ángeles, Hernán Molina, sobre lo que dejó el Supermartes y cómo se definiría la candidatura demócrata

- ¿Este Supermartes definió algo?

Básicamente pasó a ser una carrera entre dos contendientes: Bernie Sanders y el exvicepresidente Joe Biden. Es la pelea por el corazón del Partido Demócrata y por la dirección qué debe tomar, si quedarse en el centroizquierda o ir más a la izquierda. Es la eterna división dentro del partido y les tocará a los votantes elegir.

- ¿Cuánto influirá el retiro de Michael Bloomberg en la carrera?

Esos votos irán a Biden, sin ninguna duda. No creo que Elizabeth Warren se quede y aunque lo hiciera los votantes de Bloomberg no tienen mucha afinidad política con ella. Mucho menos con Bernie Sanders. Esto le conviene a Biden.

- Tanto en esta contienda como en el 2016 cuando se retira un candidato dirige su apoyo al rival de Sanders. ¿Por qué existe esta suerte de bloqueo?

Porque en el partido temen que las ideas de un autoproclamado demócrata socialista, la imagen que tiene y la connotación negativa que tiene la palabra socialista en EE.UU., les impida ganar la elección presidencial. En esta ocasión en especial, como Sanders vuelve a tener la actitud de enfrentarse al ‘establishment’ del Partido Demócrata, muchos de los que militan ahí y trabajaron en las campañas de Hillary Clinton o de Amy Klobuchar, no han olvidado cómo fue la contienda. Muchos piensan que Sanders fue, en cierto grado, artífice de la derrota de Clinton. Entonces, hay una animosidad contra él, lo que hemos visto en los últimos días estoy casi seguro de que tiene que ver con llamados de los mismos jerarcas del Partido Demócrata. Eso con la intención de que Biden llegue con el número de delegados necesarios y no tener una pelea en la Convención Nacional como la del 2016. Creo que los demócratas están intentando evitar que el 2016 esté de vuelta, pero de alguna manera lo tenemos acá.

Los precandidatos Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Michael Bloomberg anunciaron que se retiraban de la contienda y apoyarían al exvicepresidente Joe Biden. (Reuters)
Los precandidatos Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Michael Bloomberg anunciaron que se retiraban de la contienda y apoyarían al exvicepresidente Joe Biden. (Reuters)

- ¿Qué sucederá con los votos que fueron para los candidatos que se retiraron?

En el caso de los que tienen delegados asignados, pasan a llamarse ‘pledged delegates’ o delegados alineados. Los candidatos tienen cierta autoridad para decirles por quién votar y, en este caso, ellos ya anunciaron que apoyan a Biden. Hoy por hoy Biden está bien posicionado. Sobre todo con las nuevas reglas para la Convención implementadas en el 2016.

- ¿Cuáles son?

En la primera ronda de votación participan los delegados asignados a cada candidato. Si ningún candidato alcanza los 1.991 delegados necesarios, se pasa a una segunda votación. En esta segunda ronda recién pueden participar los super delegados, que son los congresistas, senadores, gobernadores y otros funcionarios del Partido Demócrata. En esa segunda vuelta la preferencia es para Biden. La duda en ese caso será si, de pasar eso, los seguidores de Sanders saldrán a votar el 3 de noviembre.

- ¿Qué cree usted?

Que tienen tres opciones: no salir a votar, votar por Trump –que lo dudo–, o tragar la píldora amarga y votar por Biden. Yo creo que lo más probable es que voten por Biden, sino sería como una víctima de tortura que vota por su torturador (en referencia a Trump).

El presidente Donald Trump ha sido reafirmado como el candidato republicano para los comicios de noviembre del 2020. (AFP)
El presidente Donald Trump ha sido reafirmado como el candidato republicano para los comicios de noviembre del 2020. (AFP)

- En cuanto a estrategia política, ¿cuál de los dos candidatos le convendría más a Trump para enfrentarse?

Sanders. Por eso ataca a Biden, no solo para desprestigiarlo con toda la investigación sobre Ucrania, sino también constantemente le recuerda a Sanders que no lo tratan bien en el partido y que le van a “robar la elección”. Él no lo hace porque simpatice con Sanders sino para agitar el avispero. Eso indica que Trump tiene más confianza de ganarle a Sanders que a Biden. Además, otro miedo en el Partido Demócrata de tener a Sanders como candidato es el impacto que tendría en los distritos congresionales. Y no es poca cosa, acaban de ganar la Cámara de Representantes en el 2018 y la quieren mantener.

- ¿Cuáles serán los estados decisivos en lo que quedan de primarias?

Michigan y Mississipi son estados importantes porque están en el centro y suelen estar en la disyuntiva de si apoyan a un republicano o a un demócrata moderado. Son estados a prestar atención. Florida también.

- ¿Le quedan oportunidades a Sanders?

Tiene oportunidades, pero creo que le pasará lo mismo que con Clinton, no tendrá los suficientes delegados pero sí una cantidad importante como para poder incluir algunos temas en agenda. En el 2016 logró modificaciones en la plataforma del Partido Demócrata, que terminó abrazando como propias algunas de las propuestas de Sanders. Eso también es un resultado positivo, si no llega a la presidencia al menos puede influir en los temas que abarcará el partido.

Hernán Molina, analista político y conductor de televisión basado en Los Ángeles.
Hernán Molina, analista político y conductor de televisión basado en Los Ángeles.

VIDEO RECOMENDADO

Joe Biden relanza su campaña a la Casa Blanca tras arrasar en Carolina del Sur

Joe Biden relanza su campaña a la Casa Blanca tras arrasar en Carolina del Sur. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR