Mujeres del Partido Demócrata que han querido llegar a la Casa Blanca a lo largo de la historia: (de izquierda a derecha) Shirley Chisholm, Hillary Clinton, Elizabeth Warren. (Foto: Getty Images)
Mujeres del Partido Demócrata que han querido llegar a la Casa Blanca a lo largo de la historia: (de izquierda a derecha) Shirley Chisholm, Hillary Clinton, Elizabeth Warren. (Foto: Getty Images)
BBC News Mundo

Servicio de noticias

Tulsi Gabbard tiene muchas cualidades distintivas.

Ella es comandante de la Guardia Nacional del Ejército de Hawái, la primera hindú del Congreso y la primer miembro votante del Congreso de Samoa Americana.

Pero no va a ser presidenta de .

Ni siquiera va a ser la candidata del Partido Demócrata para la jefatura de Estado.

(Dado que Gabbard se reunió con el presidente Bashar al Asad de Siria en el 2017, después de que sus fuerzas bombardearon Alepo dejándola en pedazos y no lo condenaron, es bastante extraordinario que todavía esté en la carrera demócrata).

No, ella no será la primera mujer presidenta de Estados Unidos.

Y, esta vez, tampoco lo será ninguna otra mujer.

Ni Tulsi Gabbard, ni Elizabeth Warren serán candidatas por el partido demócrata para la presidencia de Estados Unidos. (Foto: Getty Images)
Ni Tulsi Gabbard, ni Elizabeth Warren serán candidatas por el partido demócrata para la presidencia de Estados Unidos. (Foto: Getty Images)

Como Elizabeth Warren dijo de manera tan conmovedora, si las niñas estadounidenses están buscando un modelo a seguir en la Oficina Oval, tendrán que esperar otros cuatro años.

¿Qué pasó con la diversidad?

A veces se siente como si los demócratas empezaron esta carrera cuando los neandertales todavía deambulaban por la Tierra. Y en ese momento había una gran cantidad de candidatos que no eran blancos y no eran hombres. Pero uno por uno se fueron retirando.

Parece que si se quiere un cambio en Estados Unidos en el 2020, será a través de un hombre blanco de unos 70 años.

Warren se refirió al sexismo en su discurso de despedida. Sin embargo, no es el mismo sexismo que Hillary Clinton encontró cuando compitió por primera vez en el 2008.

Amy Klobuchar (tercera desde la izquierda) y Kamala Harris (segunda desde la derecha) eran otras candidatas serias que abandonaron la carrera. (Foto: Getty Images)
Amy Klobuchar (tercera desde la izquierda) y Kamala Harris (segunda desde la derecha) eran otras candidatas serias que abandonaron la carrera. (Foto: Getty Images)

En aquel entonces, las tiendas de souvenirs vendían rompenueces que tenían como imagen a una mujer que había sido una exitosa secretaria de Estado y senadora de Estados Unidos. Si eres una mujer exitosa también deberías ser una rompenueces, implicaba el mensaje.

Tampoco es el sexismo que sufrió con la discusión inútil y poco halagadora de los trajes de pantalón de Clinton.

Hoy es más sutil. Pero Warren tiene razón, todavía hay sexismo.

Tomó la forma de una conversación sobre "elegibilidad".

Los demócratas están desesperados por vencer a Donald Trump y quieren a un candidato que creen que puede hacer eso.

Nadie discute que Warren realizó una campaña realmente fuerte.

Ella tiene políticas detalladas sobre muchos de los temas clave que preocupan a los votantes, aunque algunos claramente la encuentran demasiado izquierdista.

Se puede estar de acuerdo con sus planes o no, pero ciertamente ella estaba tan calificada como los hombres de esta carrera.

Elizabeth Warren se retiró esta semana de la carrera para conseguir la candidatuta demócrata para competir en la elecciones presidenciales de Estados Unidos. (Foto: Getty Images)
Elizabeth Warren se retiró esta semana de la carrera para conseguir la candidatuta demócrata para competir en la elecciones presidenciales de Estados Unidos. (Foto: Getty Images)

Por derecho, ella debería estar en un nivel superior en esta etapa de las primarias demócratas.

Pero este tema de la elegibilidad la hizo tropezar.

Es como un código de que “los estadounidenses simplemente no elegirán a una mujer y lo que está en juego esta vez es demasiado alto”.

Consultados por los encuestadores, la mayoría de las personas dijeron que, por supuesto, votarían por una mujer, pero estaban bastante seguros de que su vecino no lo haría.

Por lo tanto, Warren fue considerada menos viable como candidata nacional, en gran parte porque es una mujer.

Una nueva encuesta global, el Índice de normas sociales de género de la ONU, puede proporcionar la respuesta. Esto no es solo un problema estadounidense.

Según datos de 75 países, donde vive el 80% de la población mundial, casi la mitad de todas las personas sienten que los hombres son líderes políticos superiores.

Desearía poder decir que me sorprende. (Aunque el otro hallazgo de la encuesta sí me sorprendió y es que un tercio de los hombres del mundo piensa que es aceptable que un hombre golpee a su esposa. ¿En serio, muchachos?).

Resulta que la elegibilidad es sinónimo de hombre. Y en Estados Unidos, la regla es hombre viejo, blanco y heterosexual.

¿Cuándo cambiará eso?

______________________

Políticas clave de Warren

Impuesto sobre el patrimonio de los ultra ricos

Cuidado infantil universal

Sistema de salud de pago único, abonado mediante impuestos a las corporaciones y el cambio de gastos existentes

Universidad pública gratuita

Alivio de la deuda estudiantil basado en el ingreso

Prohibir las armas de asalto, implementar verificaciones universales de antecedentes