Barron Trump, la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Tiffany Trump, Donald Trump Jr. y Kimberly Guilfoyle ven los fuegos artificiales al final del último día de la Convención Nacional Republicana del Jardín Sur de la Casa Blanca en Washington, DC. (Foto: Brendan Smialowski / AFP).
Barron Trump, la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Tiffany Trump, Donald Trump Jr. y Kimberly Guilfoyle ven los fuegos artificiales al final del último día de la Convención Nacional Republicana del Jardín Sur de la Casa Blanca en Washington, DC. (Foto: Brendan Smialowski / AFP).
Redacción EC

Pese a haber perdido las elecciones, el presidente de Estados Unidos, , y sus familiares no han dejado de pedir dinero a sus seguidores, ya no para la campaña, sino para sufragar sus esfuerzos por revertir el resultado electoral.

SIGUE LOS RESULTADOS EN TIEMPO REAL:

Trump no ha reconocido la victoria del candidato demócrata, , pese a que todas las proyecciones de resultados dan ganador a su rival, e insiste, sin presentar pruebas de ello, en que se ha cometido un “fraude” en su contra y hubo “votos ilegales”.

La campaña de Trump y del vicepresidente Mike Pence ha seguido enviando a sus seguidores mensajes, firmados por ellos o por los hijos del gobernante Lara, Eric y Donald Jr., en los que piden fondos para lo que en principio llamaron “Defender las Elecciones” y ahora denominan “Fondo Oficial de Defensa Electoral”.

El equipo legal de Trump ha presentado demandas para que no se contabilicen los votos por correo que llegaron después del cierre de los colegios electorales, aunque el matasellos muestre que fueron emitido a tiempo, y para pedir recuentos de votos en otros casos.

“La gente sabe exactamente lo que está pasando en este país. ¡Es un fraude! Hay discrepancias ridículas en los votos en todo el país, por lo que mi padre ha formado el Grupo de Trabajo de Defensa Electoral para LUCHAR CONTRA esta corrupción”, reza uno de los mensajes firmado por Eric Trump.

“Los demócratas (..) no comprenden el valor y la determinación del pueblo estadounidense. ¿Mi padre puede contar contigo? Contribuye con CUALQUIER CANTIDAD INMEDIATAMENTE para unirte al Grupo de Trabajo de Defensa Electoral”, agrega el mensaje.

La web investopedia calcula que Trump recaudó 595,6 millones de dólares para su campaña, de los que llegó a gastar 574,9 millones.

La campaña de Trump anunció hoy que el congresista republicano por Georgia Doug Collins (GA-9) encabezará el equipo del gobernante para comenzar el recuento de votos “tan pronto como concluya el escrutinio”.

“Nos preocupa la falta de transparencia en el proceso de tabulación, especialmente dados los informes de irregularidades y recolección inadecuada de votos en Georgia”, dijo Matt Morgan, uno de los abogados de Trump y consejero general de su campaña.

“Para que los estadounidenses tengan plena fe y confianza en nuestras elecciones, todos los votos legales deben contarse y todos los votos ilegales o fraudulentos deben ser excluidos”, agregó.

Los abogados de Trump han presentado también una demanda para que se invaliden los votos por correo de Pensilvania llegados tras el cierre de las urnas, y ya han conseguido que se contabilicen aparte.

En una nueva muestra de que Trump se niega a reconocer la derrota, el diario The Washington Post informó hoy de que la persona encargada por el Gobierno para facilitar la transición de gobierno al equipo de Biden se ha negado a firmar una carta que permite al equipo del presidente electo comenzar formalmente su trabajo.

Tras confirmarse su victoria en las urnas, Biden pronunció en la noche del sábado su discurso de la victoria, que tuvo un tono conciliador y en el que pidió unidad y “restañar las heridas”.

Muchos de los pesos pesados del Partido Republicano aún no se han pronunciado sobre el resultado electoral y las intenciones de Trump de proseguir con su disputa del resultado.

Después de la declaración el sábado de que el demócrata Joe Biden había ganado la carrera por la Casa Blanca, el presidente republicano Donald Trump y sus aliados dejaron una cosa clara: no planea ceder en el corto plazo.

"El simple hecho es que esta elección está lejos de terminar. Joe Biden no ha sido certificado como el ganador de ningún estado, y mucho menos de los estados altamente controvertidos que se dirigen a recuentos obligatorios, o estados donde nuestra campaña tiene desafíos legales válidos y legítimos que podrían determinar el vencedor final ", dijo Trump en un comunicado. lanzado por su campaña alrededor del mediodía.

Los aliados y asesores del presidente admitieron en privado que las posibilidades del ex empresario neoyorquino de anular los resultados electorales y permanecer en la Casa Blanca eran escasas. Mientras se preparaban para una eventual concesión, pidieron tiempo para dejar que los desafíos legales siguieran su curso.

“Debería permitir que los recuentos sigan adelante, presentar cualquier reclamo que haya, y luego, si nada cambia, debería ceder”, dijo un asesor de Trump.

La campaña de Trump y los republicanos han presentado numerosas demandas por supuestas irregularidades electorales. Los jueces desestimaron casos en Georgia, Michigan y Nevada.

En Pensilvania, los jueces se pusieron del lado de los republicanos y ordenaron que se dejaran de lado algunas boletas provisionales y otorgaron a los observadores republicanos un mayor acceso al recuento de votos. Los expertos legales dijeron que los desafíos legales eran de alcance demasiado limitado para tener un impacto en el resultado de las elecciones.

Mientras tanto, los republicanos están tratando de recaudar al menos 60 millones de dólares para financiar desafíos legales, dijeron fuentes a Reuters.

“Debe asegurarse de que se cuente cada voto y exigir transparencia. Eso lo coloca en una sólida base retórica”, dijo otro ex funcionario de la Casa Blanca.

Trump estaba en su propiedad de golf en Virginia cuando se convocó la carrera para Biden. Grupos de seguidores de Biden se alinearon en dos cuadras de la ruta de su caravana el sábado por la tarde. Trump volvió a entrar en la Casa Blanca con un sombrero de “Make America Great Again”, luciendo abatido con un teléfono celular en la mano. Los partidarios de Biden se reunieron y celebraron en voz alta cerca de la Casa Blanca.

Trump vuelve a la Casa Blanca y no planea ceder la derrota ante Biden

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue atrincherado en su acusación, sin evidencia, de “fraude” electoral y regresó este domingo a su club de golf privado de Sterling (Virginia) sin reconocer su derrota en las elecciones del martes pasado, mientras el ya mandatario electo, Joe Biden, lanzó su equipo de transición.

Sordo a las celebraciones que se prolongaron hasta la noche en Washington, y que se concentraron en frente a la plaza donde se encuentra la Casa Blanca en el centro de la capital estadounidense, Trump volvió a salir pronto por la mañana hacia su club de golf.

Si el sábado emitió un comunicado en el que subrayaba que “las elecciones aún no habían finalizado” y denunciaba, de nuevo sin evidencias, “fraude” electoral, hoy simplemente se limitó a citar a dos periodistas de Fox, su canal favorito, que alegan irregularidades.

Joe Biden gana la presidencia de EE.UU. y pone fin a cuatro años de la era Trump

¿SIN CONCESIÓN DE LA DERROTA?

Históricamente, una vez que los medios de comunicación proyectan el resultado definitivo en las elecciones de EE.UU., al cabo de unas horas, el derrotado suele llamar al candidato victorioso para felicitarlo.

No obstante, parece que Trump, quien se ha caracterizado por su rechazo a las tradiciones políticas, no tiene previsto reconocer la derrota en el corto plazo.

MIRA: Expresidente George W. Bush felicita a Joe Biden por su victoria en unos comicios “fundamentalmente honestos”

Una de las asesoras de Biden, Symone Sanders, indicó este domingo que “varios republicanos” del Congreso se han puesto en contacto con el presidente electo, pero nadie del círculo cercano de Trump.

“Creo que la Casa Blanca ha dejado claro cuál es su estrategia aquí y que van a continuar participando y agitando estos planes, en muchos casos sin base, legal”, dijo Sanders en una entrevista en la cadena CNN.

Uno de los pocos republicanos que sí salió a felicitar a Biden fue el excandidato presidencial en 2012 y senador, Mitt Romney, quien mostró su disposición a trabajar con el presidente electo.

“Me gustaría ver una salida más elegante (de Trump) pero no es parte de su carácter”, reconoció Romney.

Joe Biden agradece a estadounidenses por "victoria convincente". (AFP).

REPUBLICANOS MUDOS

Además del silencio de Trump, sorprende el de los principales líderes republicanos, quienes tampoco se han pronunciado al respecto.

Es el caso de Mitch McConnell, el líder de la mayoría conservadora en el Senado y uno de los pesos pesados del partido, quien ha evitado comentar, por el momento, la victoria de Biden.

Por su parte, el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, insistió hoy en que “todos los votos legales deben ser contados, todos los escrutinios completados y todas las objeciones legales escuchadas”.

“Solo entonces EE.UU. decide quién ha ganado las elecciones”, remarcó en la cadena Fox.

MIRA: Joe Biden, el hombre que dejó atrás las tragedias personales y derrotó a Donald Trump [PERFIL]

Pese a que hay estados en los que el reñido resultado obliga a un recuento, como es el caso de Georgia, lo cierto es que la capacidad legal de disputa de Trump es limitada ya que la ventaja lograda por el demócrata es considerada irreversible.

El presidente Donald Trump regresa a la Casa Blanca después de jugar golf el 7 de noviembre. (Foto de ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP).
El presidente Donald Trump regresa a la Casa Blanca después de jugar golf el 7 de noviembre. (Foto de ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP).

Biden y Kamala Harris se convirtieron en la mañana del sábado en presidente y vicepresidenta electos de EE.UU., tras cuatro días de escrutinio agónico después de las elecciones del martes, que hacían presagiar que el cómputo podría eternizarse en varios estados clave.

Sin embargo, poco antes de las 11.30 hora local de la costa este (16.30 GMT) las principales cadenas de televisión emitían sus proyecciones que daban como ganador al candidato demócrata, después de que ampliara su ventaja en Pensilvania en más de 30.000 votos sobre Trump, y superats la cifra mágica de 270 votos electorales necesarios para el triunfo.

La noticia provocó que las ciudades donde hay una mayoría demócrata, como Washington, Nueva York y San Francisco, se convirtieran en toda una fiesta con ríos de gente inundando sus calles y gritando “Trump estás despedido”, la mítica frase que el magnate pronunciaba en el programa “The Apprentice”.

Fuente: EFE

Algunos privilegios del presidente de Estados Unidos. (AFP).
Algunos privilegios del presidente de Estados Unidos. (AFP).

_________________________________

LOS ESTADOS CLAVE

Para llegar a la Casa Blanca, hay que ganar la mayoría de los grandes electores por estado. Esto hace que se concentre la atención en un puñado de estados que pasan de un partido a otro en cada ciclo electoral.

Biden adelanta a Trump en los sondeos en Michigan (+5,1 puntos) y Wisconsin (+6,6 puntos), dos estados del norte de Estados Unidos donde el magnate republicano se impuso sorpresivamente hace cuatro años, lo que contribuyó a su victoria.

En , uno de los estado considerados como clave, el demócrata ha remontado como posible ganador durante la mañana del viernes. Con una ventaja de 5.587 votos, Biden podría conseguir los 20 votos electorales y ser declarado ganador de las elecciones presidenciales.

En los estados del sur del país, las intenciones de voto están más disputadas.

Florida, un estado que Trump debe conservar si quiere seguir en la Casa Blanca, los candidatos están cabeza a cabeza, con 1,7 puntos de ventaja para Biden, según el compilado Real Clear Politics.

El último sondeo del diario The New York Times/Siena da a Biden tres puntos por delante de Trump en Florida, pero la encuesta de Washington Post/ABC News, da la ventaja al republicano por dos puntos.

En Arizona la situación se repite con una ventaja de un punto para Biden.

En Carolina del Norte, la tendencia se invierte y da una ligera ventaja de 0,5 puntos para Trump.

El camino a la Casa Blanca. (AFP).
El camino a la Casa Blanca. (AFP).

Este es un repaso de los grandes momentos de una campaña extraordinaria, alterada por la pandemia de coronavirus.

Las primarias

La batalla por las primarias del Partido Demócrata, con un gran número de candidatos, tuvo un mal comienzo para Joe Biden.

A principios de febrero, en Iowa, el primer estado en acudir a las urnas, sufrió un amargo fracaso.

MIRA: De plagios y tragedias: la historia menos conocida de Joe Biden | PERFIL

Bernie Sanders se convirtió en favorito, pero Biden recuperó el liderazgo en Carolina del Sur, gracias al respaldo de los afroestadounidenses.

Escenarios posibles luego de las elecciones en Estados Unidos. (AFP).
Escenarios posibles luego de las elecciones en Estados Unidos. (AFP).

A principios de abril, Sanders abandonó la carrera, dejando a Biden el terreno libre para ganar la interna.

Por su parte, Donald Trump, sin un rival serio, se convierte en el candidato republicano.

Línea de vida de Joe Biden. (AFP).
Línea de vida de Joe Biden. (AFP).

El COVID-19 detiene la campaña

La irrupción en marzo de la pandemia de coronavirus trastornó por completo la campaña. El virus pone fin a todas las reuniones públicas.

Biden se aísla en su casa de Wilmington, Delaware.

MIRA: El niño mimado que se convirtió en presidente de EE.UU.: la historia de Donald Trump | PERFIL

Trump habla a diario sobre el coronavirus desde la Casa Blanca, haciendo de este encuentro un foro político.

A mediados de junio, el presidente intentó revivir su campaña con una gran manifestación en Oklahoma, pero fue un fiasco.

Línea de vida de Donald Trump. (AFP).
Línea de vida de Donald Trump. (AFP).

Convenciones virtuales

Las convenciones demócrata y republicana, durante las cuales los candidatos son investidos oficialmente, se realizaron casi en su totalidad de manera virtual.

A fines de agosto, Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris, aceptaron su nominación desde Wilmington.

Unos días después, fue investido Trump, que se trasladó a Charlotte (Carolina del Norte) para inaugurar la convención en persona.

Republicanos vs. Demócratas: ¿Quién ganará la presidencia de Estados Unidos? |El Comercio te explica

Primer debate caótico

A finales de septiembre, los dos candidatos se enfrentaron en un duelo verbal televisado, plagado de burlas, ataques personales y constantes interrupciones que a menudo impidieron escuchar los argumentos.

Trump y Biden: ¿Qué ocurrió en el primer debate por la presidencia de EE.UU?

Trump en el hospital

El 1 de octubre Trump anunció haber dado positivo al coronavirus.

Pasó tres noches en el hospital, antes de pedir a los estadounidenses que no permitieran que el virus los “dominara” cuando regresó a la Casa Blanca, donde permaneció recluido durante unos días.

Se canceló el segundo debate entre los candidatos, pues el mandatario se niega se plano a que sea de forma virtual.

Donald Trump y su esposa Melania dan positivo a coronavirus. (AFP).

Último debate y maratón de reuniones

Recién recuperado, Donald Trump continúa realizando mítines electorales en todo el país.

El 22 de octubre, se reallizó el debate final entre ambos en Nashville, Tennessee. Los intercambios son animados pero más disciplinados.

En la recta final, Joe Biden limita el tamaño de sus mítines, pero sale a la cancha.

Trump promete una vacuna "en semanas" y Biden pronostica "un invierno oscuro". (Video EFE / Foto: AFP).

Estos serán los ejes de la noche electoral:

CONGRESO

Cámara de Representantes

Se renuevan los 435 escaños de la Cámara de Representantes. Actualmente, con mayoría demócrata 237-197. Las encuestas apuntan a una posible ampliación del control de los progresistas. La presidenta de la Cámara, la legisladora Nancy Pelosi, ya anunciado que buscará seguir al frente. Entre las figuras en alza está la joven estrella demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, que se prevé que mantendrá su escaño.

Senado

En el Senado el resultado es más incierto y será uno de los elementos más importantes de la noche electoral. Los republicanos controlan la Cámara Alta por un estrecho margen: 53-47. En esta ocasión se renuevan 35 de los 100 senadores. Los demócratas consideran posible arrebatar la mayoría, ya que de 23 de esos 35 están ahora en manos de republicanos, y muchos de ellos enfrentan contiendas disputadas.

El control del Senado es fundamental ya que es donde se confirman los altos cargos del Ejecutivo y los jueces del Tribunal Supremo.

Elecciones al Congreso de Estados Unidos. (AFP).
Elecciones al Congreso de Estados Unidos. (AFP).

GOBERNADORES

También se deciden el martes los gobernadores de 11 de los 50 estados del país: Misuri, Montana, Carolina del Norte, Nuevo Hampshire, Virginia Occidental, Delaware, Indiana, Dakota del Norte, Utah, Vermont y Washington. En Estados Unidos los estados cuentan con amplios margen de actuación por lo que controlar las casas de Gobernaciones es una importante palanca de poder.

COLEGIO ELECTORAL

La elección presidencial en EE.UU. no resulta del voto directo de los ciudadanos, sino que es el Colegio Electoral, de 538 miembros, distribuidos en proporción a la población de cada estado, el que decanta la victoria de un candidato, en este caso Donald Trump y el demócrata Joe Biden. Para lograr la victoria, por tanto, se necesitan 270.

Número de miembros del Colegio Electoral de EE.UU. por estado. (AFP).
Número de miembros del Colegio Electoral de EE.UU. por estado. (AFP).

Hace cuatro años, aunque Trump recibió unos 3,2 millones de votos menos que su rival demócrata Hillary Clinton, el candidato republicano obtuvo la victoria al acaparar más votos en el Colegio Electoral.

Cómo funciona el colegio electoral de Estados Unidos. (AFP).
Cómo funciona el colegio electoral de Estados Unidos. (AFP).

ESTADOS CLAVE

Dado que la mayoría de los estados votan de manera inequívoca y repetida por alguno de los partidos, todo se decide en un puñado de estados, en torno a una decena, los llamados bisagra (swing states).

A medida que las tendencias demográficas han cambiado el rostro del país, a los tradicionales Ohio (20 electores) Florida (29), Pensilvania (20), Ohio (18) y Carolina del Norte (15) se suman en esta ocasión estados del cinturón industrial del Medio Oeste como Wisconsin (10) y Michigan (16), y otros del oeste como Arizona (11) y Nevada (6).

Los estados clave. (AFP).
Los estados clave. (AFP).

¿QUÉ MÁS SE VOTA?

En las elecciones también se votan una serie de iniciativas populares en función de cada estado.

Los votantes de cuatro estados Dakota del Sur, Nueva Jersey, Arizona y Montana decidirán si legalizan el uso recreativo de la marihuana.

En Florida, se votará la subida progresiva del salario mínimo de 10 dólares la hora en 2021 a 15 dólares la hora en 2026.

Y en Texas la propuesta la número 4 busca refrendar el respaldo explícito al muro fronterizo con México: “Texas debe apoyar la construcción de una barrera física o muro y el uso de equipo de vigilancia de defensa existente a lo largo de toda la frontera sur del estado”, reza el texto en la papeleta.

¿CUÁNDO SE SABRÁ EL RESULTADO?

Normalmente, los estadounidenses se acuestan tarde el primer martes de noviembre de elecciones, pero conociendo al nuevo presidente. En esta ocasión, sin embargo, la cuestión no parece tan clara. La pandemia ha provocado que se dispare el número de votos por correo y, si el resultado es muy competido, podría tardarse días en conocer el desenlace dado que habría que contar todos esos votos.

Aunque las encuestas dan una ligera ventaja al candidato demócrata, Joe Biden, en algunos estados se prevé un resultado muy reñido. La situación en Florida, por ejemplo, es de empate técnico por lo que puede haber que esperar hasta revisar el último de los votos.

A ello se suman las insinuaciones del presidente Trump, sin evidencia alguna, de posible fraude electoral y la posibilidad de que cuestione los resultados en caso de una victoria por parte de Biden.

Fuente: Reuters / EFE / AFP

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

___________________________

VIDEO RECOMENDADO

La tensión y la participación se disparan en Estados Unidos

La tensión y la participación se disparan en Estados Unidos

TE PUEDE INTERESAR