Imagen de Noé Jiménez-Cortés difundida por las autoridades policiales antes de su captura. Su víctima, Aniuska Reguisero-Garcés, pudo advertir a las autoridades que él la había quemado. (Foto: BROWARD COUNTY SHERIFF'S OFFICE)
Imagen de Noé Jiménez-Cortés difundida por las autoridades policiales antes de su captura. Su víctima, Aniuska Reguisero-Garcés, pudo advertir a las autoridades que él la había quemado. (Foto: BROWARD COUNTY SHERIFF'S OFFICE)
Redacción EC

Noé Jiménez-Cortés, un hombre hispano que quemó a su novia en una vivienda en el noviembre del año pasado, ha sido acusado formalmente de asesinato e incendio provocado luego de que la víctima, Aniuska Reguisero-Garcés, falleciera como consecuencia de las quemaduras.

MIRA: Pence rechaza invocar la 25ª Enmienda para apartar del cargo a Trump por el asalto al Capitolio

El feminicidio ocurrió en la localidad de North Lauderdale, en el sur de Florida, cuando Jiménez-Cortés roció a la mujer con un líquido inflamable y luego la encendió con un cigarrillo.

Un vecino reportó el hecho al 911 luego de escuchar los gritos de Reguisero-Garcés, de 34 años, según señala la oficina del alguacil.

“Una mujer está gritando afuera de su casa como loca”, dijo dicha persona en su llamada, según reportó el diario local . “Está quemada”, aseguró.

La mujer, que tenía el 99% de su cuerpo afectado por el fuego, salvo en la planta de los pies y una parte de un tobillo, fue ingresada de urgencia en un hospital local, donde murió el pasado 29 de diciembre.

Según la oficina del alguacil, Jiménez-Cortés -que huyó de la escena de los hechos antes de la llegada de los efectivos- tenía un billete de autobús con destino a México.

“Yo nada más escuché ‘toc, toc’ a través de la pared”, explicó Jamila Navarrete, vecina de la víctima, a la estación . “Probablemente estaba tambaleándose y tratando de abrir la puerta”, dijo.

“Yo pienso que la corte debería saber que los médicos no esperan que la víctima sobreviva a sus heridas”, explicó antes de la muerte de Reguisero-Garcés el asistente del fiscal de distrito, Alix Buckelew, durante la audiencia del sospechoso realizada por medio de la aplicación Zoom.

Pese a la gravedad de las quemaduras, Aniuska Reguisero-Garcés pudo advertir a las autoridades que su novio la había quemado, algo que cámaras de seguridad en el lugar terminaron por confirmar.

Según el , Jiménez-Cortés dijo a los investigadores que estaba motivado por los celos. Detalló que poco antes del ataque vio a su novia con dos hombres que la habían ayudado a poner en marcha su automóvil frente a un bar cercano y que besó a uno de ellos cuando se fue.

El asesino aseguró que la acusó de burlarse de él y hacer planes para reunirse con otro hombre al día siguiente mientras el estuviera trabajando.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Trump aislado y amenazado por segundo juicio de destitución

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS