Wesley Purkey fue declarado culpable en 20032 de haber violado y asesinado a una joven de 16 años. (Kansas Department of Corrections/AP).
Wesley Purkey fue declarado culpable en 20032 de haber violado y asesinado a una joven de 16 años. (Kansas Department of Corrections/AP).
Redacción EC

Las autoridades federales de llevaron a cabo este jueves la de un reo desde 2003, la de Wesley Purkey, después de recibir la autorización final del Tribunal Supremo. El sujeto de 68 años fue condenado por el secuestro, violación y asesinato de una joven adolescente en 1998.

MIRA. Mapa del coronavirus en el mundo HOY: casos confirmados y número de muertos

Purkey llevaba en el corredor de la muerte desde 2003, donde fue recluido por el crimen de Jennifer Long, una adolescente de 16 años, en el estado de Kansas en 1998.

El preso había sido condenado también por la muerte de una mujer de 80 años en ese mismo año. En esta oportunidad, utilizó un martillo para quitarle la vida a la anciana que padecía polio.

MIRA: España: sacrificarán casi 100.000 visones por contagios de coronavirus

Sin embargo, estos dos salvajes asesinatos no son más que una pequeña muestra de todo su historial delictivo. Purkey cuenta con 23 años de robos, horrendos crímenes y polémicas libertades condicionales.

El largo historial delictivo de Wesley comenzó en 1975: fue detenido por robo, pero al poco tiempo violó su libertado condicional y fue llevado nuevamente a prisión. Así estuvo hasta 1980.

En 1981, de nuevo en libertad condicional, Purkey y otro sujeto hurtaron y robaron un hombre de Wichita. Le dispararon dos veces en la cabeza. De manera sorprendente, la víctima sobrevivió, pero Purkey fue condenado a 15 años de cárcel.

Las autoridades lo consideran “manipulador”, “amoral”, y “psicópata”, según registros policiales a los que tuvo acceso el diario Kansas City Star. Además, no cooperaba con los procesos legales y desafiaba a los oficiales.

Sin embargo, en 1886 pareció cambiar de comportamiento: trabajó en un taller pintura para reos, estudió literatura en una universidad comunitaria y se unió a una asociación de alcohólicos anónimos. También se alejó de las drogas.

Fue por esos motivos que, tras una evaluación en 1992, un consejero lo consideró un psicópata “clásico”, pero con educación e inteligencia. En resumen, una persona que trataba de moderar sus comportamientos antisociales.

Años más tarde, en 1997, familiares y amigos pidieron la libertad condicional, argumentando que ya había madurado. Los afectados por sus actos ilícitos se opusieron, pero de igual manera salió en libre en 1997, a los 46 años.

Esta nueva oportunidad lo desconcertó y regresaron los problemas. Según añade Kansas City Star, le fue difícil encontrar trabajo y volvió a caer el alcoholismo, así como en el consumo de cocaína.

Su vida comenzó a recuperar todos los malos hábitos y en ese proceso se encontró con Jennifer, la adolescente que asesinó en 1998, un mes después de que cumpliera 16 años. Ese día, la joven debía ir con su padrastro al examen de manejo, pero no regresó a su casa.

Pasaron meses de búsqueda incesante de la adolescente, pero ni la familia ni la policía tenía rastros. “No había forma de que ella huyera”, declaró su madre, Glenda Lamont.

Sin embargo, el 27 de octubre las autoridades dieron con Purkey porque asesinó a la mujer de la tercera edad. Él ya estaba trabajando en una plomería de Kansas City cuando fue enviado a la casa de Mary Ruth Bales para realizar unas reparaciones en la cocina.

En la negociación, el criminal le pidió dinero para comprar materiales de trabajo y en lugar de cumplir con su labor lo cambió por crack y una prostituta que llevó a la casa de Bales. Al ser descubierto, Purkey golpeó a la anciana con un martillo.

Sorprendentemente, Wesley se entregó a la policía y confesó todo. Fue condenado a 32 años de prisión. Incluso, fue más desconcertante el hecho de que se comprometiera a ayudar a resolver otro caso a cambio de ser trasladado a una prisión federal.

Poco a poco fue contando detalles sobre el paradero de Jennifer a los policías hasta que fue denunciado por violar, apuñalar y desmembrar a la adolescente con una sierra eléctrica. Quemó a su víctima y arrojó los restos a una fosa de Kansas.

VIDEO RECOMENDADO

Corte Suprema de EEUU autoriza primeras ejecuciones federales en 17 años

TE PUEDE INTERESAR