Un sujeto generó pánico en un centro comercial de Chicago al conducir su camioneta dentro del establecimiento. (Foto: @nbcchicago)
Un sujeto generó pánico en un centro comercial de Chicago al conducir su camioneta dentro del establecimiento. (Foto: @nbcchicago)
Redacción EC

Chicago. Un hombre generó alarma este viernes en un centro comercial de , en , cuando condujo su camioneta dentro del establecimiento, según reportaron  medios locales.

El incidente se desarrolló en el centro comercial Woodfield en Schaumburg este viernes por la tarde. La policía arrestó al conductor del vehículo, que aún no fue identificado, según reporta el diario 'Daily Mail'.

► 

► 

► 

El medio local 'Fox 32' informó inicialmente que había temores de que un tirador estuviera en la escena. Sin embargo, corrigieron la información poco después para decir que era una falsa alarma.

Un usuario de Twitter grabó el incidente con la cámara de su celular. Las imágenes muestran a un conductor de sexo masculino acelerando su camioneta y chocando en varias tiendas del centro comercial. Esto generó alarma y gritos entre los compradores.

La policía de la aldea Schaumburg, Illinois, que se encuentra a menos de 50 kilómetros de Chicago, afirmó que no se reportaron heridos durante el incidente.

Luego del incidente el FBI de Chicago, a través de su cuenta de Twitter, afirmó que el incidente fue controlado y que no existe una amenaza para el orden público.

Testigos de la escena describieron lo sucedido. "Ver todo el pánico, definitivamente fue aterrador. Escuchas sobre estas cosas en las noticias todo el tiempo, y no esperarías que se acerque tanto a donde vives. Es una situación desordenada", dijo Nikko Danz a "The Chicago Tribune".

Otro hombre que estaba trabajando en ese momento dijo que fue alertado por primera vez del peligro cuando la gente comenzó a entrar a su tienda.

"De repente, solo vemos gente corriendo por nuestra tienda, entrando a nuestra tienda", dijo Jonathan Galingan.

"Estaban gritando 'tirador activo'. Todos entramos en pánico y estábamos en estado de shock, así que comenzamos a escoltar a las personas hacia nuestra puerta trasera '', dijo.

Debido al incidente, los locales de este centro comercial cerraron y muchos empleados se cobijaron en los muebles de las tiendas esperando instrucciones de las autoridades.