Mijail Gorbachov y Ronald Reagan bromean durante una ceremonia en la Casa Blanca en 1987. (REUTERS).
Mijail Gorbachov y Ronald Reagan bromean durante una ceremonia en la Casa Blanca en 1987. (REUTERS).
Redacción EC

Justo cuando el expresidente de , , era recibido con bombos y platillos en , uno de los soldados suizos se desmayó. El clima extremadamente frío pasaba factura.

MIRA: El día de 1983 en que el mundo estuvo al borde de una guerra nuclear (y cómo nos acabamos de enterar)

Pero, así como la temperatura se tumbó al militar, esta también empezaría a agrietar cortina que dividía al mundo en dos partes. En esa Convención de Ginebra de 1985, se empezaría a gestar el fin de la Guerra Fría.

Incluso, daría pie a una peculiar amistad entre Reagan y el líder de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov.

Al respecto, el portal de recuerda:

La reunión fue una sorpresa si se considera que Reagan solía tener un discurso incendiario contra el comunismo y la Unión Soviética, pero respondía a sus deseos de terminar con la carrera de armas nucleares”.

Por el otro lado, cuenta la misma fuente, Gorbachov estaba interesado en mejorar sus relaciones con Estados Unidos para poder sacar adelante su gran reforma, la Perestroika.

El resultado se graficó con una fotografía en la que ambos mandatarios conversaban afablemente cerca del fuego de una chimenea.

Una amistad improbable: Mijail Gorbachov y Ronald Reagan. Imagen de su primera reunión en Ginebra, el 19 de noviembre de 1985. (REUTERS).
Una amistad improbable: Mijail Gorbachov y Ronald Reagan. Imagen de su primera reunión en Ginebra, el 19 de noviembre de 1985. (REUTERS).

Y, según , incluso las esposas de los presidentes -Raisa Gorbachova y Nancy Reagan- charlaron amenamente mientras compartían el té.

Como resultado de las reuniones que los líderes tuvieron entre el 19 y el 20 de noviembre de 1985, se consiguieron seis acuerdos que abarcaron como el “cultural, intercambios científicos y hasta cuestiones medioambientales”.

MIRA: Joe Biden llega a Ginebra para su histórica cumbre del miércoles con Vladimir Putin

HISTORIA DE UNA AMISTAD

Un artículo de “ recuerda el libro “The End of the Cold War: 1985-1991” de Robert Service, en donde se aclara a qué se debió el cambio de postura de Ronald Reagan sobre la Unión Soviética.

¿Cómo pasó de pensar que la URSS era el diablo a estar dispuesto a dialogar con el enemigo?

Según el artículo, Reagan decidió no hacer caso a sus asesores más conservadores y apostó por darle una oportunidad a Mijaíl Gorbachov, quien un “líder soviético distinto que buscaba cambiar algunas políticas tradicionales”.

Reagan decidió hacer negocios con Gorbachov de forma que este tuviera tiempo y espacio para llevar a cabo la Perestroika y el Glasnost”, apunta el “”.

La decisión cambiaría incluso la relación entre ambos.

En 1990, durante una visita a Moscú, Reagan :

Creo, francamente, que el presidente Gorbachov y yo hemos descubierto una suerte lazo que nos une, una amistad entre ambos que esperamos que trascienda a todas las personas”.

Nancy y Raisa, esposas de Ronald Reagan y Mijail Gorbachov. (REUTERS).
Nancy y Raisa, esposas de Ronald Reagan y Mijail Gorbachov. (REUTERS).

La relación perduró lo suficiente que, cuando el estadounidense falleció en junio del 2004, Gorbachov :

Me ha impactado su muerte. Él me tuvo fe en los que quizás fueron los años más difíciles del final del siglo XX”.

Y sumó: “Para usar los términos de entonces, él fue un águila. Sin embargo, un águila que amaba la vida, un hombre que respetaba las tradiciones, y creo que muy preocupado por cómo lo iba a recordar la historia. Su meta y su objetivo de vida era entrar a la historia como hacedor de paz”.

Por supuesto que el cambio no se dio de la noche a la mañana. Según , ambos presidentes intercambiaron más de 40 cartas (“muchas a puño y letra”) en tres años, lo que los habría acercado.

Las reuniones que siguieron a la de 1985 también fueron importantes en la creación del vínculo. Ambos en octubre de 1986 en Reykjavik (Islandia) y, un año más tarde, en Washington.

Pero Ginebra fue vital. El portal anota que allí ambos debatieron, “a veces con bastante ferocidad sobre cuestiones internacionales”, pero que Gorbachov dejó una gran impresión sobre Reagan.

Este último, , llegó a describir al soviético como una persona que tenía “calidez en su rostro y estilo” y “no la frialdad que bordea el odio que había visto en la mayoría de los otros líderes soviéticos de alto nivel que había conocido hasta entonces”.

Gorbachov diría años más tarde que por la cual pudieron tener una buena relación fue porque ambos tenían una gran capacidad para comunicar sus ideas.

Lo que siguió fueron años en los que los soviéticos, quienes se alejaban de la doctrina comunista, se acercaron a EE.UU. y Europa. Según un artículo de laWashington envío asesores políticos y económicos” para trabajar con Rusia, pero hubo un choque entre las maneras de pensar.

Gorbachov se despide del cuerpo de Ronald Reagan, el 10 de junio del 2004. (AP).
Gorbachov se despide del cuerpo de Ronald Reagan, el 10 de junio del 2004. (AP).

Allí se explica: “Resultó que los siglos de historia rusa y soviética habían generado un entendimiento específico y especial del lugar que debía ocupar Rusia en el mundo y del tipo de gobierno que debería tener”.

Y se agrega: “La década de 1990, durante la cual la sociedad rusa fue más pluralista que en la actualidad, se recuerda como una época de caos en la que solo unos pocos se enriquecían y muchos empobrecían, y como un periodo de ‘humillación’ para el país, al tener que aceptar una agenda mayormente dictada por Estados Unidos.

Así fue que las buenas relaciones entre Estados Unidos y Rusia llegaron a su punto más bajo en el 2008, cuando el expresidente ruso Dmitri Medvédev que no le temía a una nueva Guerra Fría.

Desde entonces, según “”, la relación entre las potencias regresó al mismo lugar en donde se encontraban en 1983.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR