Esta imagen ha incendiado los ánimos entre los diferentes líderes religiosos del país: Trump sosteniendo la Biblia delante de la histórica iglesia episcopaliana de San Juan, en Washington DC. (Reuters)
Esta imagen ha incendiado los ánimos entre los diferentes líderes religiosos del país: Trump sosteniendo la Biblia delante de la histórica iglesia episcopaliana de San Juan, en Washington DC. (Reuters)

La desafiante visita del presidente a la histórica iglesia de San Juan, en Washington DC, ha recibido una lluvia de críticas de diferentes líderes religiosos en , que han criticado la utilización de la fe y de la Biblia para fines políticos, en medio de las protestas en todo el país por la muerte de .

El lunes, el mandatario se dirigió a pie desde la Casa Blanca a esta iglesia episcopaliana, ubicada a pocos metros y perteneciente a la comunidad anglicana, para colocarse en la puerta y posar delante de los fotógrafos sosteniendo una Biblia junto a miembros de su staff. No entró al templo, no habló sobre George Floyd ni sobre las manifestaciones.

"Esto se hizo en un momento de profundo dolor en nuestro país, y su acción no hizo nada para ayudarnos o curarnos", expresó Michael Curry, el obispo presidente de la Iglesia Episcopal en el país y el primer afroamericano en ocupar este cargo. “Utilizó el edificio de una iglesia y una sagrada Biblia con fines políticos partidistas”, agregó.

Pero Trump no solo posó delante de esta iglesia de 200 años. Antes de que el presidente llegara, la policía despejó a manifestantes pacíficos que estaban frente al recinto con bombas lacrimógenas.

Al respecto, la reverenda Mariann Budde, obispa de la diócesis episcopal de la capital estadounidense, informó sentirse “indignada” por la visita de Trump y destacó que el mandatario no se detuvo a rezar en la iglesia, un sitio a donde han concurrido todos los presidentes desde principios del siglo XIX. “El presidente ha usado una Biblia, el texto más sagrado de la tradición judeocristiana, y una de las iglesias de mi diócesis, sin permiso, como telón de fondo para un mensaje antitético a las enseñanzas de Jesús", le dijo a CNN.

“Nos alineamos con aquellos que buscan justicia por la muerte de George Floyd y muchos otros. Y simplemente no puedo creer lo que mis ojos han visto ", agregó. Budde se quejó de que no se le avisó con anticipación sobre la llegada del presidente a la iglesia de San Juan.

El rabino Jack Moline, presidente de la Alianza Interreligiosa, calificó la acción de Trump como “uno de los abusos de religión más flagrantes que he visto”. “Esto solo subraya la completa falta de compasión del presidente por los afroamericanos y las consecuencias letales del racismo”, expresó en un comunicado en Twitter.

Desde el catolicismo

El sacerdote jesuita James Martin, editor de “America Magazine” y consultor del Dicasterio de Comunicaciones, también se quejó por el uso de la religión por parte del presidente Trump. “Esto es desagradable. La Biblia no es un accesorio. Una iglesia no es una sesión de fotos. La religión no es una herramienta política. Dios no es un juguete”, escribió en Twitter.

“¿Alguna vez se ha usado la Biblia de una manera más falsa y explotadora?”, también señaló en Twitter el sacerdote católico Edward Beck, que suele ser comentarista para temas de religión en la cadena CNN.

Pero las críticas de la jerarquía católica también se manifestaron en torno a la visita que hoy realizó el mandatario estadounidense al Santuario Nacional de San Juan Pablo II en Washington. Trump y su esposa Melania, que es católica, estuvieron varios minutos frente a la estatua del pontífice fallecido en el 2005 y luego ingresaron en el recinto.

El presidente Donald Trump y su esposa, Melania, visitaron el Santuario Nacional de San Juan Pablo II, en la capital estadounidense. (Reuters)
El presidente Donald Trump y su esposa, Melania, visitaron el Santuario Nacional de San Juan Pablo II, en la capital estadounidense. (Reuters)

“El presidente se paró delante de la estatua de un papa que condenó el racismo, que advirtió sobre la exaltación propia de las naciones y que apoyó activamente las protestas del movimiento Solidaridad en Polonia en su lucha por la justicia”, agregó el padre Martin.

“Encuentro desconcertante y reprensible que cualquier instalación católica se permita ser tan mal utilizada y manipulada de una manera que viole nuestros principios religiosos, que nos llaman a defender los derechos de todas las personas, incluso aquellas con quienes podríamos estar en desacuerdo”, expresó en un comunicado el arzobispo de Washington, Wilton Gregory, quien es el obispo afroamericano de más alto rango de la nación.

El arzobispo de Washington DC, Wilton Gregory, manifestó su rechazo a la presencia del presidente Trump en una capilla dedicada a San Juan Pablo II. (AP)
El arzobispo de Washington DC, Wilton Gregory, manifestó su rechazo a la presencia del presidente Trump en una capilla dedicada a San Juan Pablo II. (AP)

“Mientras Trump visite el Santuario Nacional de San Juan Pablo II, espero que algunos proclamen el evangelio de hoy (Marcos 12:13-17) donde los fariseos y partidarios de Herodes fueron desenmascarados por su hipocresía”, señaló en otro ‘tuit’ el obispo John Stowe, de Lexington, Kentucky.

VIDEO RECOMENDADO

Spiderman barre las calles tras las protestas por la muerte de George Floyd. [2/6/2020]

TE PUEDE INTERESAR