En la imagen, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con los medios sobre el South Lawn de la Casa Blanca antes de abordar el Marine One en Washington. (Foto: AFP).
En la imagen, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con los medios sobre el South Lawn de la Casa Blanca antes de abordar el Marine One en Washington. (Foto: AFP).
Redacción EC

Washington. El presidente de, , se esforzó el miércoles por distanciarse del embajador de su país ante la Unión Europea, , que hizo unas declaraciones comprometedoras en la investigación para un eventual juicio político, y dijo que sus palabras le exoneraban por completo.

“No lo conozco muy bien. No he hablado mucho con él”, dijo Donald Trump a periodistas en la Casa Blanca, después de que el embajador testificara que siguió la órdenes del presidente de buscar un acuerdo “quid pro quo” (una cosa por otra) con Ucrania.

En un tuit del 8 de octubre, Donald Trump se mostró menos distante con Sondland, a quien el mandatario designó como embajador ante la Unión Europea, y lo definió como “realmente un buen hombre y un gran estadounidense”.

“Fue una conversación corta y abrupta”, dijo Donald Trump, en referencia a una charla entre ambos, antes de leer unas notas que portaba en las que, según él, quedaba claro que nunca pidió a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, que investigase a un rival político.

“'¿Qué quieres de Ucrania?'”, afirmó el presidente que le preguntó Sondland. “Aquí mi respuesta: ‘No quiero nada. No quiero nada. No quiero un quid pro quo. Dile a Zelenski que hago lo correcto’”, dijo el presidente que le respondió al embajador.

El mandatario recreó varias veces esta charla ante los periodistas congregados en la Casa Blanca.

“Entonces él dice: esta es la última palabra del presidente de Estados Unidos. No quiero nada”.

“Diría que esto significa que todo se ha acabado”, espetó Donald Trump.

Los opositores demócratas investigan a Donald Trump por presunto abuso de su cargo para presionar a un país, en este caso Ucrania, en su propio beneficio de cara a las próximas elecciones presidenciales del 2020.

Donald trump

Sondland aseguró ante el comité que lleva a cabo la investigación de cara a una eventual destitución del presidente que siguió las órdenes de Donald Trump de buscar un acuerdo “quid pro quo” con Ucrania para que investigasen al entorno de Joe Biden, uno de sus posibles rivales demócratas en la carrera presidencial.

El embajador aseguró también que “nunca recibió una respuesta clara” de por qué la Casa Blanca suspendió la ayuda a Ucrania, que combate un movimiento separatista apoyado por Rusia, pero que cree que esta decisión estaba ligada a las investigaciones que quería el presidente.

Fuente: AFP