¿Donald Trump abusó de su poder? Nueva evidencia surge en audiencias televisadas. (Video: AFP).
Redacción EC

Washington. Nueva evidencia que refuerza las sospechas de abuso de poder del presidente surgió el miércoles, en el primer día de históricas audiencias televisadas en el Congreso de Estados Unidos para determinar si el mandatario republicano debe ser llevado a juicio político.

Bill Taylor, el principal diplomático de Washington en Kiev, declaró al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, que lleva a cabo los interrogatorios, que a Trump “le importaba más” que el gobierno ucraniano investigara a su rival demócrata Joe Biden que la situación en Ucrania, en lucha contra separatistas respaldados por Rusia.

Taylor sorprendió al afirmar bajo juramento que se había enterado recientemente de una llamada telefónica entre Trump y el embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland. Un colega suyo que estaba al tanto de la conversación le dijo que, al finalizar la charla, le preguntó a Sondland qué pensaba Trump sobre Ucrania.

“El embajador Sondland respondió que al presidente Trump le preocupaba más investigar a Biden”, dijo Taylor.

Los demócratas que controlan la Cámara baja acusan a Trump de usar la política exterior para su beneficio político personal, usando la asistencia militar estadounidense para presionar a Kiev para abrir una investigación sobre supuesta corrupción de Biden y su hijo Hunter, que integraba el directorio de la compañía de gas ucraniana Burisma.

AFP.
AFP.

Exvicepresidente de Barack Obama, Biden está bien posicionado para disputarle a Trump la reelección en 2020.

“Retener asistencia militar a cambio de ayuda con una campaña política nacional en Estados Unidos sería una locura”, afirmó Taylor.

Taylor también dijo que las presiones para que se investigara a los Biden provenían de “un canal diplomático irregular” que involucraba el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani.

GIULIANI, EL JEFE DE UN CANAL “ALTAMENTE IRREGULAR”

Según lo indicado por Taylor, el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, era el líder de un canal “altamente irregular” de comunicación con Ucrania y que estaba socavando los objetivos oficiales de la diplomacia estadounidense en el país europeo, al que Washington había pedido reformas energéticas y luchar contra la corrupción.

En repuesta, Giuliani, cuyo nombre fue repetido una y otra vez durante las audiencias, dijo a la CNN que no había “hecho nada malo” en relación a su trabajo y defendió que todo lo que hizo en Ucrania fue a nivel personal y no tenía que ver con Trump, al que ha tratado de proteger del escándalo.

ES UNA “LOCURA” CONGELAR LA AYUDA MILITAR A UCRANIA

Taylor calificó de “locura” la decisión de Trump de condicionar 400 millones de ayuda militar a Ucrania a un compromiso por parte de Kiev sobre las investigaciones relacionadas con Biden.

Taylor, en un intercambio de mensajes de texto ya había calificado de “locura” esa decisión, pero hoy reiteró su postura: “Escribí que retener la asistencia de seguridad a cambio de ayuda para una campaña política en EE.UU. sería una locura. Lo creía entonces y lo creo ahora”, subrayó.

Donald Trump recibió al presidente turco Recep Tayyip Erdogan. (REUTERS/Tom Brenner).
Donald Trump recibió al presidente turco Recep Tayyip Erdogan. (REUTERS/Tom Brenner).

TRUMP, “DEMASIADO OCUPADO” PARA SEGUIR LA AUDIENCIA

Trump, por su parte, aseguró estar “demasiado ocupado” como para ver en directo la primera audiencia pública de la investigación de la Cámara Baja, que comenzó a las 10.00 hora local (15.00 GMT) y que, a pesar de su duración, fue retransmitida sin interrupción por las principales cadenas de televisión del país.

“Es una caza de brujas, una farsa. Estoy demasiado ocupado para verla. Estoy seguro de que me informarán al respecto, no me han puesto al día todavía”, afirmó Trump en declaraciones a la prensa.

Sin embargo, el mandatario dio muestras de estar muy pendiente de su desarrolló: de momento, ha retuiteado 22 mensajes relacionados con la audiencia desde su comienzo en la Cámara Baja, y antes de que empezara escribió siete tuits acerca del tema.

Además, la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, consideró que las audiencias son “aburridas” y suponen “una pérdida de tiempo y dinero colosal”.

BIDEN TAMPOCO ESTÁ PEGADO A LA TELEVISIÓN

Un portavoz de la campaña de Biden aseguró que el ex vicepresidente tampoco está siguiendo las audiencias. “La Cámara de Representantes está haciendo su trabajo. Él está haciendo el suyo, que es vencer a Trump”, señaló el citado portavoz.

En la audiencia, los legisladores mencionaron una y otra vez el nombre de uno de sus hijos: Hunter Biden, al que Trump quería ver como protagonista de una investigación por corrupción en Ucrania debido a su trabajo como asesor para la compañía de gas ucraniana Burisma.

La televisión de Estados Unidos transmitió en vivo la presentación de Bill Taylor. (AP Foto / Matt Rourke).
La televisión de Estados Unidos transmitió en vivo la presentación de Bill Taylor. (AP Foto / Matt Rourke).

UNA PAJARITA ESTELAR

El otro testigo de esta primera audiencia pública fue George Kent, un subsecretario de Estado adjunto responsable de la política hacia Ucrania y que lució una pajarita de color amarillo y azul verdoso, una prenda que eclipsó su intervención y provocó un sinfín de elogios en redes sociales.

Kent, que fue el “número dos” de la embajada de Ucrania entre 2015 y 2018, fue muy crítico con la actitud de Trump.

“No creo que EE.UU. deba pedir a otros países que hagan investigaciones y enjuiciamientos selectivos de carácter político contra sus rivales en el poder, porque tales acciones selectivas socavan el Estado de derecho independientemente del país”, subrayó el diplomático.

BARES, CÁMARAS Y ACCIÓN

Los bares de Washington, una ciudad obsesionada con la política, aprovecharon hoy para abrir antes y ofrecer a sus clientes copas con descuento para que pudieran seguir las audiencias como si se tratara de un acontecimiento deportivo.

Dentro del Congreso, centenares de cámaras de televisión tuvieron que hacer turnos para poder entrar dentro de la sala donde se celebraba la audiencia.

El demócrata Adam Schiff. (EFE/EPA/JIM LO SCALZO).
El demócrata Adam Schiff. (EFE/EPA/JIM LO SCALZO).

- “SIN RENCOR” -

Al abrir las audiencias, el legislador demócrata que lidera la investigación, Adam Schiff, dijo que las principales preguntas de la pesquisa -si Trump abusó de su poder y si corresponde enjuiciarlo por eso- deben responderse “sin rencor”, “sin demora” y “sin favoritismos partidarios o prejuicios”.

Además de Taylor, testifica un alto funcionario del Departamento de Estado especialista en Ucrania, George Kent. Ambos ya dijeron en privado a los legisladores que Trump utilizó la ayuda militar estadounidense para forzar al presidente ucraniano Volodimir Zelenski a investigar a los Biden.

Kent consideró el miércoles que pedidos así “socavan el Estado de derecho”.

El diplomático ya reveló que a mediados de agosto había alertado a sus superiores sobre las presiones contra Kiev para que investigara a los Biden. También confirmó a los congresistas que Giuliani había instigado desde hacía meses una campaña para investigar al exvicepresidente de Obama.

En un artículo publicado por el Wall Street Journal, Giuliani dijo que “el comportamiento de Biden merecía un escrutinio minucioso”.

Una decena de audiencias están previstas en el Congreso hasta el 20 de noviembre.

Los republicanos han pedido, hasta ahora infructuosamente, que testifiquen públicamente Hunter Biden y el denunciante no identificado que reveló la conversación telefónica del 25 de julio entre Trump y Zelenski, cuya divulgación hizo estallar el escándalo.

Un año antes de las presidenciales de 2020, las audiencias conllevan grandes riesgos para ambos partidos: una escasa mayoría de los estadounidenses apoya un juicio político del presidente, según las encuestas.

Fuente: EFE / AFP