Un patólogo forense contratado por el hermano de Epstein afirmó el mes pasado que la evidencia sugiere que el magnate no se quitó la vida en su celda sino que pudo haber sido estrangulado. (Foto: AFP)
Un patólogo forense contratado por el hermano de Epstein afirmó el mes pasado que la evidencia sugiere que el magnate no se quitó la vida en su celda sino que pudo haber sido estrangulado. (Foto: AFP)
Redacción EC

Nueva York. Las autoridades de en detuvieron a dos guardias que estaban encargados de vigilar la celda donde se suicidó el pasado agosto el millonario acusado de abusos sexuales a menores de edad , según informó este martes The New York Times.

El diario, que cita una fuente con conocimiento del asunto, señala que los empleados del Buró de Prisiones fueron arrestados por cargos relacionados con el incumplimiento de sus deberes y que serán imputados formalmente ante un tribunal de Manhattan.

Epstein, de 66 años y acusado de crear una red de tráfico sexual de menores hace una década en sus mansiones de Nueva York y Florida, apareció ahorcado el 10 de agosto dentro de su celda y las autoridades, incluido el médico forense de la ciudad de Nueva York, concluyeron que fue un suicidio.

El hombre de negocios ya lo había intentado un mes antes y se le había puesto en un programa de prevención del suicidio, pero sus abogados intercedieron para que se le impusiera un estatus especial por el que debía recibir visitas cada 30 minutos y estar acompañado en su celda.

Mapa de Manhattan y perfil del millonario estadounidense Jeffrey Epstein, muerto en la cárcel por aparente suicidio y acusado de explotación de menores. (AFP)
Mapa de Manhattan y perfil del millonario estadounidense Jeffrey Epstein, muerto en la cárcel por aparente suicidio y acusado de explotación de menores. (AFP)

De acuerdo al Times, Epstein no estaba acompañado la noche de su muerte y los dos guardias que estaban encargados de vigilar su celda se durmieron y falsificaron los registros para encubrir su error, según indicaron entonces varios agentes del orden y funcionarios de prisión conocedores del caso.

La muerte de Epstein en prisión estaba siendo investigada tanto por el FBI como por el Departamento de Justicia, por lo que estas previsibles imputaciones de los guardias serían los primeros resultados de la pesquisa.

La muerte repentina y en extrañas circunstancias del magnate hizo que circularan teorías conspiratorias sobre su fallecimiento debido a los personajes con los que se relacionaba, como el expresidente Bill Clinton, el príncipe Andrés, duque de York, y el actual mandatario de EE.UU., Donald Trump.

Un patólogo forense contratado por el hermano de Epstein afirmó el mes pasado que la evidencia sugiere que el magnate no se quitó la vida en su celda sino que pudo haber sido estrangulado.

Fuente: EFE