Jessica A. Krug | Profesora fingió por años ser afrodescendiente para beneficiarse profesionalmente en EE.UU.  Foto: Duke University Press/Twitter
Jessica A. Krug | Profesora fingió por años ser afrodescendiente para beneficiarse profesionalmente en EE.UU. Foto: Duke University Press/Twitter
Redacción EC

La profesora de estudios africanos y afrocaribeños de la Universidad George Washington, , confesó que no tiene una “identidad negra”, tal como lo hizo creer a lo largo de toda su carrera como académica en . Durante mucho tiempo aseguró tener una cercana ascendencia africana y hasta latina.

MIRA: Estados Unidos: arranca voto por correo para las elecciones presidenciales en Carolina del Norte

Jessica A. Krug es especialista en la diáspora africana y es autora de un libro sobre la esclavitud. Su vida académica gozaba de prestigio, pero recientemente confesó en una columna de que su vida y su carrera se desarrolló en un “suelo tóxico de mentiras” que le permitió ascender profesionalmente.

La profesora reveló que es de familia judía y que creció en Kansas City. Al parecer, no estaba conforme con su identidad y asumió una ascendencia africana que “no tenía derecho a reclamar”.

“Primero una identidad negra del norte de África, luego una de origen estadounidense, luego del Bronx, de origen caribeño. He reclamado estas identidades como mías cuando no tenía absolutamente ningún derecho a hacerlo”, aseguró en la columna, según .

Agregó que su conducta forma parte “de la violencia, el robo y la apropiación, de las múltiples formas en que las personas no afrodescendientes continúan usando y abusando Identidades y culturas negras”.

MIRA: Donald Trump llama a los electores de Carolina del Norte a votar dos veces, un abierto fraude electoral

También lamentó decepcionar a aquellas personas con las que se relacionó y que confiaron en ella durante un largo tiempo.

Jessica A. Krug dijo que padece de problemas de salud mental y probablemente esto hizo que asumiera una falsa identidad. A pesar de todo, dijo que su mentira no tiene justificación.

“Los profesionales de la salud mental de quienes he estado buscando ayuda tan tardíamente me aseguran que esta es una respuesta común a algunos de los traumas severos que marcaron mi niñez y adolescencia”, aseguró.

“No soy un buitre de la cultura. Soy una sanguijuela cultural”, dijo.

Afirmó que se siente preocupada por su mentira y quiere reparar el daño ocasionado. “No sé cómo solucionarlo. Estoy intentando trazar una línea de tiempo de mi engaño para comprender mejor”, argumentó.

indicó que Jessica A. Krug publicó el libro Fugitive Modernitie antes de su confesión y contó con el financiamiento de instituciones culturales.

“A mis antepasados, desconocidos, sin nombre, que desangraron la vida en un futuro que no tenían motivos para creer que pudiera o debiera existir. (...) A aquellos cuyos nombres no puedo decir por su propia seguridad, ya sea en mi barrio, en Angola o en Brasil”, dice la dedicatoria del libro.

Este caso ha generado una serie de reacciones en las redes sociales. Por su parte, la Universidad George Washington indicó en Twitter que se encuentra haciendo un seguimiento del tema y evitó realizar algún comentario concluyente.

VIDEO RECOMENDADO

Donald Trump califica de “terrorismo doméstico” protestas contra la policía en Kenosha
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó este martes como “terrorismo doméstico” a las protestas contra el racismo y la policía.

TE PUEDE INTERESAR