Agencia AP

Agencia de noticias

1 de 8
Los perros de la familia Biden, Major y Champ, llegaron a la Casa Blanca cuatro días después de que el presidente estadounidense Joe Biden asumiera el cargo. En esta foto Champ con la primera dama Jill. (Foto:  EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

Los perros de la familia Biden, Major y Champ, llegaron a la Casa Blanca cuatro días después de que el presidente estadounidense Joe Biden asumiera el cargo. En esta foto Champ con la primera dama Jill. (Foto: EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

2 de 8
Major irrumpió en la escena nacional a finales del año pasado luego de que Biden, en ese entonces presidente electo, se fracturó el pie derecho mientras jugaba con el perro en su hogar en Wilmington, Delaware.  (Foto:  EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

Major irrumpió en la escena nacional a finales del año pasado luego de que Biden, en ese entonces presidente electo, se fracturó el pie derecho mientras jugaba con el perro en su hogar en Wilmington, Delaware. (Foto: EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

3 de 8
Los Biden habían prometido llevar a los perros con ellos a la Casa Blanca. Planeaban añadir un gato a la familia, aunque no se había dado a conocer ninguna información sobre la llegada del felino. (Foto:  EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

Los Biden habían prometido llevar a los perros con ellos a la Casa Blanca. Planeaban añadir un gato a la familia, aunque no se había dado a conocer ninguna información sobre la llegada del felino. (Foto: EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

4 de 8
La familia Biden adoptó a Major en 2018 en la Delaware Humane Association. Champ se unió a la familia luego de las elecciones de 2008 que llevaron a Biden a la vicepresidencia. (Foto:  EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

La familia Biden adoptó a Major en 2018 en la Delaware Humane Association. Champ se unió a la familia luego de las elecciones de 2008 que llevaron a Biden a la vicepresidencia. (Foto: EFE/EPA/ADAM SCHULTZ / WHITE HOUSE)

5 de 8
Los perros de Joe Biden, Champ y Major, se mudaron a la Casa Blanca, reviviendo una larga tradición de mascotas presidenciales que se rompió bajo el mandato de Donald Trump. (Foto: JIM WATSON / AFP)

Los perros de Joe Biden, Champ y Major, se mudaron a la Casa Blanca, reviviendo una larga tradición de mascotas presidenciales que se rompió bajo el mandato de Donald Trump. (Foto: JIM WATSON / AFP)

6 de 8
Joe Biden el día que adoptó a Major en la Asociación Protectora de Animales de Delaware en Wilmington. (Foto: Stephanie Gomez / REUTERS)

Joe Biden el día que adoptó a Major en la Asociación Protectora de Animales de Delaware en Wilmington. (Foto: Stephanie Gomez / REUTERS)

7 de 8
En esta foto de archivo, la exprimera dama de Estados Unidos Michelle Obama y la primera dama, Jill Biden, al lado de Champ, en mayo del 2012. (Foto: SAUL LOEB / AFP)

En esta foto de archivo, la exprimera dama de Estados Unidos Michelle Obama y la primera dama, Jill Biden, al lado de Champ, en mayo del 2012. (Foto: SAUL LOEB / AFP)

8 de 8
La primera foto de Joe Biden el día que adoptó a Major. (Foto: Stephanie Gomez / REUTERS)
USA

La primera foto de Joe Biden el día que adoptó a Major. (Foto: Stephanie Gomez / REUTERS)

El sonido del andar de patas volvió a escucharse en la Casa Blanca luego de la llegada de los perros del presidente : Champ y Major. Los dos pastores alemanes son las primeras mascotas en vivir en la exclusiva mansión desde el gobierno del expresidente Barack Obama.

Major irrumpió en la escena nacional a finales del año pasado luego de que Biden, en ese entonces presidente electo, se fracturó el pie derecho mientras jugaba con el perro en su hogar en Wilmington, Delaware.

La familia Biden adoptó a Major en 2018 en la Delaware Humane Association. Champ se unió a la familia luego de las elecciones de 2008 que llevaron a Biden a la vicepresidencia.

Los perros se mudaron a la Casa Blanca el domingo, tras la investidura de Biden la semana pasada.

“La familia quería acomodarse primero antes de traer a los perros desde Delaware”, dijo Michael LaRosa, portavoz de la primera dama Jill Biden. “Champ está disfrutando su nueva cama cerca de la chimenea y a Major le encantó correr por el jardín sur”.

Se pudo escuchar a los perros ladrando cerca de la Oficina Oval el lunes mientras Biden firmaba una orden ejecutiva en la que retiraba la prohibición implementada por el gobierno anterior que impedía que las personas transgénero sirvieran en el ejército.

La semana pasada, la Delaware Humane Association coauspició una recaudación de fondos virtual para celebrar el ascenso de Major de cachorro de refugio a perro presidencial. Se recaudaron más de 200.000 dólares.

Los Biden habían prometido llevar a los perros con ellos a la Casa Blanca. Planeaban añadir un gato a la familia, aunque no se había dado a conocer ninguna información sobre la llegada del felino.

Durante una videoconferencia en la que respondió preguntas del público, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, predijo que el gato “dominará el internet” cuando llegue.

El predecesor de Biden, Donald Trump, quien ha dicho que le tiene fobia a los gérmenes, no tiene ninguna mascota ni tuvo alguna que viviera con él en la Casa Blanca.

Tal como lo hacen para la gente común, las mascotas de las personas más poderosas del mundo brindan a sus dueños consuelo, entretenimiento, algún drama ocasional y, en general, buenas relaciones públicas.

“Las mascotas han desempeñado un papel importante en la Casa Blanca a lo largo de las décadas, no sólo porque proporcionan compañía a los presidentes y sus familias, sino porque también humanizan y suavizan sus imágenes políticas”, comentó Jennifer Pickens, autora de un libro sobre las mascotas en la Casa Blanca.

Pickens agregó que espera que la decisión de Biden de llevar un perro rescatado a la Casa Blanca inspire a otros a adoptar.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Biden anula prohibición de Trump de que personas transgénero sirvan en Fuerzas Armadas

TE PUEDE INTERESAR