Redacción EC

San Francisco. Unas 180 mil personas recibieron órdenes de evacuación por el incendio “Kincade”, en el condado de Sonoma, al norte de San Francisco, , indicó este domingo la oficina del sheriff.

Las llamas ya han arrasado más de 12 mil hectáreas en este condado de California, en la costa oeste de Estados Unidos.

Según el Departamento de Bomberos de California, el fuego, que comenzó el miércoles por la noche, estaba contenido en apenas 10% este domingo por la mañana, en medio de condiciones climáticas excepcionales que fomentan su propagación.

En Santa Rosa, principal ciudad del condado de Sonoma, decenas de miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido al avance del fuego, que también ha provocado importantes cortes de energía en el estado de California.

Los especialistas están preocupados por vientos muy fuertes, incluso descritos como “potencialmente históricos” al norte de San Francisco, advirtieron los servicios meteorológicos de Estados Unidos en un tuit. Las ráfagas de viento pueden alcanzar hasta 130 kilómetros por hora.

Este es realmente un evento que llamamos histórico y extremo”, señaló el meteorólogo estadounidense David King al diario Los Angeles Times. Según los meteorólogos, los vientos continuarán hasta el lunes por la mañana.

Mientras tanto, la principal empresa de energía de California, Pacific Gas & Electric Co. (PG&E), anunció planes para cortar el gas y la electricidad a 940 mil consumidores, una medida preventiva que podría afectar a unos 2 millones de personas, según informes de los medios locales.

Más al sur de California, la mayoría de los avisos de evacuación se han levantado. Las llamas habían obligado a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares cerca de Santa Clarita, al norte de Los Ángeles.

Fuente: AFP