Los Ángeles. Dos nuevos incendios se registraron el jueves en la mañana cerca de , alentados por los fuertes vientos que obligaron a una nueva serie de evacuaciones forzadas en el sur de .

Más de una decena de incendios han estado activos en la región desde hace varios días, y miles de bomberos han estado combatiéndolos.

En San Bernardino, a 100 kilómetros de Los Ángeles, el incendio llamado Hillside comenzó antes del amanecer. Ya ha destruido varios edificios y hubo una orden de evacuación por parte de la ciudad, según los bomberos locales.

Un poco más tarde, otro incendio estalló en el valle de Jurupa, unos kilómetros al sur de San Bernardino, causando también destrucción y evacuaciones.

El operador eléctrico Edison indicó que podría cortar la alimentación de líneas de alta tensión para evitar cortocircuitos que podrían provocar más incendios. Cerca de 64.000 usuarios de la región se han visto afectados por estos cortes de corriente.

Las condiciones “extremadamente críticas” (vientos fuertes, baja humedad, vegetación seca) deberían seguir parte del día. El servicio meteorológico nacional (NWS) prevé por la mañana ráfagas de viento de entre 65 y 100 km/h, antes de una pausa por la tarde.

El miércoles, la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan escapó por poco de un incendio cerca de Los Ángeles.

El llamado incendio “Easy”, estalló alrededor de las 06:00 horas en Simi Valley, al noroeste de la metrópoli californiana, antes de extenderse a lo largo de más de 600 hectáreas durante el día, según el cuerpo de bomberos.

El fuego sólo se había controlado 5% el miércoles por la noche y las autoridades se mantenían cautelosas debido a los continuos vientos.

La temporada de incendios causa estragos regularmente en California, pero la frecuencia de incendios ha aumentado significativamente en los últimos años. En noviembre de 2018, el estado registró uno de los incendios más mortíferos de su historia que causó la muerte de 86 personas y el desplazamiento de varias decenas de miles.

Fuente: AFP