Washington. [AFP]. El presidente de Estados Unidos, , realizó el lunes una visita sorpresa a la Iglesia de Saint John, un histórico edificio cerca de la Casa Blanca dañado el domingo por la noche al margen de una .

Después de una declaración en los jardines de la Casa Blanca en la que denunció el vandalismo de la víspera, el mandatario anunció, para sorpresa general, que iría a un lugar “muy muy especial”.

Y a continuación, se dirigió a pie a la llamada “iglesia de los presidentes”, ubicada enfrente a la residencia presidencial, que tras los demanes del domingo resultó parcialmente dañada por un incendio y con grafitti.

“Tenemos un gran país”, dijo Trump, con una Biblia en la mano.

“Es el país más grande del mundo. Y garantizamos su seguridad”, agregó poco después, junto al fiscal general Bill Barr y la portavoz de La Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

Unos minutos antes de la llegada del presidente, la policía había evacuado a los numerosos manifestantes presentes en el sitio y en la adyacente Plaza Lafayette.

Durante su breve alocución en los jardines de la Casa Blanca, Trump anunció el despliegue de “miles de soldados fuertemente armados” y de policías en Washington, calificando los disturbios del domingo como una “deshonra”.

_____________________

VIDEO RECOMENDADO

Estados Unidos: autopsia ordenada por familia afirma que George Floyd murió por asfixia

Estados Unidos: autopsia ordenada por familia afirma que George Floyd murió por asfixia 01/06/2020

TE PUEDE INTERESAR