Obama beneficiará a unos 5 millones de indocumentados en EE.UU.
Obama beneficiará a unos 5 millones de indocumentados en EE.UU.
Redacción EC

El presidente de , anunció el jueves medidas para lidiar con el  "roto" de su país, que protegerán de la deportación a alrededor de cinco millones de inmigrantes que están ilegalmente en el país norteamericano.

Asimismo, Obama instó a los legisladores republicanos a aprobar una reforma más amplia para abordar la situación de los cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país.
 
"Hoy, nuestro sistema de inmigración está roto y todos los saben", dijo Obama, anunciando normas que permitirán que millones de indocumentados que califiquen puedan optar a eximirse de la deportación.

"Ustedes pueden salir de las sombras y regularizar su situación ante la ley", dijo el mandatario.

Quien cumpla determinados criterios, podrá quedarse en el país, señaló Obama en un discurso emitido por televisión.

Las nuevas medidas, apuntó, "no se aplican a las persona que han ingresado al país recientemente" ni a las que vengan en el futuro, y tampoco garantiza la ciudadanía estadounidense. "Todo lo que estoy diciendo es que no te deportaremos", agregó.

► VEA TAMBIÉN:

A través de una acción ejecutiva, el mandatario anunció medidas que permitirán, por ejemplo, que padres sin permiso de residencia puedan evitar la deportación si vivieron cinco años en Estados Unidos y tienen un hijo.

NO ES AMNISTÍA

Obama defendió que la regularización de más de 5 millones de inmigrantes indocumentados anunciada hoy no es una amnistía, como esgrime la oposición republicana, sino una medida "moderada y de sentido común".

"Sé que algunos de los críticos de esta medida la llaman amnistía. Bueno, no lo es. Amnistía es el sistema migratorio que tenemos actualmente, donde millones de personas viven aquí sin pagar sus impuestos o someterse a nuestras reglas, donde los políticos usan este asunto para asustar a los ciudadanos y buscar votos", señaló Obama en un discurso a la nación desde la Sala Este de la

El presidente citó hoy a su predecesor, el republicano , para reconocer el papel de los inmigrantes en el país asegurando que "son parte de la vida estadounidense".

"Como una vez mi predecesor, el presidente Bush, dijo: Son parte de la vida estadounidense", afirmó el mandatario en su alocución desde la Casa Blanca.

"Ahora aquí está la cosa. Esperamos que la gente que vive en este país siga las reglas. Esperamos que los que cruzan la línea no sean recompensados injustamente", aseveró el presidente.