Obama elimina política "pies secos/pies mojados" para cubanos

El Gobierno de puso fin a la política de "pies secos/pies mojados", que permitía a los cubanos la posibilidad de obtener la residencia permanente un año después de llegar a incluso si lo hacen ilegalmente, siempre que lograran tocar tierra en el país.

Obama consideró que la política de "pies secos/pies mojados" pertenece a "otra era" y su fin contribuirá a normalizar las relaciones entre Cuba y EE.UU.

"Hoy Estados Unidos está dando pasos importantes para normalizar las relaciones con Cuba y para lograr una mayor consistencia en nuestra política de inmigración", consideró Barack Obama en un comunicado.

Según esa nota, el Gobierno cubano se ha comprometido a aceptar el retorno a Cuba de los isleños que sean deportados desde EE.UU., país que ahora devolverá a Cuba tanto a los cubanos que intercepta en el mar ("pies mojados") y también a los que logran tocar tierra ("pies secos"), que hasta ahora eran admitidos en Estados Unidos. 

[]

El fin de esa política era un reclamo que mantenía desde hace mucho tiempo el Gobierno de Cuba para avanzar en la política de normalización de las relaciones bilaterales que los viejos enemigos comenzaron en diciembre de 2014.

La política es una enmienda a la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que otorga autoridad al Secretario de Justicia de EE.UU. para permitir que los cubanos que han entrado en el país, tanto legal como ilegalmente, obtengan la residencia permanente un año después de su llegada.

Aunque solo el Congreso puede acabar con esa ley, se trata de una legislación que da mucha flexibilidad al secretario de Justicia para aplicarla, por lo que no está claro aún cómo pretende manejar la situación el Gobierno de Obama.

[]

El cambio en esta política se produce solo una semana antes de que Barack Obama ceda el poder el próximo 20 de enero al presidente electo, Donald Trump, quien ha amenazado con poner fin al restablecimiento diplomático iniciado por Obama a no ser que el Gobierno cubano firme con él "un acuerdo mejor".

Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, anunciaron el 17 de diciembre de 2014 un histórico deshielo para poner fin a medio siglo de enemistad y hostilidades.

Ese restablecimiento de relaciones se materializó con la reapertura el 20 de julio de 2015 de embajadas en Washington y La Habana y con la visita a la isla en marzo pasado de Obama, que se convirtió en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar Cuba en 88 años.

Fuente: AGENCIAS

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO