Una persona es llevada a una ambulancia desde Banner Desert Medical Center en Mesa, Arizona, el 16 de junio de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus. (Foto AP / Ross D. Franklin, archivo).
Una persona es llevada a una ambulancia desde Banner Desert Medical Center en Mesa, Arizona, el 16 de junio de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus. (Foto AP / Ross D. Franklin, archivo).
Agencia AP

Agencia de noticias

reportó el sábado 6.043 casos adicionales confirmados de COVID-19 y 174 muertes por , en contraste con la anterior ola de la pandemia en Estados Unidos, donde el virus en el estado se mantuvo bajo control.

Los nuevos casos se suman a los 5.236 reportados el viernes y son la segunda vez en que el estado ha visto más de 5.000 casos en dos días consecutivos desde el aumento repentino en enero.

MIRA: Fauci: son “alentadores” los primeros indicios sobre la gravedad de la nueva variante ómicron del coronavirus

El panel de control de COVID-19 del estado muestra que 2.697 pacientes ocupaban camas de hospitalización hasta el viernes, justo por debajo del máximo actual de 2.714 el día anterior. Solo el 5% de las camas para pacientes hospitalizados en el abarrotado sistema del estado estaban disponibles el viernes, según el tablero.

El aumento de casos probablemente refleja la resistencia continua a la vacunación y que más personas se están haciendo pruebas después de las reuniones del Día de Acción de Gracias, dijo Will Humble, ex director del Departamento de Servicios de Salud, que ha criticado el manejo estatal de la pandemia.

Dijo que la falta de requisitos de vacunación y uso de mascarilla en todo el estado, particularmente en las escuelas, está derivando en hospitales abarrotados y personal estresado, además de muertes continuas.

“Es demasiado tarde para la intervención en este momento”, dijo Humble, ahora director ejecutivo de la Asociación de Salud Pública de Arizona. “En este punto, simplemente levanto las manos”.

Cuando se le pidió un comentario sobre la gran cantidad de casos nuevos y muertes del sábado, el portavoz del Departamento de Servicios de Salud, Steve Elliott, dijo que “no es productivo” dar importancia a informes diarios particulares que, por diversas razones, pueden no reflejar las tendencias.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, el promedio de siete días de casos nuevos diarios de Arizona se redujo en las últimas dos semanas, disminuyendo a 3.324 el jueves desde los 3.685 del 18 de noviembre.

Sin embargo, los informes de casos adicionales de Arizona aumentaron en los últimos cinco días y el último promedio móvil de Johns Hopkins aún no reflejaba las cifras del viernes y sábado.

El último promedio de Johns Hopkins de muertes en Arizona disminuyó en las últimas dos semanas, cayendo a 31,4 el jueves desde los 40,9 del 18 de noviembre. Ese límite significó que el promedio móvil no incluía las 174 muertes reportadas el sábado.

Humble dijo que el estado podría ayudar a los hospitales pequeños e independientes que carecen de capacidad para tratar a pacientes críticamente enfermos con afecciones que no son COVID-19.

“No hay lugar en la posada”, dijo. “Es realmente un mal momento para que alguien sufra un derrame cerebral o un ataque cardíaco”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

_____________________________

VIDEO RECOMENDADO

La OMS clasifica como "preocupante" nueva variante del COVID-19 y la nombra Ómicron
La OMS clasifica como "preocupante" nueva variante del COVID-19 y la nombra Ómicron

TE PUEDE INTERESAR