(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Redacción EC

Nueva York. Un hombre que se naturalizó estadounidense fue acusado este viernes en una corte federal de Nueva York, en , de proveer apoyo al grupo como francotirador y entrenador de personal de la organización terrorista.

Ruslan Maratovich Asainov, que nació en Kazajistán, fue detenido por las Fuerzas Democráticas Sirias y entregado al FBI para su extradición a Estados Unidos, informó la Fiscalía federal para el distrito Este de Nueva York en un comunicado de prensa.






Asainov, de 42 años y que vivió en el distrito neoyorquino de Brooklyn entre el 1993 y el 2013, fue llevado hoy ante el juez Steven M. Gold para la lectura oficial de las acusaciones en su contra por proveer e intentar proveer material de apoyo a una organización extranjera terrorista.

"El acusado le dio la espalda al país que lo aceptó y se unió al Estado Islámico, cumpliendo sus fines violentos en Siria e intentando reclutar a otros para su causa", dijo el fiscal federal para el distrito Este, Richard Donoghue.

De acuerdo con la acusación, en diciembre del 2013 Asainov viajó a Turquía como ruta para entrar a Siria, donde se unió al Estado Islámico y se convirtió en un francotirador.

Con el tiempo ascendió hasta convertirse en un "emir", que es la persona a cargo del entrenamiento de otros miembros de la organización en el uso de armas, e incluso, intentó reclutar a otros individuos para que viajaran desde Estados Unidos a Siria para unirse al Estado Islámico.

Durante el curso de la investigación, el FBI entrevistó a un informante de la división de Inteligencia de la Policía de Nueva York, quien había conocido a Asainov en el 2008 y con quien mantuvo una comunicación regular entre el 2014 y el 2015.

Asainov alentó al informante (lo que él desconocía) para que viajara a Siria y se uniera al Estado Islámico y que llevara a su familia señalando que "incluso abuelas están viniendo".

En marzo del 2015 pidió al informante que le enviara 2.800 dólares para comprar un telescopio para su rifle como parte de su apoyo armado al Estado Islámico. El informante no le envió el dinero, señala además la acusación.

Posteriormente le envió dos fotos suyas sosteniendo un arma de asalto con un telescopio, indica además la acusación.

Señala además que envió un mensaje a un relacionado exclamando, en referencia al Estado Islámico: "Somos la peor organización terrorista en el mundo que ha existido", y declarando que deseaba morir en el campo de batalla.

Fuente: EFE