Donald Trump afirmó que anunciará a su candidato para la Corte Suprema de Estados Unidos a finales de esta semana. (Foto: Reuters / Tom Brenner)
Donald Trump afirmó que anunciará a su candidato para la Corte Suprema de Estados Unidos a finales de esta semana. (Foto: Reuters / Tom Brenner)
Redacción EC

Lo único que llevaron fueron sus ropas. Antonio y Araceli ansiaban un mejor futuro su familia cuando decidieron abandonar Cuba hace un poco más de 50 años. El sueño de las oportunidades y la posibilidad de vivir en libertad era suficiente como para dejarlo todo, incluso sus fantasías personales. , sin duda, sería una mejor opción.

MIRA: Mientras los demócratas se oponen, Trump nominará nuevo miembro de la Corte Suprema el viernes o sábado

En medio de todo el sacrificio, tuvieron suerte. Mientras ellos hacían todo tipo de trabajo para mandar a su única hija a una escuela católica, ella crecía feliz. Más tarde, Antonio y Araceli lograron que ella estudiara en la Florida International University de Miami, para encaminarla a una mejor vida. Fue cuando ella les dijo que se mudaría a Nueva York para ser parte de la Universidad de Columbia, que las emociones los confundieron. Estaban tristes porque no concebían que la familia no estuviera unida, y a la vez alegres de que ella se fuera a una de las mejores escuelas de leyes.

Ahora que tengo mis propios hijos, entiendo lo difícil que fue para ellos dejarme ir. Pero por haberle dado más valor a la educación que a cualquier otra cosa, ellos entendieron lo importante que esa decisión era para mí”. Así fue como Barbara Lagoa, el resultado de la unión de Antonio y Araceli, agradeció a sus padres durante la ceremonia en la que ella se convirtió en miembro de la Corte Suprema de Justicia de Florida.

En el país que mis padres abandonaron, el capricho de una persona podía hacer la diferencia entre tener comida o hambre, libertad o prisión, vida o muerte –agregó–. En nuestro Estado y en nuestro país, nos gobiernan las leyes, la consistente e igual aplicación de la ley a todos los litigantes, sin importar lo que el juez opine. A diferencia de la nación de mis padres, esta es una de leyes, no de hombres”.

Por lo dicho a inicios del año pasado, Langoa (52 años) sería una jueza más pragmática, aunque se le ha vinculado a grupos conservadores. Quizás sea por esto último que encabeza la lista del presidente Donald Trump para llenar el vacío de Ruth Bader Ginsburg en la Corte Suprema de Estados Unidos.

Estar en la boca de todos ha hecho que se recuerden algunas de sus polémicas. anota que ella suele estar de lado de las empresas: ha ayudado a reducir el salario mínimo en Miami, y ha rechazado casos de empleados que denunciaron a Caterpillar y Uber.

Barbara Lagoa (Foto: AFP).
Barbara Lagoa (Foto: AFP).

Se le recuerda también haber sido parte del equipo legal de la familia de Elián González –muchacho cubano que se hizo noticia porque su madre murió ahogada al tratar de huir de su país y llegar a EE.UU.– cuya familia de Miami decidió acoger. Finalmente, perdió el caso y González regresó a Cuba.

El diario también anota que su formación católica la ha marcado, de forma que se define como provida. De igual forma, su esposo, Paul C. Huck Jr, es afín a la Federalist Society de Miami, grupo de lobistas con vínculos cercanos a Trump.

LAS OTRAS POSIBLES NOMINADAS

Otra juez que Donald Trump está considerando nominar es Amy Coney Barrett, de 48 años. Quince de ellos, ella enseñó leyes en la Universidad de Notre Dame, hasta que el mismo Trump la nominó, en el 2017, a la Court of Appeals for the 7th Circuit. Su postulación fue criticada por los demócratas, quienes hicieron notar que sus creencias religiosas podían ser un peligro, sobre todo por su poca experiencia como jueza.

Mis convicciones personales jamás se sobrepondrán a lo que dice la ley”, respondió.

En respuesta, sus críticos la citaron cuando afirmó que “la carrera legal no es más que un medio para un fin, y ese fin es la construcción del reino de Dios”.

Amy Coney Barrett. (Foto: Reuters)
Amy Coney Barrett. (Foto: Reuters)

anota que Barret sería una originalista, es decir, una persona que interpreta la Constitución a partir de la intención con la que fue escrita.

El mismo medio señala que Barret ha dicho que respetará los precedentes dejados por la Corte Suprema, como es el caso Roe contra Wade, que a inicios de los 70 permitió el aborto inducido en Estados Unidos. Sin embargo, según expertos consultados por , existen grandes posibilidades de que ella se sume a otros conservadores para revertir el ícono caso.

Así como Barret, otros de los nombres que está sonando para llegar a la Corte Suprema son el de Kate Todd, una abogada de Virginia y asesora de la Casa Blanca de la que se sabe poco; y el de Allison Jones Rushing, de 38 años, quien ha sido apoyada por el partido republicano.

A esta última se le recuerda, por ejemplo, por haber trabajado para Alliance Defending Freedom, grupo cristiano que defendió al pastelero de bodas que se negó a vender sus productos a homosexuales; así como a las empresas que acusaron que la ley los obligaba a ir en contra de sus creencias religiosas al tener que dar anticonceptivos a sus empleados.

De igual forma, Rushing fue parte de la defensa del Marriage Act, que definía el matrimonio como un hecho entre un hombre y una mujer.

_________________________

VIDEO RECOMENDADO

Fallece magistrada de Corte Suprema de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg a los 87 años. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR