El esposo de Papini le solicitó el divorcio tras el juicio.
El esposo de Papini le solicitó el divorcio tras el juicio.
/ Shasta County Sheriff
El Tiempo de Colombia / GDA

Un insólito caso se registró en luego de que la policía de ese país descubriera las mentiras de Sherri Papini. La mujer de 40 años engañó a las autoridades y a su familia con un falso secuestro para estar con su expareja.

El hecho sucedió en 2016 pero la sentencia apenas fue dictada el pasado 18 de septiembre. Papini fue reportada como desaparecida en noviembre de ese año, en Shasta, California.

Mira: Albert Fish: el “tierno abuelo” caníbal que mató y cocinó a más 150 niños

Su esposo e hijos denunciaron el suceso después de que saliera a correr en su vecindario y no regresara a casa. Dos semanas más tarde fue encontrada sola y herida en una carretera ubicada a 200 kilómetros de distancia de su hogar.Papini se encontraba en mal estado y había sido marcada con un hierro caliente. La mujer declaró ante las autoridades que fue secuestrada y torturada por dos mujeres hispanas que la mantuvieron encerrada en un closet.

Inmediatamente la Policía lanzó una investigación para dar con el paradero de las supuestas criminales. Incluso el FBI se unió a la búsqueda y recopiló información durante años sobre el hecho.

Papini recibió 30 mil dólares de compensación por parte del Estado en reparación por los perjuicios que habría sufrido. Además, la ciudad de Shasta gastó 300 mil dólares en las pesquisas para localizar a los criminales.

Finalmente, en 2020 encontraron la pieza que faltaba al misterio de Papini. Con una prueba de ADN, los investigadores descubrieron que la mujer habría pasado las dos semanas del supuesto secuestro en la casa de su exnovio.

El hombre admitió la mentira y aseguró que su expareja llegó hasta su casa con el pretexto de que estaba huyendo de una relación abusiva. En ese lugar se cortó el pelo y se hizo heridas a sí misma para parecer que había sido torturada.

Sherri Papini y su familia, de la que huyó para fingir su secuestro.
Sherri Papini y su familia, de la que huyó para fingir su secuestro.
/ Twitter: @SchreiberEvan

El juicio

Con las evidencias en su poder, los fiscales del Estado llevaron a Sherri Papini a los tribunales. Al verse acorralada, la mujer admitió el engaño y se disculpó con sus familiares y vecinos de la ciudad.

“Papini planeó y ejecutó un sofisticado engaño de secuestro, y luego continuó perpetuando sus falsas declaraciones durante años después de su regreso sin tener en cuenta el daño que causó a otros… Como resultado, los investigadores estatales y federales dedicaron recursos limitados al caso de Papini durante casi cuatro años antes de conocer independientemente la verdad: que no fue secuestrada y torturada”, expresó uno de los fiscales ante el tribunal. 

El juez William B. Shubb de California dictó que Papini deberá pagar un año y medio de prisión, y al salir estará 36 meses bajo libertad supervisada. Además, tendrá que saldar una indemnización de 310 mil dólares.

”Estoy profundamente avergonzada por mi comportamiento y tan arrepentida por el dolor que he causado a mi familia, mis amigos, todas las buenas personas que sufrieron innecesariamente por mi historia y aquellos que trabajaron tan duro para tratar de ayudarme”, manifestó la mujer en un comunicado.