Sheyla Asencios, la peruana del partido de Hillary Clinton
Sheyla Asencios, la peruana del partido de Hillary Clinton
Julio Vizcarra Torres

Jefe de Mesa Digital de la Zona Deportiva

julio.vizcarra@comercio.com.pe

Estados Unidos vive tiempos electorales. En medio de las campañas de los distintos precandidatos con miras a los comicios del 8 de noviembre del próximo año, el nombre de una peruana aparece en la fila de los demócratas. Se llama Sheyla Asencios y desde el último martes trabaja para el partido de

Asencios fue nombrada directora política del Partido Demócrata en Florida. La labor que realizará nuestra compatriota estará relacionada con las comunidades con poca representación.  

“Mi función será ayudar a los miembros del partido a llegar a las comunidades hispanas, mostrar las oportunidades que ofrecen, así como acabar con la barrera que muchas veces supone el idioma… También se trata de ayudar en las relaciones con los medios hispanos”, cuenta a El Comercio.

“Trabajo con todos los demócratas electos en Florida”, agrega la peruana de 29 años, quien se desempeñará primordialmente en el centro y sur de Florida, donde se encuentra la mayoría de la población hispana.


Debate en Telemundo. (Archivo personal)

Sheyla Asencios vive desde los tres años en el país norteamericano, nación a la que llegó junto a sus padres como turista. Una vez caducado el permiso de permanencia que tenían en el país, decidieron quedarse en busca de oportunidades.

El asma que sufrían ella y su padre, hizo que su familia cambiara Chicago por Florida, en donde comenzó otra historia. Las puertas de Estados Unidos se abrieron una vez que legalizaron su situación tras vivir una década como ilegales.  

Socióloga y comunicadora graduada en la Universidad de Florida, empezó su carrera política en el 2012. Un año después, trabajó con Charlie Crist, ex gobernador de Florida, así como con Annette Taddeo, actual candidata al Congreso.  

“Pienso que ahora más que nunca el voto latino es muy importante y puede marcar la diferencia. Van a salir a votar correctamente y por sus intereses, en un lugar en el que muchas veces no se sienten incluidos aunque es su país”, concluye con el convencimiento de que el futuro de los inmigrantes hispanos será mejor.