La acción de Colin Kaepernick (centro) luego fue imitada por otros jugadores de la Liga Profesional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés). (Foto: Getty Images)
La acción de Colin Kaepernick (centro) luego fue imitada por otros jugadores de la Liga Profesional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés). (Foto: Getty Images)
Redacción EC

Desde setiembre del 2016, el jugador profesional de fútbol americano acaparó más noticieros y portadas de lo habitual. No fue por su desempeño deportivo, sino por arrodillarse mientras se cantaba el himno nacional de Estados Unidos antes de un partido de la , cuando lo habitual es entonarlo de pie.

Esa fue su forma de rebelarse contra el abuso policial hacia la comunidad afroamericana en Estados Unidos. Su acción, que luego fue imitada por otros jugadores de la Liga Profesional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés), le valió tanto elogios como críticas. Uno de sus mayores detractores fue el mismísimo presidente Donald Trump, quien acusó al jugador y a quienes lo imitaron de “insultar” al himno y a la bandera del país.

¿No amarían que los dueños de uno de estos (equipos) de la NFL, al ver que alguien le falta el respeto a nuestra bandera, diga: ‘Saquen a ese hijo de p... de la cancha ahora mismo: está despedido’?”, opinó Trump en medio del escándalo.

Pero quien al parecer se enojó más por el gesto iniciado por Kaepernick es la NFL. El deportista está desempleado desde marzo del 2017, cuando decidió finalizar su vínculo con el equipo con el que alcanzó la fama, los San Francisco 49ers, equipo al que llevó al Super Bowl en el 2013 y que este año disputará la final de ese torneo con los Chiefs de Kansas City.

Kaepernick jugó durante seis temporadas con los San Francisco 49ers como ‘quarterback’ o mariscal de campo, la posición más importante para cualquier equipo de fútbol americano.

Pero Kaepernick no juega un partido de la NFL desde el final de la temporada 2016. Su propio agente, Jeff Nalleysu, ha afirmado que su futuro se presenta sombrío pues ninguno de los 32 equipos de la liga ha mostrado interés por el deportista.

Kaepernick (centro) jugó durante seis temporadas con los 49ers de San Francisco como ‘quarterback’ o mariscal de campo, la posición más importante para cualquier equipo de fútbol americano. (Foto: AP)
Kaepernick (centro) jugó durante seis temporadas con los 49ers de San Francisco como ‘quarterback’ o mariscal de campo, la posición más importante para cualquier equipo de fútbol americano. (Foto: AP)

El jugador querelló a la NFL y sus 32 equipos, a quienes acusó de conspiración para mantenerlo alejado de los campos por su protesta contra el racismo. El deportista defendió en varias oportunidades que respetaba a su país pero quería luchar por los derechos de los afroamericanos, después de que varios miembros de esta comunidad murieran a manos de la policía.

La situación incluso provocó un boicot al show de medio tiempo del Super Bowl del 2019. Artistas como Rihanna, Jay-Z, Pink o Nicky Minaj se negaron a actuar en el famoso espectáculo en rechazo a la posición de la NFL.

Polémica en el Super Bowl 2020

Fue recién en noviembre del 2019, que la NFL le brindó una nueva oportunidad a Kaepernick y le programó un entrenamiento para ver si algún equipo se interesaba en sus servicios. Sin embargo, aún nadie se ha atrevido a contratarlo.

Una de las últimas noticias en las que ha aparecido el jugador está relacionada con la próxima edición del Super Bowl, que se llevará a cabo este domingo 2 de febrero.

La organización pro derechos animales People for the Ethical Treatment of Animals (PETA por sus siglas) denunció que un anuncio de televisión realizado por ellos para ser transmitido durante el Super Bowl fue prohibido aparentemente porque hace referencia a las protestas de Kaepernick.

En el comercial se puede ver cómo varios animales se arrodillan mientras escuchan el himno de Estados Unidos.

La organización buscó que la cadena Fox transmitiera el anuncio durante el show previo al Super Bowl, pero el comercial no fue aceptado.

Al final, el anuncio deja un mensaje que dice: “Respeto es el derecho que tiene cada ser vivo”.

El Super Bowl, cuya 54 edición se disputará en el Hard Rock Stadium de Miami Gardens, es la fiesta deportiva más grande de Estados Unidos y es vista por millones de personas. Alrededor de ella hay conciertos, actividades filantrópicas, de moda y hasta de bienes raíces.