Una calcomanía de la Asociación Nacional del Rifle (NRA). (JEFF KOWALSKY / AFP).
Una calcomanía de la Asociación Nacional del Rifle (NRA). (JEFF KOWALSKY / AFP).
Agencia EFE

La confirmó este miércoles que sigue adelante con su convención anual en Houston (Texas, EE.UU.), prevista para este fin de semana, .

En un comunicado publicado en Twitter, la NRA expresó su “más profunda” compasión hacia las familias y las víctimas del “crimen horrible y malvado” en el colegio Robb Elemental de Uvalde, en Texas, donde un joven de 18 años irrumpió el martes y abrió fuego con un rifle causando la muerte de 19 niños y dos profesoras.

MIRA: Tiroteo en Texas: Quién era Salvador Ramos, el adolescente que mató a 19 niños en una escuela primaria

La NRA destacó en su nota que, pese a que las investigaciones sobre ese suceso siguen en marcha, se trata del “acto de un criminal solitario perturbado”.

“Conforme nos reunamos en Houston, reflexionaremos sobre estos eventos, rezaremos por las víctimas, daremos la palabra a nuestros miembros patriotas y prometeremos redoblar nuestros compromisos para hacer que las escuelas sean seguras”, dijo el poderoso grupo de presión.

MIRA: Víctima de bullying y con una mamá adicta: así era la vida de Salvador Ramos, el atacante de la primaria en Texas

Desde la tragedia en Uvalde, numerosas voces han instado a la NRA a que cancele su foro anual, donde tienen previsto intervenir el expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021) y el gobernador de Texas, Greg Abbott, entre otros.

Abbott fue interrumpido este miércoles en una rueda de prensa en Uvalde por el excongresista demócrata Beto O’Rourke, actual aspirante a la gobernación texana, quien le espeto que esta tragedia era predecible.

MIRA: El rifle AR-15 con el que Salvador Ramos mató a 19 niños en una escuela de Texas es más barato que un iPhone

Anoche, horas después del tiroteo, O’Rourke urgió en Twitter a Abbott a que cancelara su aparición en la convención de la NRA en Houston.

El “lobby” fue también blanco de las críticas del líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, quien en una intervención en el pleno este miércoles dijo que los republicanos se preocupan más de complacer a la NRA que de “las familias que lloran a las víctimas de la violencia con armas de fuego”.

Schumer recordó que hace casi 30 años el Congreso aprobó la ley Brady que prohibía las armas de asalto a nivel federal (esa norma aprobada en 1994 expiró diez años más tarde al no ser renovada por el Congreso), lo que calificó como “un gran logro legislativo”.

Sin embargo, aseguró que hoy en día es casi imposible sacar cualquier regulación adelante por culpa de la NRA y de los legisladores influenciados por este grupo de presión.

El Congreso de EE.UU. lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas, protegida en la Segunda Enmienda de la Constitución.

Además, la NRA ha ayudado a financiar las campañas políticas de cientos de miembros del Congreso, tanto demócratas como republicanos, según la base de datos Open Secrets que gestiona el Centro para una Política Responsable.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más