El Paso. Otras dos personas fallecieron el lunes debido a sus heridas sufridas en , con lo que la cifra de muertes asciende a 22, informaron las autoridades de Estados Unidos.

El fin de semana se informó de 20 víctimas fatales. El lunes mediante Twitter, la policía de El Paso informó que una víctima más murió en el hospital con lo que la cifra ascendió a 21. Poco después el doctor Stephen Flaherty, del Centro Médico Del Sol, dijo que otra persona falleció en ese centro, con lo que la cifra se elevó a 22.




No se dieron más detalles.

"Invasión hispana"

Las autoridades investigan el tiroteo en la ciudad estadounidense en la frontera con México como un posible crimen de odio tras conocerce un manifiesto relacionado con el sospechoso del ataque, identificado como Patrick Crusius, quien fue detenido por la policía.

Los medios estadounidenses vincularon a Patrick Crusius con el manifiesto publicado en Internet que incluye pasajes que critican la "invasión hispana" de Texas.

"En este momento tenemos un manifiesto de este individuo que hasta cierto punto indica que tiene un nexo con un posible crimen de odio", dijo el jefe de policía de El Paso, Greg Allen, en una conferencia de prensa.

Verónica Escobar, representante de El Paso en el Congreso, dijo que "la narrativa del manifiesto está alimentada por el odio".

Estados Unidos

"Y está alimentada por racismo, intolerancia y división", agregó en una conferencia de prensa junto al alcalde de la ciudad, Dee Margo, y el gobernador de Texas, Greg Abbott.

"El Paso ha sido históricamente una comunidad muy segura", aseveró y agregó que "el atacante "es alguien que vino de fuera de nuestra comunidad para lastimarnos".

El Paso, sobre el río Grande (Bravo) que separa a Estados Unidos y México, tiene 680.000 habitantes, 83% de ellos de ascendencia hispana, según datos del censo.

- Aterrorizados -

Algunas imágenes grabadas con celulares muestran varios cuerpos tirados en el estacionamiento de Walmart, en tanto otras documentan a compradores aterrorizados corriendo hacia la salida de la tienda mientras se oían ecos de disparos.

Una mujer que se dirigía a hacer compras a Walmart declaró a Fox News que había escuchado "como fuegos artificiales" mientras buscaba un lugar para estacionar. "Me dirigí a la salida", contó.

"Vi a un hombre con una camiseta negra y pantalones de camuflaje que llevaba lo que parecía un rifle, apuntaba a la gente y disparaba directamente a ellos, vi a tres o cuatro cayendo al suelo", continuó.

Robert Curado dijo al diario El Paso Times que se escondió con su madre entre dos máquinas expendedoras en la entrada de Walmart. "El hombre trató de dispararme, pero falló porque me agaché", dijo.

En tanto, el precandidato demócrata y excongresista Beto O'Rourke, nacido en El Paso, acusó al presidente Donald Trump de incitar al odio cambiando "el carácter de este país" y llevándolo "a la violencia".

AFP.
AFP.

- Balas frecuentes -

En Estados Unidos los tiroteos son habituales. El martes, dos personas murieron y un policía resultó herido en otra tienda Walmart en Misisipí.

El domingo pasado tres personas, incluido un niño de seis años, murieron a manos de un hombre de 19 años que abrió fuego en un festival gastronómico en Gilroy, California, al sur de San Francisco.

Como ocurre después de cada baño de sangre, varias voces se alzaron para exigir una mayor regulación del mercado de armas de fuego, algo que las altas esferas políticas no han abordado con firme decisión todavía.

"Debemos actuar ahora para poner fin a nuestra epidemia de violencia armada", dijo la precandidata demócrata Elizabeth Warren, quien se declaró "devastada" por el hecho.

"Llevamos a las víctimas en nuestros corazones y prometemos continuar actuando en su honor", señaló en Twitter la organización que impulsa mejoras en la seguridad pública Moms Demand Action (Madres Piden Acción).

Kendall Long consuela a Kianna Long, quien estaba en el Walmart en el momento del tiroteo. (EFE).
Kendall Long consuela a Kianna Long, quien estaba en el Walmart en el momento del tiroteo. (EFE).
Clientes del centro comercial salen con los brazos en alto. (Reuters).
Clientes del centro comercial salen con los brazos en alto. (Reuters).

--Terrorismo doméstico--

El FBI dijo en un comunicado el domingo que el ataque "resalta la continua amenaza que representan los extremistas violentos domésticos y los autores de crímenes de odio".

La agencia señaló que teme que más extremistas radicados en Estados Unidos puedan inspirarse por estos y anteriores ataques de alto perfil para participar en actos de violencia similares.

John Bash, fiscal para el distrito occidental de Texas, dijo que las autoridades federales estaban tratando la masacre de El Paso como un caso de terrorismo doméstico.

"Y vamos a hacer lo que le hacemos a los terroristas en este país, que es entregar justicia rápida y segura", aseguró en una conferencia de prensa el domingo. Agregó que el ataque parecía "estar diseñado para intimidar a la población civil, por decir lo menos".

AFP.
AFP.

Fuente: AFP / Reuters