Los clientes de la tienda vivieron minutos de horror. Algunos de ellos perdieron a sus seres queridos. (Reuters).
Los clientes de la tienda vivieron minutos de horror. Algunos de ellos perdieron a sus seres queridos. (Reuters).

La escena se repitió otra vez: el sonido terrible de los disparos, los gritos, las carreras de los que intentaban huir, el llanto y la angustia de los que perdieron a los suyos en los segundos sin lógica de la tragedia.

Un joven de 21 años entró este sábado en una tienda de en El Paso, cerca de la frontera de con México, y comenzó a disparar contra la gente que estaba allí: decenas de familias y otras personas que habían acudido a comprar materiales para el nuevo curso escolar.




Al menos 20 personas murieron y otras 26, incluidos niños pequeños, resultaron heridas en el peor incidente con armas de fuego que se registra desde noviembre del 2017 en Estados Unidos.

Los primeros reportes del tiroteo, ocurrido en la zona del Cielo Vista Mall, tuvieron lugar cerca de las 10:00 hora local (17:00 GMT).

De acuerdo con las autoridades, el atacante parece haber actuado solo e investigan si se trató de un "crimen de odio".

Las tiendas de Walmart son unos de los lugares donde los estadounidenses pueden comprar armas a partir de los 21 años de edad.

Según el sitio web de rastreo de tiroteos en EE.UU., Gun Violence Archive, este es la balacera número 250 que se reporta en el país en los 215 días que han transcurrido del 2019.

El ataque tuvo lugar menos de una semana después de que un adolescente armado mató a tres personas en un festival de comida de California.

El tiroteo de este sábado fue considerado el octavo más mortal en la historia moderna de Estados Unidos.

¿Qué se sabe de las víctimas?

Según informó la policía, la tienda se encontraba llena en el momento del accidente, con familias que compraban útiles para el inicio del curso escolar.

"Las edades y género de los muertos y los heridos son variados. La situación, no necesita decirse, es horrorosa", dijo el jefe de la policía de El Paso, Greg Allen.

De acuerdo con los reportes, entre los lesionados algunas personas reportaron heridas leves y otras se encuentran en estado grave.

La identidad o nacionalidad de las víctimas se desconoce, aunque el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que tres ciudadanos de su país estaban entre los muertos y seis entre los heridos.

De los 26 lesionados, un grupo fue llevado al Centro Médico Universitario de El Paso para recibir atención, y otros al Del Sol Medical Center.

"Esta es una tragedia que nunca, nunca hubiéramos pensado que pasaría en El Paso", dijo Dee Margo, alcalde de la ciudad, a CNN. "Estoy destrozado".

¿Qué se sabe del atacante?

La policía no identificó de forma inmediata al sospechoso, pero dijo que era un hombre blanco de 21 años, proveniente de Allen, Texas, y que los oficiales no tuvieron que disparar sus armas para detenerlo.

Imágenes de CCTV que se difundieron en redes sociales muestran aparentemente al atacante, un joven con una camiseta oscura, protectores auditivos y blandiendo un rifle de asalto.

"Los informes iniciales del arma (indican que) era un rifle, pero no puedo confirmar eso todavía", dijo el sargento Robert Gómez, vocero de la Policía de El Paso.

La policía acordonó el centro comercial Cielo Vista Mall luego del tiroteo.
La policía acordonó el centro comercial Cielo Vista Mall luego del tiroteo.

¿Cuáles fueron las motivaciones del atacante?

La policía indicó que investigaba "potenciales nexos" del atacante con "grupos de odio" tras la aparición de un "manifiesto" de supuesta autoría del joven que recurre al lenguaje de "supremacistas blancos".

"Ahora tenemos un manifiesto de este individuo que indica en cierto grado una conexión con un posible crimen de odio", afirmó Allen.

Durante la conferencia de prensa, las autoridades indicaron que el documento estaba cargado de "odio, intolerancia y fanatismo".

La policía no identificó de forma inmediata al sospechoso, pero dijo que era un hombre blanco de 21 años.
La policía no identificó de forma inmediata al sospechoso, pero dijo que era un hombre blanco de 21 años.

Según el "manifiesto" el ataque fue una respuesta a la "invasión hispana de Texas".

El FBI, por su parte, indicó que se necesitaba un mayor trabajo de investigación para determinar si se trataba de un crimen de odio.

De acuerdo con la televisora CNN, la policía estaba trabajando después del tiroteo para eliminar una cuenta de Facebook e Instagram asociada con el sospechoso.

Durante una conferencia de prensa tras el ataque, las autoridades informaron que estaban buscando la posibilidad de imponer cargos por asesinato.

¿Cuáles han sido las reacciones?

"Esta es una tragedia que nunca hubiéramos pensado que pasaría en El Paso", dijo a CNN el alcalde de la ciudad, Dee Margo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escribió en Twitter que los informes provenientes del área eran "muy malos, muchos muertos" y luego en la noche calificó lo sucedido como un "acto de cobardía".

"El tiroteo de hoy en El Paso, Texas, no solo fue trágico, fue un acto de cobardía. Me posiciono como todos en este país para condenar el acto de odio de hoy. No hay razones o excusas que justifiquen matar personas inocentes", escribió.

Afuera de la tienda se apreciaron escenas de dolor.
Afuera de la tienda se apreciaron escenas de dolor.

En un comunicado, el gobernador de Texas, Greg Abbott, consideró que El Paso había sido "golpeado por un acto de violencia atroz y sin sentido".

"Nuestros corazones están con las víctimas de este horrible tiroteo y con toda la comunidad en este momento de pérdida", dijo el gobernador.

Estados Unidos
Estados Unidos

El candidato presidencial demócrata Beto O'Rourke abandonó un evento de campaña en Las Vegas para regresar a su ciudad natal de El Paso.

Anteriormente, habló en un foro laboral, diciendo a la multitud que el tiroteo hizo añicos cualquier ilusión de que la reforma de armas "vendrá por sí misma" en Estados Unidos.

"Sabemos que hay mucho daño, mucho sufrimiento en El Paso en este momento", dijo.

La tienda estaba llena en el momento del ataque.
La tienda estaba llena en el momento del ataque.

Otros candidatos presidenciales demócratas también respondieron al tiroteo con llamados al control de armas.

El senador de Nueva Jersey, Cory Booker, se encontraba entre ellos y dijo que Estados Unidos parece estar "aceptando la idea de que estos [tiroteos] van a ocurrir con regularidad".

Walmart, por su parte, afirmó que estaba "en shock por los trágicos eventos" y que "estaba trabajando en estrecha colaboración con las fuerzas del orden".