Trump celebra eufórico triunfo ante el Obamacare en Cámara baja

El presidente de , Donald Trump, prometió este jueves terminar con la "catástrofe" del sistema Obamacare, poco después que la Cámara baja del Congreso aprobó un proyecto de ley que modifica el mercado de seguros privados de salud.

El sistema Obamacare "está muerto", dijo Trump en la Casa Blanca. "Vamos a terminarlo y vamos a seguir haciendo muchas otras cosas", añadió el mandatario, quien dijo sentir "mucha confianza" de que el proyecto será rápidamente aprobado en el Senado.

La Cámara de Representantes aprobó por un estrecho margen una legislación que revoca las partes principales del programa de salud conocido como Obamacare y lo reemplaza por un plan promovido por los republicanos, en una importante victoria legislativa para el presidente Donald Trump.

Con 217 votos a favor y 213 en contra, los republicanos consiguieron el margen suficiente para sacar adelante la legislación en la Cámara, y que ahora pasará al Senado. No hubo votos demócratas a favor del proyecto.

Los líderes republicanos anunciaron el miércoles que iban a intentar por segunda vez aprobar un texto para derogar y reemplazar el "Obamacare", después de su fracaso el 24 de marzo.

"Votaremos sobre el programa de salud (...), porque tenemos votos suficientes", dijo a la prensa el líder de la mayoría republicana, Kevin McCarthy. "Pasará, es un buen proyecto", agregó.

Después de semanas de ajustes para tratar de alinear al mayor número posible de legisladores republicanos, la votación podría ser estrecha, pues ningún demócrata apoya el nuevo texto.

La Casa Blanca y los líderes republicanos negociaron con las alas moderada y conservadora del partido a fin de elaborar un texto aceptable para la mayoría.

()

— "El presidente dijo: te necesitamos" —

Una versión anterior del plan republicano fracasó en marzo, cuando el rechazo tanto de moderados como de conservadores republicanos frustró el intento de Trump y los líderes del partido de acabar con la Ley de Atención Sanitaria Asequible de Obama, aprobada en 2010.

Aparentemente los líderes republicanos han conseguido apoyo de suficientes legisladores escépticos del proyecto, que contempla 8.000 millones de dólares para los costos de cobertura de salud de personas con enfermedades preexistentes.

Trump ha impulsado el nuevo proyecto modificado varias veces en los últimos días y se ha involucrado personalmente en el forcejeo, hablando por teléfono o cara a cara con algunos republicanos.

El anuncio fue hecho cuando el proyecto de reforma de salud ganó impulso debido a que dos influyentes representantes republicanos -Fred Upton de Michigan y Billy Long de Missouri- cambiaron de opinión el miércoles y dieron su respaldo a la iniciativa, tras una intensa presión ejercida por el propio mandatario.

"El presidente dijo 'Billy, realmente te necesitamos. Te necesitamos, hombre'. Yo dije, 'no me tienen"'", contó Long a los reporteros en la Casa Blanca, al describir un tira y afloja con Trump, que buscaba convencerlo de apoyar la ley.

Long dijo que cambió de opinión después de que el presidente dio su apoyo a una enmienda que añade un suplemento de 8.000 millones de dólares para ayudar a financiar las pólizas de los llamados "grupos de alto riesgo", que absorberán los costos de personas con enfermedades caras, como el cáncer.

()

— "Va a perjudicar a muchos..." —

Upton se oponía anteriormente a la legislación, alegando que estaba en desacuerdo con una disposición que permite a los estados eliminar las garantías de cobertura a las personas con enfermedades preexistentes, algo que contemplaba el Obamacare.

Pero después de la reunión con Trump, Upton dijo que pensaba que el nuevo financiamiento bajo este proyecto podría "más que cubrir a aquellos que podrían ser afectados".

Muchos expertos en políticas de salud, sin embargo, aseguran que 8.000 millones de dólares son insuficientes para proporcionar cobertura para las personas enfermas.

La nueva ley "no sólo eliminará la cobertura de seguro de salud de millones de estadounidenses, sino que eliminará en muchos casos la prohibición de cobrar más por la cobertura a los que tienen condiciones médicas subyacentes", dijo el presidente de la Asociación Médica Estadounidense, Andrew Gurman, quien se opone a la iniciativa.

"Este texto cobarde va a perjudicar a muchos, muchos estadounidenses", dijo por su lado el senador demócrata Cory Booker en MSNBC.

El proyecto enfrentará ahora un largo camino en el Senado, donde es casi seguro que los republicanos moderados le introduzcan cambios para tratar de lograr que sea aprobado.

Fuente: Agencias

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...

TAGS RELACIONADOS