Imagen de la soldado Vanessa Guillén y la entrada de la base militar de Fort Hood en Texas. (Captura - Twitter/AP - Jack Plunkett).
Imagen de la soldado Vanessa Guillén y la entrada de la base militar de Fort Hood en Texas. (Captura - Twitter/AP - Jack Plunkett).
Redacción EC

La desaparición de la soldado estadounidense Vanessa Guillén ha generado que otras personas denuncien conductas irregulares en el interior de la base de Fort Hood, en .

Según informó Telemundo, una joven de 21 años que no se quiso identificar indicó que un sargento le manifestó “cosas inapropiadas”. La joven denunció el hecho pero después de dos semanas fue echada de la Fuerzas Armadas.

Vanessa Guillén, soldado de 20 años y natural de Houston, fue vista por última vez el 22 de abril en el estacionamiento del cuartel general del Escuadrón de Ingenieros Regionales en Fort Hood, ubicado en la ciudad de Killeen (Texas).

Su madre, Gloria Guillén, dijo que su hija le había contado que estaba insegura en el lugar y que sufrió acoso sexual por parte de un sargento.

Lo mismo que le pasó a Vanessa me pasó a mí”, reveló la joven no identificada a Telemundo. “Sé de otras mujeres a las que le pasó lo mismo”, agregó.

La mujer de 21 años contó que al menos seis personas también han sufrido hechos similares, pero que las autoridades de la base militar no han tomado ningún tipo de medida para resolver estos casos.

Yo creo que está con el sargento”, puntualizó la joven sobre la ubicación de la soldado latina.

Desaparición de Wedel-Morales

A la desaparición de Vanessa Guillén y los reportes de acoso sexual en la base militar en Texas se agrega la misteriosa desaparición de Gregory Wedel-Morales en 2019.

Wedel Morales fue visto el pasado 19 de agosto de 2019 en Fort Hood, tenía 23 años.

Su madre, Kim Wedel, no ha dejado de buscarlo y manifiesta que se siente “derrotada” porque no pudo proteger a su hijo. “Se fue del Ejército y de pronto desapareció”, relató a Telemundo.

Estoy devastada, mi hijo no está y no puedo hacer nada”, agregó la madre. Por tal motivo y ante la presión de la ciudadanía, el Comando de Investigación Criminal del Ejército de los Estados Unidos (CID) aumentó a US$25.000 la recompensa por el soldado, señaló Univisón.

La madre Kim Wedel finalizó su relato diciendo que teme por más familias que estén pasando por la situación de un hijo desaparecido.

Pocos avances en la investigación de la soldado Guillén

La madre de la soldado Vanessa Guillén, Gloria, solicitó al Congreso para que intervenga, ya que no confía en la investigación que están haciendo los militares.

No puedo soportar ni un día más porque no estoy durmiendo y tengo mala salud”, dijo Gloria. “Han pasado dos meses y no sabemos nada, nada, nada. ¿Qué ha pasado? ¿Qué pasó en esa base? ¿Por qué desapareció mi hija?”.

Sylvia García, representante demócrata por el estado de Texas, dijo que estaba frustrada por la poca información que brinda el Ejército sobre el caso.

Asimismo, aclaró que los familiares intentarán juntarse con el coronel Ralph Overland para saber más sobre el caso y que está juntando un equipo para iniciar una investigación más detallada.

La familia de Guillén no solamente está buscando que el Ejército se retire de la investigación sino que el FBI tome cartas en el asunto.

Los militares, por su parte, han dicho que la búsqueda de la soldado sigue dentro y fuera de la base. Los oficiales también han asegurado que varias autoridades del Ejército se han reunido con los familiares tras la denuncia de desaparición.

Por lo pronto, en las últimas horas, las autoridades de Fort Hood anunciaron por Twitter que la recompensa se incrementó a US$25.000, por información que de con el paradero de Guillén.

_______________________

VIDEO RECOMENDADO

Corea del Norte publica el video de la destrucción de la oficina de enlace con Corea del Sur en Kaes

TE PUEDE INTERESAR