Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en EEUU

Estrella de YouTube fue condenado a diez años de prisión por pornografía infantil

Austin Jones, de 26 años, fue condenado por la justicia de Estados Unidos a 10 años de cárcel por pedir a mujeres menores de edad que le envíen videos sexualmente explícitos de sí mismas como prueba de que son sus admiradoras

Austin Jones

YouTube: Austin Jones es condenado a 10 años de prisión por pornografía infantil.

El conocido cantante de YouTube Austin Jones, de 26 años, fue condenado por la justicia de Estados Unidos a 10 años de cárcel por pedir a mujeres menores de edad que le envíen videos sexualmente explícitos de sí mismas como prueba de que son sus admiradoras, informó la cadena CNN.

Según el fallo, Jones usó los servicios de Facebook Messenger y iMessage de Apple para solicitar videos de chicas de entre 14 y 15 años cuando él tenía 24 años.

Ejecutaron a hombre que asesinó a su ex novia por dejarlo y a una amiga que trató de defenderla

La "guardaespaldas" que acaba de convertirse en reina de Tailandia

Quién era Fatimih Dávila, la ex Miss Uruguay que apareció muerta en un hotel de México

El cantante fue arrestado en el 2017 por dos cargos de producción de pornografía infantil. Posteriormente, Austin Jones admitió haber contactado a seis niñas menores de edad para que se hicieran videos pornográficos y se los enviaran. Las chicas tenían apenas 14 años.

El cantante acumuló seguidores en YouTube con versiones de canciones como "Sugar, We Going Down", de Fall Out Boy y "Sorry", de Justin Bieber.

Su canal de YouTube tiene más de 534.000 suscriptores y sus videos han obtenido casi 41 millones de visitas. No ha vuelto a subir videos desde el 2017.

De acuerdo con CNN, Jones cantó a capella versiones de canciones populares y realizó una gira por todo Estados Unidos. La mayoría de seguidores del cantante suburbano de Chicago eran adolescentes.

Se declaró culpable en febrero y el viernes. El juez de distrito John Z. Lee lo condenó a 10 años en una prisión federal.

“La producción y la recepción de pornografía infantil son delitos extraordinariamente graves que amenazan la seguridad de nuestros niños y comunidades”, dijo la fiscal federal adjunta Katherine Neff Welsh en el memorando de sentencia del gobierno. “Las acciones de Jones tomaron algo de sus víctimas y sus familias que nunca podrán recuperar”.

Según la sentencia, para obtener los videos, Jones les dijo las chicas “que ‘demuestren’ que eran sus mayores admiradoras”, que ellas “formaban parte de una oportunidad para ser modelos y que podía ayudarlas a ganar seguidores en Instagram”.

Jones admitió que usó Facebook para persuadir a las niñas menores de edad para que le enviaran videos y fotos pornográficas aproximadamente otras 30 veces.

Los documentos de un tribunal en Chicago demostraron que Jones había enviado ese tipo de mensajes a más de 30 chicas, a quienes les daba un diálogo de lo que tenían que hacer y decir en la grabación.

"Ahora necesitas una introducción al video. Grábate muy cerca di estas líneas: 'Hey, Austin, es (nombre de la víctima) y este trasero tiene (edad)' …y luego aplaude durante 30 segundos", dice una de los diálogos escritos por el youtuber.

La víctima preguntó si el video no sería enviado a nadie a lo que este respondió: "Los elimino después que los vea".

De acuerdo a la conversación, Jones continuó presionando a la chica para cambiarse de ropa y quedarse hasta tarde. Cuando la menor dijo que tenía que irse a la cama, él le pidió que se tomara eso muy enserio.

Jones le pregunta a su víctima: ¿Crees que tu trasero es lo suficientemente bueno como para que los chicos se vuelvan locos?, la joven respondió de inmediato: Sí, me ha dado privilegios con los chicos.

Luego Jones le envió un mensaje: "Todavía no me ha gustado, agregaré más líneas y rebotas si crees que eso te ayudará, señaló.

Al parecer, la chica de la conversación habría enviado 15 videos a Jones, de los cuales en 10 aparecería desnuda de la cintura para abajo.

CNN en Español recordó que Jones ya había sido criticado por sus interacciones con sus seguidoras. En junio del 2015 publicó un video de 16 minutos en YouTube en el que miró directamente a la cámara y admitió que solía pedirle a los fanáticos que le enviaran videos de ‘twerking’.

“Nada fue más allá de videos de ‘twerking'”, dijo. “Nunca hubo desnudos, nunca hubo contacto físico”.

YouTube desmonetizó el canal de Jones en el 2017, lo que significa que ya no obtiene ingresos de la plataforma.

"Nos tomamos muy en serio la seguridad en YouTube y las denuncias de conducta sexual inapropiada. Cuando tenemos conocimiento de acusaciones o condenas serias, tomamos medidas, que pueden incluir la terminación de relaciones comerciales o la suspensión de la monetización", dijo un portavoz de YouTube en un comunicado a NBC News.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada