Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

8M: Huelga feminista y masivas marchas en España por el Día de la Mujer | FOTOS

Miles de personas acudieron a los cientos de marchas convocadas al culminar una jornada de huelga y paros laborales que, según el sindicato UGT, siguieron 6 millones de personas

Por segundo año consecutivo, este viernes 8 de marzo las calles de España, se tiñeron de morado con una "huelga feminista" y manifestaciones masivas con motivo del Día Internacional de la Mujer. Las movilizaciones se realizaron en numerosas ciudades del país ahora que la causa se convirtió en batalla política a pocas semanas de las elecciones de las legislativas del 28 de abril.

Más de 350.000 personas en Madrid, 200.000 en Barcelona, decenas de miles en grandes ciudades como Valencia, Bilbao o Sevilla... Ríos de gente acudieron a los cientos de marchas convocadas al culminar una jornada de huelga y paros laborales que, según el sindicato UGT, siguieron 6 millones de personas.

EN VIVO | Melania Trump premia a 10 "Mujeres Valientes"

Día de la Mujer: Por qué se conmemora el 8 de marzo

Convocadas bajo el lema "Si paramos nosotras, se para el mundo", las protestas se notaron principalmente en la universidad pero también en la sanidad, la prensa o la política.

En la norteña región del País Vasco, el Parlamento regional tuvo que suspender la sesión por falta de cuórum ante la ausencia generalizada de sus diputadas.

Y en la marcha de Madrid, participó la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo y otras integrantes del ejecutivo de Pedro Sánchez, conformado por una mayoría de mujeres.

Reclamando igualdad real, especialmente en el plano laboral, y protestando contra la violencia machista, una multitud de mujeres pero también hombres recorrió el Paseo del Prado y la Gran Vía, dos emblemáticas calles de la capital española.

"Todavía hay que luchar contra micromachismos en el día a día", aseguraba Gemma Martín, de 45 años, que acudió a la marcha con sus dos hermanas, todas con el rostro pintado de morado.

A 650 km de distancia, en Barcelona, la universitaria Laia Rosas, de 20 años, compartía el diagnóstico.

"Ha habido un boom feminista y la gente se empieza a dar cuenta (...), hay más consciencia pero todavía queda mucho por hacer", aseguraba junto a tres compañeras de estudios.

Manifestaciones similares se reprodujeron alrededor del mundo en este 8 de marzo. En Grecia se realizó por primera vez un paro de tres horas en numerosas administraciones y en Francia miles de personas se congregaron en diferentes ciudades.

En Estambul, la policía truca lanzó gases lacrimógenos contra miles de mujeres reunidas en el centro de la ciudad a pesar de la prohibición de manifestarse.

- El feminismo en la agenda -

En España, el objetivo era repetir el histórico éxito del año pasado, cuando millones de personas participaron en una inédita huelga feminista y en las marchas del 8 de marzo.

Desde entonces ha habido un cambio de gobierno, materializado en un gabinete socialista con más mujeres que hombres, y el feminismo, desde distintos enfoques, se ha consolidado como un tema político de primer orden.

Sin embargo, el país acusa una brecha salarial del 14,2% entre hombres y mujeres (dos puntos por debajo de la media europea, según Eurostat) y la violencia machista sigue matando a mujeres: 47 el año pasado, y al menos 975 en total desde el 2003.

España

"Hace falta que a las mujeres se nos vea, porque hay mucho trabajo que hacer todavía" y "el poder real no está en las mujeres", dijo la conservadora Ana Pastor, presidenta de la cámara baja del Parlamento.

"Solo desde el feminismo alcanzaremos una democracia plena", tuiteó el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, quien ha apostado de lleno por esta causa para continuar en el poder.

- Emerge una ultraderecha antifeminista -

Sin embargo, no todo es consenso. La prueba, la contramanifestación convocada el domingo próximo en Madrid por la "Women of the World Global Platform", que aglutina a organizaciones católicas y antiabortistas, frente al "feminismo rancio" de la izquierda.

En las marchas no participaron ni el conservador Partido Popular (PP), descontento con el manifiesto que arremetía contra la derecha, ni el ultraderechista Vox, que ha emergido en los últimos meses con un discurso muy agresivo contra este movimiento.

Esta formación es contraria a la ley de lucha contra la violencia de género, al aborto y, en general, contra lo que tacha de "feminismo supremacista".

Unos postulados que enervaban y asustaban a partes iguales a algunas manifestantes: "Realmente da miedo porque nos quieren llevar 40 años atrás", lamentaba Amelia León, jubilada de 69 años en Barcelona.

Pero por eso "estamos aquí (...) para defender lo que hemos conseguido y algunos nos quieren quitar", insistió.

LAS MOTIVACIONES Y DEMANDAS

Estos son los objetivos de la huelga:

►Contra el machismo. Para que podamos ser libres, para que se consideren las violencias machistas como una cuestión que atañe a toda la sociedad y se tengan en cuenta sus distintas causas y dimensiones. Poniendo fin a aquellas que sufrimos cotidianamente en todos los ámbitos y espacios vitales (hogar, trabajo, espacios públicos, pareja, familia, entorno laboral, sociedad e instituciones del Estado). Para que haya cambios culturales, en las ideas, actitudes, relaciones y en el imaginario colectivo.

►Justicia patrialcal. Para que la justicia nos crea y deje de aplicar una lógica patriarcal, para que se apliquen de forma efectiva las leyes contra las violencias machistas y se amplíen para incluir la violencia sexual. Para hacer efectiva la verdad, la protección, la reparación y la justicia a quienes somos víctimas de las violencias machistas.

►Identidad de género. Para que las mujeres seamos dueñas de nuestros cuerpos nuestros deseos y nuestras decisiones. Para que las personas disidentes sexuales, con especial atención a las mujeres trans, dejemos de sufrir agresiones y múltiples violencias. Por una sociedad que respete y valore la diversidad sexual, de identidad y/o expresión de género.

►Educación sexual. Para que la educación afectivo-sexual esté contemplada en el currículo escolar y sea integral, libre de estereotipos sexistas, racistas y LGTBIfóbicos.

►El aborto. Para que el aborto esté fuera del Código Penal y se reconozca como un derecho de las mujeres y personas con capacidad de gestar a decidir sobre su cuerpo y su maternidad. Que se respete la autonomía de las mujeres de 16 y 17 años y se garantice su realización en los servicios públicos de salud para todas las mujeres.

►Racismo y xenofobia. Para romper con las fronteras, el racismo y la xenofobia que nos atraviesa y recorre toda la sociedad. Para que ninguna mujer tenga que migrar forzada por las políticas coloniales, neoliberales y racistas del Norte Global, que producen situaciones económicas, bélicas, sociales y ambientales insostenibles.

►Un mundo sin muros. Para garantizar nuestros derechos para todas las mujeres, así como un mundo donde nadie muera en el mar, sin muros, alambres, vallas, concertinas ni CIEs. Porque ningún ser humano es ilegal.

►Trabajadoras domésticas. Para que se visibilice y reconozca el valor y dignidad del trabajo doméstico y de cuidados que realizamos las mujeres, y los derechos de quienes los realizamos. Para que se asuma la corresponsabilidad por parte de todos los hombres, de la sociedad y del Estado.

►servicios públicos. Para que podamos tener vidas dignas, y que las administraciones públicas garanticen de forma irrenunciable y prioritaria los servicios públicos y de protección social: sanidad, educación, servicios sociales, ayuda a la dependencia y acceso a la vivienda social.

►Igualdad laboral. Para que se rompa la división sexual del trabajo que nos condena a la precariedad, la discriminación laboral y los trabajos peor pagados, no remunerados, invisibles e ilegales. Para crear alternativas para las trabajadoras migrantes en situación administrativa irregular.

►Derechos comunitarios. Para construir una economía sostenible, justa y solidaria que gestione los recursos naturales de forma pública y comunitaria, que esté en función de las necesidades humanas y no del beneficio capitalista. Para que logremos el acceso universal a los bienes naturales imprescindibles para vivir y priorizar los derechos comunitarios frente a los intereses privados.

►Derechos comunitarios. Para defender lo común a través del apoyo mutuo: las organizaciones comunitarias, las relaciones vecinales, la gestión y el diseño participativo o el uso compartido de los bienes y del espacio público. 

Fuente: Con información de AFP

Tags Relacionados:

España

Día de la Mujer

8M

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada