Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Europa

Ahogamiento y canibalismo: Los horrores vividos en campos nazis

El Reino Unido reveló los relatos de británicos que pasaron por los campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial

Ahogamiento y canibalismo: Los horrores vividos en campos nazis

Ahogamiento y canibalismo: Los horrores vividos en campos nazis

Palizas, ahogamientos, asesinatos y, al menos en un caso, canibalismoSon algunos de los horrores relatados por víctimas británicas de los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) en una colección de documentos que fueron hechos públicos ayer.

Los Archivos Nacionales del Reino Unido publicaron 900 solicitudes para recibir ayuda económica que víctimas británicas de la persecución nazi hicieron llegar a su gobierno entre 1964 y 1965.

Se trata de documentos que no han visto la luz en más de cinco décadas. En algunos casos los nombres de los solicitantes han sido ocultados o redactados para respetar las leyes de protección de datos.

Sin embargo solo 1.015 llegaron a ser beneficiarios de las compensaciones.

En sus solicitudes, los ex prisioneros relataron los horrores vividos durante su cautiverio.

Una de las ex prisioneras que no consiguió una compensación económica fue Johanna Hill, quien perdió toda posibilidad de ser madre debido a las palizas de la Gestapo, la policía secreta nazi.

La mujer había estado internada un mes y medio.

En los documentos hechos públicos también se encuentra la solicitud de Ludmila Kokrda, quien pasó cinco años y medio en una prisión nazi, incluyendo un año en el campo de concentración de Ravensbruck, al norte de Berlín.

(Foto: Getty Images)

Unos 900 documentos de Los Archivos Nacionales del Reino Unido fueron publicados hoy con testimonios de los horrores de las víctimas británicas en los campos de concentración nazis. (Foto: Getty Images)

La mujer se vio obligada a trabajar en la limpieza de un pantano, a menudo bajo intensas lluvias, usando nada más que una camisa de algodón. Según relató, vivía con una dieta de remolacha, hojas y cáscaras de papa.

Kokrda presentó su solicitud a pesar de que ella y su marido no eran ciudadanos británicos. La petición fue rechazada.

El gran escape

Bertram "Jimmy" James también vio como su petición por haber estado encerrado en el campo de Sachsenhausen (Brandeburgo) fue denegada.

Le respondieron que "no llegó a padecer los tratamientos inhumanos y degradantes propios de un campo de concentración".

Para el gobierno británico, las condiciones de Sachsenhausen "no eran de ninguna manera comparables" a las de otras campos.

Finalmente, después de que en 1968 se decidiera que las víctimas británicas de este campo de concentración también debían ser compensadas económicamente, James recibió 1.192 libras, unas 18.500 libras de hoy (unos US$26.000).

James participó en el denominado "gran escape" del campo de Stalag Luft III en Polonia en 1944,que inspiró la película con el mismo nombre dirigida por John Sturges y protagonizada por Steve McQueen.

Unos 50 compañeros de James fallecieron en la fuga.

"Extendido canibalismo"

"La ley de la jungla reinaba entre los prisioneros. Por la noche matabas o te mataban y por el día el canibalismo se extendía".

Es el relato de Harold Le Druillenec, el único sobreviviente británico del campo de concentración de Bergen-Belsen, en el departamento de Baja Sajonia, en el norte de Alemania.

Le Druillenec relató en su solicitud de compensación que en el campo "no había comida, ni agua, y dormir era imposible".

El británico añadió que en otro campo de concentración en Hamburgo sufrió torturas y castigos mediante ahogamientos, golpes y crucifixiones "a todas horas del día".

Harold Le Druillenec recibió como compensación 1.835 libras, lo que ahora equivaldría a 30.000 libras (unos US$43.000).

No es la primera vez que se mencionan prácticas caníbales en el campo de Bergen-Belsen.

En 1945, en el fin de la guerra, el brigadier Llewellyn Glyn-Hughes, jefe de los médicos británicos, le contó a la agencia de noticias Reuters que vio evidencia de canibalismo en ese campo.

La principal tarea de su visita al campamento fue retirar los cerca de 30.000 cadáveres acumulados.

Allí, muchas más personas fallecieron por inanición y no por tifus u otros males.

Está previsto que en el 2017 el gobierno británico publique alrededor de 3.000 documentos similares a los hechos públicos ayer.

Tags Relacionados:

Nazis

BBC

canibalismo


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada