El 13 de mayo de 1981, el papa Juan Pablo II recibió varios impactos de bala disparados por Mehmet Ali Agca. (AFP).
El 13 de mayo de 1981, el papa Juan Pablo II recibió varios impactos de bala disparados por Mehmet Ali Agca. (AFP).
Redacción EC

se ha desvanecido. Un guardia de seguridad lo sostiene desde la espalda para que el cuerpo del líder espiritual no se desmorone. Los fieles, la prensa y hasta el conductor del papamóvil están aterrados.

Es el 13 de mayo de 1891 y le acaban de al Vicario de Cristo mientras paseaba por el Vaticano repartiendo bendiciones.

MIRA: Se cumplen 40 años del intento de asesinato del papa Juan Pablo II por parte del turco Mehmet Ali Agca

El mundo esperaba lo peor y corrían rumores de la muerte del Santo Padre, quien había sido en el abdomen, la mano izquierda y el brazo derecho.

Pero, cual milagro de Dios, ningún órgano vital es alcanzado y, seis horas en el quirófano son suficientes para recuperarse del atentado.

Momentos después del atentado, el Papa es sostenido por sus guardia, mientras el público mira con estupor. (AFP).
Momentos después del atentado, el Papa es sostenido por sus guardia, mientras el público mira con estupor. (AFP).

El turco Mehmet Ali Agca, entonces de 23 años y “de un grupo de extrema derecha”, había fallado en su misión. Los disparos con una Browning 9 mm no fueron letales.

No era la primera vez que a una persona. Un par de años antes, terminó con la vida del “editor jefe de un diario liberal turco”. Como si fuera poco, también se la había acusado de robar dos bancos.

Ahora, sin embargo, se enfrentaba a un juicio más duro.

” anota: “El juicio dura sólo cuatro días ya que el terrorista reconoce las acusaciones y mantiene que actuó solo. Es condenado a cadena perpetua y renuncia a presentar un recurso contra la sentencia”.

A finales de 1983 y coincidiendo con las épocas navideñas, el papa -“convencido” de que fue la Virgen de Fátima quien “le salvó la vida aquel día”- lo visita en prisión.

Lo ha perdonado y Ali Agca está arrepentido.

MIRA: Cuáles son los tres “secretos proféticos” de los niños que “vieron” a la Virgen de Fátima
El papa Juan Pablo II se reunió, dos años después, con el perpetrador del ataque en contra suyo, Ali Agca. (AFP).
El papa Juan Pablo II se reunió, dos años después, con el perpetrador del ataque en contra suyo, Ali Agca. (AFP).

LA VIDA DESPUÉS DEL INTENTO DE MAGNICIDIO

Según , “en junio del 2000”, el presidente de Italia, Carlo Azeglio Ciampi, indultó a Ali Agca, y lo extraditó a Turquía.

Allí, Agca pagaría 10 años de prisión por otras penas.

En el 2010, cuando salió de la cárcel, “ganarse la vida vendiendo autos, pero finalmente logró un sustento gracias a los derechos por la venta de libros”.

anota que, en su libro “Memoria e identidad” (también publico “Why I Shot Pope”), Ali Agca sostiene que “alguien había encargado su asesinato”.

Mehmet Ali Agca muestra las portadas de su libro "Why I Shot Pope", a finales del 2010. (REUTERS).
Mehmet Ali Agca muestra las portadas de su libro "Why I Shot Pope", a finales del 2010. (REUTERS).

Y el año pasado, en una entrevista, Agca declaró que la “Unión Soviética había estado detrás del intento de asesinato” que “fueron ellos quienes planearon el asesinato, querían muerto [al papa]”.

Juan Pablo II era un opositor de la URSS.

Pero esa no fue la única vez que el turco culpó a otros de ser la mente detrás del atentado. Incluso, en una ocasión, apuntó que un sacerdote era el culpable.

“[Acusó] al cardenal Caseroli, secretario de Estado del Vaticano en 1981, de ser el instigador del atentado por sus relaciones con la masonería y las finanzas vaticanas, que controlaba el célebre cardenal Marcinkus”, dice .

Ahora, agrega “La Tercera”, Agca vive tranquilo en los suburbios de Estambul, “donde sus vecinos lo describen como un ‘hombre amable’, que alimenta a perros y gatos callejeros”.

El año pasado, él declaró que “la mayoría de días”, piensa en el ataque al papa, pero que ahora intenta vivir su vida “correctamente”, y que, cuando perpetró el ataque era un joven “ignorante” de 23 años.

Estoy planeando una película o algún tipo de documental sobre lo que sucedió. Espero que Hollywood esté interesado”, contó al “Daily Mirror”.

¿Alguna vez regreso a la escena del crimen? Aunque está prohibido de pisar Italia, Agca ha confesado que sí ha vuelto a la Plaza de San Pedro.

Algunas personas me reconocieron, pero no hubo problemas. La policía fue muy amable conmigo”.

Ali Agca jamás se casó. Tampoco cumplió su sueño para el que se preparó estudiando historia, idiomas y finanzas en universidades de Ankara y Estambul, de ser profesor.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS