La policía se reúne en la basílica de Notre-Dame de Niza tras el atentado que cobró la vida de tres personas. EFE/EPA/SEBASTIEN NOGIER
La policía se reúne en la basílica de Notre-Dame de Niza tras el atentado que cobró la vida de tres personas. EFE/EPA/SEBASTIEN NOGIER
Juan Diego Rodriguez Bazalar

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El ataque de hoy en la basílica de Notre-Dame en Niza, que dejó a tres personas muertas, está vinculado con el terrible asesinato, cerca de , de un profesor de secundaria que mostró caricaturas de en clase.

EN VIVO: Ataque terrorista en Francia deja tres muertos, uno de ellos degollado FOTOS

Así opina Francisco Belaunde Matossian, politólogo conocedor de la realidad francesa, quien anota que, incluso, el origen de estos atentados se puede rastrear al 2015, al atentado de Al Qaeda contra la revista .

Para conocer más detalles y poder comprender cómo es que en Francia se viven tiempo tensos, charlamos con Belaúnde.

- ¿Cómo se explica este atentado?

Hay un conflicto en Francia. Por un lado, el presidente Emmanuel Macron convirtió al profesor en un héroe nacional y habla de la libertad absoluta que hay en el país para, por ejemplo, mostrar caricaturas de Mahoma. Pero si bien reivindica la libertad de expresión, existe una sensibilidad [de quienes se ofenden por las caricaturas] que no está atendiendo. En sus discursos, tal vez, debería haber incluido alguna forma de decir que las entendía, pero que nadie podía ser asesinado por ello. El discurso es complicado, pero el caso es que Francia se ha convertido en blanco de atentados que son hechos por gente que sale de su casa con un cuchillo porque consideran que tienen que hacerlo, quizás alentados por páginas web radicales que les dicen que hay que salir a defender el islam. Hay radicales en Francia y es difícil pararlos.

Los violentos ataques terroristas registrados durante la última década en Francia FOTOS

- Justamente, resalta que estos últimos atentados hayan sido perpetrados por gente común, y no como en el 2015 o 2016, que fueron orquestados por grupos armados…

Así es, perpetrados por los que podrían llamarse lobos solitarios. Todavía no tenemos todos los detalles de la investigación del atentado de hoy, pero tendría esas características. Es muy difícil prever un ataque de este tipo porque no se sabe nada con anticipación. Hay veces que son personas que han estado en los radares del servicio de inteligencia francés, que llegaron a esas listas porque los consideraron sospechosos ya sea porque los vecinos reportaron cambios en sus comportamientos o los vieron en conversaciones o asistiendo a mezquitas dirigidas por un imán radical. Pero por razones materiales es imposible tenerlos vigilados por más de tres o cuatro meses. Hacerlo implica a todo un equipo que lo haga 24 horas. Si mal no recuerdo, se necesitan nueve personas para seguir a uno. Por eso y porque a veces no sucede nada, es que dejan de monitorearlos. A esas personas es muy difícil frenarlas. Y ahora, lamentablemente, se ha generado una especie de conflicto entre Francia y los radicales musulmanes. El tema está en encontrar un discurso que no genere este tipo de situaciones.

Hace unos días, miles de seguidores de un partido islamista en Bangladesh protestaron hoy contra el gobierno de Francia, luego que el presidente Emmanuel Macron señalara su defensa del laicismo. (Reuters)
Hace unos días, miles de seguidores de un partido islamista en Bangladesh protestaron hoy contra el gobierno de Francia, luego que el presidente Emmanuel Macron señalara su defensa del laicismo. (Reuters)

- Diera la impresión de que este fenómeno solo se está dando en Francia. ¿Es así?

Los atentados se han dado en toda Europa. En Inglaterra hubo, hace unos meses, ataques con cuchillo. Pero Francia se puso en la mira por las caricaturas. Antes fue Dinamarca, en donde también se publicaron unas imágenes, pero luego avisaron que ya no lo volverían a hacer y quedó ahí. En cambio, la posición central francesa, una potencia con una importante población musulmana o de origen musulmán, es de la defensa de la publicación de esas caricaturas que, en el caso de “Charlie Hebdo”, son irreverentes y se burlan. Ojo que los católicos también se han molestado cuando hay contenido en contra de su iglesia, o los evangélicos, solo que nadie va a matar a los caricaturistas. Se molestan, nada más. Es un conflicto entre la libertad de expresión, del derecho a la irreverencia que Francia reivindica, y la religión musulmana que tiene un componente yihadista que no tienen otras religiones.

- Tras el ataque, Macron declaró e hizo referencia a la nación francesa como una que está de acuerdo en defender las libertades. Teniendo en cuenta que hay muchos musulmanes en el país que se sienten ofendidos, ¿podría ser una mala lectura de la realidad?

Alguien decía por ahí que había una lectura un poco franco-francesa, pero cuando la situación escala es difícil que no parezca un chantaje. Además, ahora hay otro componente: en medio de todo esto está el conflicto con Turquía, en donde también están molestos con las caricaturas y, en particular, con la que se publicó de su presidente [Recep Tayyip] Erdoğan. Es un escenario muy complejo que ahora tiene un componente de política internacional, geopolítico y ya no solamente de terrorismo. Tal vez le ha faltado a Macron ser más sutil, pensar un poco más en las consecuencias que esto puede tener… Lo que pasa es que él es una persona demasiada impulsiva. También hay que tener en cuenta que en Francia siempre hubo problemas con respecto a la laicidad del Estado, conflictos con respecto al uso de signos religiosos en lugares públicos, velos y todo lo demás. Es un tema que los países anglosajones como EE.UU. o Inglaterra no entienden, pero en Francia sí es un problema.

El presidente francés Emmanuel Macron. (JOHN THYS / POOL / AFP).
El presidente francés Emmanuel Macron. (JOHN THYS / POOL / AFP).

- Porque, además, es imposible imaginarse a un presidente de Francia que diga que va a ceder un poco y restringir la libertad de expresión…

Justamente. Tal vez en el funeral del profesor debió condenar el asesinato en vez de hacer tanta elocuencia en lo que respecta a los derechos. Pero quizás no hubiera sido suficiente, quién sabe. Él se enfrenta a radicales. Aunque por lo menos evitaba chocar con las personas musulmanas que no son yihadistas, pero que están muy molestos. Ahora hay otro tema: en varios países hay un llamado a boicotear a los productos franceses. Eso también tiene consecuencias. Francia se está poniendo en conflicto con una parte del mundo musulmán.

- Teniendo en cuenta que, en ciertos países de Europa, hay una corriente ideológica que habla de cerrarse al mundo y reivindicar su pasado y tradición, ¿la referencia de Macron a la nación francesa puede ser leída en esa línea?

Es un nacionalismo distinto. Hay un orgullo respecto a Francia como el país de la libertad, de los derechos humanos. No se refiere a la historia de los reyes franceses, no es como el nacionalismo en Alemania. No es un tema de afuera los migrantes.

- ¿Qué crees que se avecina para Francia? ¿Continuarán los atentados?

Sí, porque estamos hablando de un terrorismo que no viene de una organización a la que puedas, de alguna manera, ubicar. Es muy difícil luchar contra un terrorismo casi espontáneo, de lobos que aparecen en sus casas. Seguramente se producirá nuevos intentos de atentados. Es muy complicado porque, además, en Francia están confinando a la gente y hay que tener en cuenta que las cuarentenas en el mundo están generando manifestaciones. O sea, a esto se suma el miedo al confinamiento y al coronavirus. Es un cóctel complicado que se añade al estrés de la población que teme a los atentados y a que los maten en las calles.

VIDEO RECOMENDADO

Tres muertos por ataque con cuchillo en iglesia en ciudad francesa de Niza

TE PUEDE INTERESAR