(Foto: Reuters)
Redacción EC

La policía calificó de "ataque terrorista" el atropellamiento de varias personas en el turístico paseo de este jueves, que dejó al menos varios heridos.

El testigo Ethan Spibey dijo a una cadena británica que "de repente, todo fue un auténtico caos. La gente empezó a correr gritando, hubo fuertes estallidos. La gente corrió hacia las tiendas y hubo una especie de miniestampida donde estábamos, en uno de los pasillos".

Aseguró que se refugió junto a decenas de personas en una iglesia cercana. "Cerraron las puertas porque no estoy seguro de si la persona que hizo esto fue capturada ya, así que pidieron a la gente que esperara aquí", agregó.

Otro testigo, el taxista Óscar Cano comentó que el vehículo "iba haciendo eses, atropellando a todo lo que podía".

— "El terrorista estuvo a dos metros de mí y mis hijos" —

Ángel, uno de los testigos del atentado, dio declaraciones para una medio español y contó que, luego de que el vehículo se detuviera tras embestir a decenas de personas, vio como el atacante descendió y se dio a la fuga.

"Lo vi a dos metros de distancia porque la furgoneta se paró y fui a quitar a mis hijos que estaban muy cerca", agregó. El testigo describió al terrorista como "muy joven, entre 18 y 23 años, con pelo castaño y delgado".

“No vi si iba armado pero tenía algo en la mano" resaltó.

— "Evacuamos en todas las direcciones" —

Durante el caos generado por el atropello múltiple, Maritza Avendaño fue una de las presentes que intentaron coordinar y asistir a los dueños de los restaurantes cercanos.

Muchos de los civiles huyeron en pánico en todas las direcciones y otros se encerraron en los lugares cercanos.

"Nos han dado la orden de evacuar. Tenemos los locales cerrados y no se puede salir", explicó Maritza. Según sus cálculos, unas 700 personas se habrían resguardado en el interior de los locales.

(Foto:AFP)
(Foto:AFP)

— “Nos escondimos para estar seguros” —

Daniel Aragonés estuvo en La Rambla de Barcelona rodeado de "mucha gente mayor y niños" cuando el vehículo invadió la zona peatonal.

Aragónes se tuvo que esconder en un kiosko cercano para estar "seguro" , quien describió escenas de "terror" y "miedo" y "una marea de gente corriendo" para salvaguardarse lejos de la zona o buscar refugio en los edificios cercanos.

Asimismo, Aragónes explicó que la Policía ha estado “sacando a la gente de cuatro en cuatro de los comercios" a pesar del miedo.

Fuente: Agencias

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...