Boris Johnson rechaza contestar a preguntas sobre el incidente con su novia Carrie Symonds. (Bloomberg).
Boris Johnson rechaza contestar a preguntas sobre el incidente con su novia Carrie Symonds. (Bloomberg).
Redacción EC

Londres. El favorito para suceder a Theresa May en Downing Street, el ex ministro de Relaciones Exteriores , rechazó este sábado contestar a preguntas sobre el incidente doméstico con su novia Carrie Symonds.

Durante un cara a cara con su único rival para llegar a la jefatura del Gobierno Británico, su sucesor al mando del Foreign Office, Jeremy Hunt, celebrado en Birmingham (norte de Inglaterra), Johnson descartó hacer algún comentario sobre la que se ha convertido en la noticia del día.




"No creo que quieran escuchar nada sobre eso", manifestó el candidato al ser interrogado sobre la disputa a gritos que protagonizó la noche del pasado jueves con su novia, Carrie Symonds, en su domicilio compartido al sur de Londres.

Según avanzó en exclusiva el diario "The Guardian", un vecino de escuchó "gritos, portazos y ruidos" en la vivienda del ex alcalde de la capital británica y, al no recibir respuesta cuando llamó a la puerta para comprobar qué ocurría, decidió alertar a las autoridades.

La policía metropolitana de Londres se apersonó pasada la medianoche en el domicilio y, según explicó en un escueto comunicado posteriormente, comprobaron que la pareja estaba "a salvo y bien" y descartaron cualquier tipo de "acción policial".

Sin embargo, todos los periódicos locales se hacían hoy eco de la noticia que se ha convertido en un jarro de agua fría en la campaña de Johnson, quien ha querido mantener un perfil mediático bajo para evitar, precisamente, cualquier tipo de polémica.

Fuente: EFE