Módulos Temas Día

La protesta de los "chalecos amarillos" pierde fuerza en Francia | FOTOS

La sexta protesta de los "chalecos amarillos" movilizó menos de 25.000 personas en toda Francia (2.000 en París) y se caracterizó por no presentar los escenarios violentos de semanas anteriores

París. Menos de 25.000 manifestantes, entre ellos solo 2.000 en París, y algunos bloqueos en las fronteras caracterizaron la nueva jornada de protestas de "Los chalecos amarillos" este sábado en Francia.

Este sexto sábado de manifestaciones había congregado a unas 23.800 personas en Francia en la tarde hacia las 14:00 horas locales (13:00 horas GMT), frente a 33.500 el sábado pasado a la misma hora, según el ministerio del Interior.

En París, la prefectura de policía contó 2.000 manifestantes poco antes de las 16:00 locales, frente a 4.000 el sábado pasado, según una fuente policíaca. Y en Versalles, donde "Los chalecos amarillos" llamaron a manifestar hacia el castillo como en los tiempos de la Revolución de 1789 que derribó al rey de Francia, sólo llegaron unos sesenta, según la AFP.

El Castillo de Versalles es visitado cada año por millones de turistas.

Los manifestantes estuvieron en su mayoría muy calmos, lo que contrasta con las imágenes de guerrilla urbana de comienzos de diciembre que dieron la vuelta al mundo.

En París, las fuerzas del orden sólo detuvieron a 109 personas, entre ellos Eric Drouet, uno de los primeros animadores del movimiento.

Estas cifras marcan una nueva disminución del movimiento, iniciado hace más de un mes. La primera manifestación, el 17 de noviembre, congregó a 282.000 manifestantes en la jornada en todo el país.

El 24 de noviembre participaron 166.000 personas, el 1 y 8 de diciembre 136.000 y el 15 de diciembre 66.000, según cifras oficiales (los "chalecos" no dan cálculos de participación).

- Décimo muerto -

El balance de muertos a lo largo de más de un mes de jornadas subió a diez, al fallecer un conductor en la madrugada del sábado al chocar su vehículo contra un camión bloqueado en un retén en el que filtraban los vehículos "chalecos amarillos", cerca de Perpiñán (sur), según una fuente judicial.

El Parlamento de Francia aprobó definitivamente el viernes por la noche las medidas de urgencia de 10.000 millones de euros para reducir la presión fiscal y aumentar el poder adquisitivo, principales reivindicaciones de los "chalecos amarillos". Pero muchos de ellos no parecen dispuestos a poner fin a la movilización, que provocó la peor crisis social desde que Emmanuel Macron llegó al poder, hace 19 meses.

El sector comercial registró un retroceso medio de 25% respecto a hace un año a causa de las manifestaciones, indicó este sábado la secretaria de Estado de Economía, Agnès Pannier-Runacher.

En los Campos Elíseos, epicentro de las manifestaciones, los cafés y restaurantes colocaban sus terrazas y casi todas las tiendas mostraban sus escaparates.

Uno de los manifestantes congregados en la famosa avenida, David Delbruyère, de 48 años, procedente de Maroilles, en el norte, afirmaba que era la quinta vez que se desplazaba a la capital para manifestarse. Este camionero dice ganarse "normalmente" su vida, pero se moviliza por sus dos hijos y sus padres enfermos.

Según él, la única medida que podría frenar el movimiento es el referéndum de Iniciativa Ciudadana, una de las reivindicaciones de los "chalecos amarillos" y que el gobierno prometió estudiar.

- Bloqueos en la frontera española y belga -

La policía pidió a los comercios parisinos "mantenerse vigilantes", en una jornada que para muchos es clave por las compras de Navidad.

La semana pasada se desplegaron unos 69.000 miembros de las fuerzas del orden, 8.000 de ellos en París, apoyados por vehículos blindados de la gendarmería.

Este sábado, estos vehículos blindados fueron movilizados en regiones donde hubo altercados la semana pasada, como Toulouse y Burdeos (suroeste).

Los "chalecos amarillos" también llamaron a cortar el paso de los camiones en las fronteras.

Más de 300 "chalecos amarillos" bloqueaban desde este sábado por la mañana una vía de acceso a una autopista en Le Boulou, contra la frontera española, constató la AFP.

Los manifestantes dejaban pasar autos y vehículos pequeños, pero cerraban el paso a los camiones, "símbolo de las importaciones españolas a Francia con precios de saldo desde hace muchos años", critica Marcel, un viticultor de 49 años.

A media mañana, decenas de militantes separatistas catalanes, vestidos también con chalecos amarillos y portando una bandera independentista, se unieron a los manifestantes franceses.

También se registraron perturbaciones en el tráfico en la frontera belga.

Fuente: AFP


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada