(Foto: AFP)
(Foto: AFP)
Redacción EC

El nuevo presidente de , el socialista , se comprometió a "atender las urgencias sociales postergadas", así como combatir la precariedad y la desigualdad, a la vez que asumió los compromisos europeos de estabilidad presupuestaria.

"Tenemos una tarea muy importante por la cohesión social, es necesario estabilizar socialmente a nuestro país", avanzó Pedro Sánchez poco antes de que se vote la moción de censura que los socialistas presentaron contra el gobierno de y que, según se espera, saldrá adelante con el apoyo de 180 de los 350 diputados de la Cámara.

Después de la jornada de ayer, en la que participaron los grupos nacionalistas, Ciudadanos (liberales) y la coalición de izquierda Unidos Podemos, intervinieron en el debate los dos grupos mayoritarios de la Cámara, el Partido Socialista (PSOE) y el Partido Popular (PP, centroderecha) de Mariano Rajoy.

El portavoz del PP, Rafael Hernando, acusó al líder socialista de poner "en jaque" la unidad de España, después de que los nacionalistas e independentistas vascos y catalanes hayan anunciado que apoyarán a Pedro Sánchez.

El candidato socialista pidió al PP que sea "tan leal" en la oposición a su Gobierno como ha sido el PSOE con el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El partido socialista, que ha sido muy crítico con el gobierno del PP en aspectos económicos y sociales, lo ha apoyado en un tema delicado para España como es el de frenar el proceso independentista de Cataluña.

Respecto a la estabilidad económica, algo que ha cuestionado el PP al candidato socialista, Pedro Sánchez afirmó que su Ejecutivo intentará que haya presupuestos en 2019 y reiteró que tendrá como prioridad cumplir los compromisos europeos de estabilidad presupuestaria.

Pedro Sánchez expresó, en su última intervención en el debate de la moción de censura, su respeto a Mariano Rajoy como "ex presidente" del Gobierno y destacó que con su relevo al frente del Ejecutivo "hoy gana la democracia".

Fuente: EFE