Una calle comercial de Fráncfort abarrotada el último sábado. (EFE/EPA/RONALD WITTEK)
Una calle comercial de Fráncfort abarrotada el último sábado. (EFE/EPA/RONALD WITTEK)
Agencia EFE

Agencia de noticias

El Gobierno de y los estados federados acordaron hoy, decretar un “confinamiento duro” a partir de este miércoles para tratar de atajar la propagación de la pandemia del , se informó oficialmente.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y los jefes de los 16 estados federados consensuaron en una teleconferencia dar este paso, que supone un endurecimiento con respecto a las restricciones a la vida pública y la actividad comercial vigentes desde noviembre.

Solo los comercios esenciales podrán abrir a partir del 16 de diciembre. Los colegios también cerrarán sus puertas como tarde este miércoles y prolongarán sus vacaciones navideñas tres semanas y media, hasta el 10 de enero (frente al 4 de enero inicialmente previsto).

Las reuniones, también en Navidad, se limitarán a cinco personas de dos domicilios (sin contar los menores de 14 años). Además se recomienda el trabajo desde casa y se mantiene la prohibición de viajar.

La dirigente conservadora constató los “muy numerosos fallecimientos” debidos a la epidemia del COVID-19, y el “crecimiento exponencial” de las infecciones. “Estamos obligados a actuar, y actuamos ahora”, aseguró.

Merkel defendió el pasado miércoles un endurecimiento de las restricciones a la vida pública y la actividad económica, también en Navidad, ante el elevado número de muertos. Pero las competencias en ese ámbito recaen en los estados federados, que hasta el momento se habían mostrado reticentes o no habían sido capaces de consensuar una postura unificada.

El ministro de finanzas, Olaf Scholz, anunció que en breve se aprobará un nuevo paquete de ayudas para apoyar a la economía, en la línea de las aprobadas hasta el momento durante las restricciones previas.

Alemania registró en las últimas 24 horas 20.200 nuevos contagios por COVID-19 y 321 muertes, según cifras del Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia.

El récord en ambas categorías se produjo este viernes, con 29.875 nuevos casos y 598 víctimas mortales. Este sábado se comunicaron unas cifras ligeramente inferiores: 28.438 nuevos casos de COVID-19 y 496 muertes.

En los últimos siete días se han contabilizado 140.383 casos en Alemania -el país más poblado de la UE con 83,2 millones de habitantes-, con lo que la incidencia acumulada en ese período para el conjunto del país es de 169,1 casos por cada 100.000 habitantes.

En total, Alemania ha registrado 1.320.716 contagios por coronavirus (más del 1,5 % de la población), de los que 21.787 han fallecido. El RKI estima que la cifra de recuperados se eleva ya a 967.900 personas, mientas que unos 330.000 están ahora mismo infectados por el Sars-CoV2.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El papa pide cambiar de rumbo y no robar el futuro a las nuevas generaciones
El papa pide cambiar de rumbo y no robar el futuro a las nuevas generaciones

TE PUEDE INTERESAR