Bill Gates en un panel de discusión durante una reunión del FMI en Washington, Estados Unidos, el 21 de abril de 2018. (REUTERS/Yuri Gripas).
Bill Gates en un panel de discusión durante una reunión del FMI en Washington, Estados Unidos, el 21 de abril de 2018. (REUTERS/Yuri Gripas).
Agencia Reuters

Agencia de noticias

Los países ricos podrían volver a la normalidad a fines de 2021 si una vacuna para el funciona, está lista pronto y se distribuye adecuadamente, dijo el martes el multimillonario fundador de Microsoft, .

MIRA: Bill Gates se pronuncia sobre las teorías conspirativas que lo acusan de la pandemia de coronavirus

“Para fines del próximo año, las cosas pueden volver a la normalidad, eso en el mejor de los casos”, dijo Gates, de 64 años, al consejo ejecutivo de The Wall Street Journal.

“Todavía no sabemos si estas vacunas tendrán éxito”, destacó Gates. “Ahora, el volumen tomará tiempo en aumentar. Por lo tanto, la asignación dentro de Estados Unidos y entre Estados Unidos y otros países será un punto muy importante de discusión”.

Las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech y AstraZeneca/ Oxford son dos de las principales candidatas en la carrera por obtener la aprobación regulatoria en Occidente para prevenir el COVID-19.

Cuando se le preguntó sobre las vacunas rusas y chinas, dijo que las empresas occidentales estaban más adelantadas en los estudios de fase III.

Gates, que hizo una fortuna con Microsoft, ha donado 36.000 millones de dólares a la Fundación Bill y Melinda Gates, que tiene como objetivo abordar la pobreza extrema y la atención médica deficiente.

El mes pasado, la fundación firmó un acuerdo con 16 compañías farmacéuticas, que según Gates las comprometía a aumentar la producción a una velocidad sin precedentes y a asegurarse de que las vacunas aprobadas alcancen una amplia distribución lo antes posible.

CARRERA DE VACUNAS

Rusia ha seguido adelante con su vacuna COVID-19 con vacunaciones públicas masivas junto con el principal ensayo en humanos, lo que generó preocupación entre algunos observadores de que estaba dando prioridad al prestigio nacional sobre la ciencia sólida y la seguridad.

“También estamos hablando con Rusia y China”, dijo Gates. “Ninguna de sus vacunas está en un ensayo de fase III con un regulador de gran prestigio que supervisa ese ensayo”.

Gates dijo que desde un punto de vista científico las vacunas rusa y china eran proyectos perfectamente válidos, pero la ausencia de un estudio de Fase III muy respetado podría limitar su atractivo fuera de sus respectivos países.

“Las empresas occidentales están más adelantadas en la realización de estos estudios de fase III y, por lo tanto, si salen bien y se ofrecen a bajo costo, dudo que haya muchas vacunas rusas o chinas fuera de esos países”, dijo. dijo.

Gates agregó que en los Estados Unidos la gente debería pensar en formas de reducir las dudas sobre tener una vacuna COVID-19 cuando esté lista.

“Sabes, aquí en los EE.UU., ya deberíamos estar pensando en qué voces ayudarán a reducir la vacilación. Y así podemos obtener un nivel de vacunación que realmente tenga la posibilidad de detenerlo”.

Cuando se le preguntó quién hizo mejor para equilibrar las necesidades económicas y de salud en competencia, Gates dijo: “Corea del Sur, Australia, debido a que este es un evento exponencial, un poco de inteligencia desde el principio hace una gran diferencia”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

______________________

VIDEO RECOMENDADO

Bill Gates aboga por una distribución justa de medicamentos ante pandemia

Bill Gates aboga por una distribución justa de medicamentos ante pandemia. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR