El Comercio conversó con el embajador y jefe de la delegación de la Unión Europea en el Perú, Diego Mellado, sobre los retos del COVID-19, las acciones que están tomando y las recomendaciones que podrían brindar al respecto. (Difusión)
El Comercio conversó con el embajador y jefe de la delegación de la Unión Europea en el Perú, Diego Mellado, sobre los retos del COVID-19, las acciones que están tomando y las recomendaciones que podrían brindar al respecto. (Difusión)
Renzo Giner Vásquez

La pandemia del nuevo COVID-19 ha generado situaciones inéditas en todo el mundo. Una de ellas, por ejemplo, ha sido decretar el cierre de las fronteras por primera vez en la historia de la Unión Europea, el foco de la enfermedad desde el 13 de marzo, según la .

Países enteros en cuarentena, restricciones de viajes y sistemas de sanidad en emergencia son otras de las imágenes que resumirían el complicado momento que atraviesa el Viejo Continente.

Conversamos sobre los retos del COVID-19, las acciones que están tomando y las recomendaciones que podrían brindar al respecto con el embajador y jefe de la delegación de la Unión Europea en el Perú, Diego Mellado.

- ¿Qué balance podría darnos al comparar las acciones tomadas en el Perú y en Europa?

En este momento, como es sabido, la epidemia está en un punto muy alto en Europa. Hay una serie de países como Italia o España que están muy afectados, pero también se están tomando medidas muy importantes y drásticas. Lo hemos visto en Francia y Bélgica, por ejemplo. En Europa somos conscientes de la gravedad de la situación y que la importancia que tiene luchar contra esta epidemia es de principios democráticos. Yo creo que es una enseñanza y una lección aprendida que puede ser relevante en el Perú y América Latina: se puede disponer medidas de restricción, impedir el tránsito o incluso retener a las personas que no lo respetan apoyándonos en valores democráticos. Lo que se pide es responsabilidad de la ciudadanía. En Europa creo que hay una respuesta clara de la ciudadanía y creo que vamos a avanzar. Luego, hay un segundo aspecto.

Un paciente de COVID-19 es trasladado a un hospital de Roma, en Italia. (Foto: ANDREAS SOLARO / AFP)
Un paciente de COVID-19 es trasladado a un hospital de Roma, en Italia. (Foto: ANDREAS SOLARO / AFP)

- ¿Cuál?

El económico, esto también es una crisis económica que tendrá consecuencias a corto y mediano plazo, por lo que hay que tomar medidas ahora.

- ¿Cuáles están tomando ustedes?

Estamos elaborando un enorme programa de apoyo económico porque hay una ralentización o incluso un parón en algunos aspectos. Vemos cómo se han afectado las líneas aéreas, el turismo, los comercios, los eventos, muchísimos. Hay que evitar daños irreparables, por eso en los últimos días todas las reuniones europeas incluyen siempre un aspecto de coordinación económica. Es decir, aportar fondos, estímulos públicos, ayudas públicas. Nosotros queremos que cuando esto termine la economía vuelva a funcionar.

- En Alemania compararon este momento con las dificultades que dejó la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué podría decir al respecto?

Hay que señalar que hay una preocupación muy grande en Europa por las consecuencias sanitarias, la presión enorme que nunca habíamos visto sobre los sistemas de salud. Nosotros tenemos los sistemas sanitarios más avanzados del mundo, entre los primeros siempre están el alemán, el español o los escandinavos, incluso el italiano. Europa es de los mejor preparados y aun así debemos tomar medidas radicales, eso debe entender la población acá en el Perú. Creo que el Gobierno Peruano está haciendo un trabajo muy bueno, pero hay que colaborar, somos responsables como ciudadanos de que esto no siga diseminándose y se descontrole hasta que el sistema sanitario no de abasto.

- En España e Italia se aplican medidas similares a las de acá, aunque sin llegar al toque de queda.

Bueno, en Europa la enseñanza que tenemos es que es necesario y esencial. Pero incluso cuando se toman medidas drásticas como las de España o Italia, y la gente las acata, sigue habiendo una extensión del virus por las personas que tardaron en desarrollar los síntomas. Por lo tanto, hay que aceptar y entender que todos tenemos responsabilidad.

Una mujer cruza en bicicleta la Avda. Maria Cristina de Barcelona, el martes, cuando la epidemia de coronavirus prosigue la escalada prevista por las autoridades sanitarias en la tercera jornada del estado de alarma, en la que entra en vigor el cierre de fronteras terrestres decretado por el Gobierno para hacer frente a una crisis sanitaria sin precedentes que mantiene en vilo a la población española. (Foto: EFE)
Una mujer cruza en bicicleta la Avda. Maria Cristina de Barcelona, el martes, cuando la epidemia de coronavirus prosigue la escalada prevista por las autoridades sanitarias en la tercera jornada del estado de alarma, en la que entra en vigor el cierre de fronteras terrestres decretado por el Gobierno para hacer frente a una crisis sanitaria sin precedentes que mantiene en vilo a la población española. (Foto: EFE)

- En este punto, ¿ya se puede medir el impacto real de la pandemia?

Creo que tenemos a los científicos más importantes del planeta en Europa, Estados Unidos, Asia y América Latina trabajando sobre este tema. Nosotros, como Unión Europea, estamos aportando fondos para la investigación científica y estamos financiando varias pruebas e investigaciones para buscar una vacuna, entender mejor el virus y controlarlo mejor. Es fundamental la colaboración inicial.

- ¿A cuánto ascienden esos fondos?

En los primeros momentos se desbloquearon más de 150 millones de euros para apoyar a la OMS y proyectos de investigación directamente relacionados con la vacuna. Luego, estamos aportando miles de millones de euros para apoyar a los sistemas sanitarios, para que hagan frente a un incremento dramático de pacientes. Todo eso contribuye a buscar soluciones.

- En estos últimos días se ha escuchado mucho de la posible vacuna en China y Estados Unidos, he sentido un poco más cauta en el tema a la Unión Europea.

Lo importante es la colaboración inicial y la financiación. Ahí nosotros no estamos escatimando, estamos aportando fondos y apoyando a equipos internacionales. Este no es el momento de nacionalismos sobre quién será el primero en encontrar la vacuna, hay que colaborar y toda la experiencia científica trabajar junta. En Alemania y Francia ha habido avances prometedores. La idea es conseguir una solución a toda la humanidad.

- ¿Cuántos europeos en el Perú se han contagiado del coronavirus?

No manejamos esas cifras, el Minsa los tiene.

- ¿Qué se hará con los ciudadanos varados en el Perú?

Es un tema muy importante. Nosotros estamos ayudando a las embajadas europeas y consulados que están aquí para directamente ayudar a sus ciudadanos. Desde Europa, cada vez que se han reunido los jefes de gobierno han mandado un mensaje para ayudar a estos ciudadanos, que son cientos de miles en el Perú, América Latina, Asia, Marruecos, Egipto, por todo el mundo. Además, hay peruanos que quieren regresar, así que las autoridades de ambos lados estamos trabajando buscando una solución.

- ¿Lo manejan a través de aerolíneas o con naves de los gobiernos?

Las aerolíneas tienen todavía una responsabilidad e incluso un interés por seguir trabajando. Desde el Perú se están organizando vuelos comerciales e igual en Europa, es una de las opciones. Pero, además, como europeos tenemos un mecanismo para financiar vuelos humanitarios. Lo estamos evaluando en estos momentos. Ya se utilizó para evacuar a los europeos que estaban en Wuhan. Hay que explorar todas las opciones.

- ¿Hay una cifra de cuántos europeos están varados en América Latina?

Sé que el Mincetur sacó una cifra de unos 10 mil turistas extranjeros, en su mayoría europeos.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RELACIONADO

“Paciente 31”: ¿Cómo una sola persona contagió de coronavirus a más de 1000 en Corea del Sur?

"Paciente 31": ¿Cómo una sola persona contagió de coronavirus a más de 1000 en Corea del Sur?

TE PUEDE INTERESAR

RELACIONADAS