Una mujer con una mascarilla camina junto una sucursal bancaria de Madrid el lunes. (Foto: EFE)
Una mujer con una mascarilla camina junto una sucursal bancaria de Madrid el lunes. (Foto: EFE)
Milagros Asto Sánchez

La crisis del está convirtiendo al confinamiento en un lenguaje universal. Millones de personas en todo el mundo pasan sus días en cuarentena en momentos en que el aislamiento es la única forma de frenar una enfermedad que no distingue nacionalidades o territorios.

La cantante peruana y profesora Sara Vignolo, más conocida como Sara Van, radica desde los 12 años en España, el cuarto país del mundo más afectado por el COVID-19 y donde el martes ocurrió la primera muerte de un peruano por el virus. Para ella, en ese país cada vez hay menos incrédulos dada la rauda escalada de la enfermedad.

En diálogo con El Comercio, la cantautora peruana comenta qué podemos aprender del manejo de la crisis en el caso español y brinda algunos consejos para enfrentar la vida en confinamiento, que en el país europeo se decretó el 14 de marzo cuando los muertos eran 132 y los infectados más de 5.100. Hoy, ambas cifras superan los 740 y 14.600, respectivamente.

— ¿Cómo pasas tus días durante la cuarentena? ¿Qué es lo más difícil?

Para mí lo más difícil de estos días es la incertidumbre; paralizar en gran parte el trabajo y la vida académica, además de congelar los proyectos artísticos. También me resulta muy duro no poder estar cerca de la gente que amo.

Aprovecho el tiempo para devorar libros. Paso los días estudiando e impartiendo clases online.

— ¿Cuál es la sensación entre las personas cada día cuando la cifra de afectados en España aumenta?

Las reacciones son múltiples aunque cada vez hay menos incrédulos dada la rauda escalada del virus. La cantidad de afectados se duplica a diario y ahora sabemos que nadie está realmente exento.

Siendo algo tan ajeno a nuestras vidas ordinarias, no faltan los que entran en pánico y desatan la psicosis en farmacias y supermercados.

— ¿Cuál es el efecto psicológico que deja la cuarentena?

Para mí la cuarentena no es tan extraña porque desde hace unos años vivo en un pueblecito rodeada de montes y colinas. Llevo ya tiempo procurando eludir los excesos de la bohemia a la que me arrastra la vida social.

No obstante, soy consciente de que la gente en España extraña mucho la vecindad y bajar al bar, punto neurálgico de la vida comunal. Esta crisis nos exhorta a mirar hacia adentro y eso es algo que nos cuesta porque el sistema nos entrena para vivir de cara a la galería.

Una mujer cruza en bicicleta la Avda. Maria Cristina de Barcelona, el martes, en la tercera jornada del estado de alarma, en la que entra en vigor el cierre de fronteras terrestres decretado por el Gobierno para hacer frente a una crisis sanitaria sin precedentes que mantiene en vilo a la población española. (Foto: EFE)
Una mujer cruza en bicicleta la Avda. Maria Cristina de Barcelona, el martes, en la tercera jornada del estado de alarma, en la que entra en vigor el cierre de fronteras terrestres decretado por el Gobierno para hacer frente a una crisis sanitaria sin precedentes que mantiene en vilo a la población española. (Foto: EFE)

— Hay quienes minimizan la cuarentena porque sus países no tienen tantos casos como otros. ¿Pasó así en España?

Sí. La reacción fue lenta al principio a pesar de los previos en China e Italia. Considero que es bastante normal rebelarse ante órdenes y paternalismos, tan mal acostumbrados como nos tienen los gobiernos con medidas muchas veces hipócritas y/o absurdas. Como profesora, me cuesta condenar a las personas implacablemente. La gente activa su lado censor ante los errores del otro, lo cual no deja de ser redicho y pretencioso.

Lo más inteligente para proteger a la ciudadanía es una buena campaña de sensibilización cifrada en el valor de ser responsable, la filantropía y el alcance de la solidaridad. Paradójicamente, el dedo inquisidor solo induce a la desobediencia.

— ¿Cómo podemos aprender del ejemplo español?

Supongo que lo mejor sería tomar todas las precauciones posibles sin escatimar esfuerzos. Toda demora le concede ventaja al susodicho. ¿Qué no hacer? Sobreprotegerte y desestimar que el resto esté también protegido.

— ¿Qué recomendaciones darías a quienes recién empiezan la cuarentena?

Una trinchera de libros, buena alimentación y un poco de deporte. Huir del abuso de redes sociales donde abundan los opinólogos que piensan por ti mientras a ti se te olvida lo que realmente piensas. Es una pena no aprovechar este momento para considerar el sentido de la vida y recalibrar tu ruta en el mundo.

____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus hace temer un desastre sanitario en Venezuela. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR