Redacción EC

París. [AFP]. El aeropuerto de Orly, uno de los principales de , recibió este martes sus últimos vuelos comerciales antes de su cierre temporal debido a la caída del tráfico de pasajeros por la epidemia del .

El martes se prevén apenas 10 vuelos y un poco más de 1.000 pasajeros en este aeropuerto ubicado al sur de París, frente a los 600 vuelos y 90.000 pasajeros, en un día normal.

Orly cerrará sus puertas temporalmente a las 23:59 locales y el puñado de compañías que aún siguen funcionando (cuatro entre un centenar) serán transferidas al otro aeropuerto de París, Charles-de-Gaulle (CDG).

Hace un año, el aeropuerto de Orly, que fue construido en 1918, inauguró por todo lo alto nuevas instalaciones para hacer frente a un número creciente de pasajeros.

Países y territorios con casos confirmados del nuevo coronavirus, al 31 de marzo a las 11:00H (GMT). (Simon Malfatto/AFP).
Países y territorios con casos confirmados del nuevo coronavirus, al 31 de marzo a las 11:00H (GMT). (Simon Malfatto/AFP).

Ahora y durante un tiempo indeterminado, Orly, por el que pasaron 32 millones de pasajeros en 2019, solo funcionará para vuelos estatales, sanitarios o de emergencia. La torre de control seguirá funcionando.

Con las restricciones para viajar destinadas a limitar la propagación del coronavirus en todo el mundo, el tráfico aéreo en Europa ha disminuido en casi un 80%, según las cifras publicadas la semana pasada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

En la mayoría de los aeropuertos, el tráfico se limita a vuelos de repatriación y sanitarios.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

_________________________

VIDEO RECOMENDADO

El alto precio pagado por el clero de Italia a causa del coronavirus. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR