Redacción EC

Roma. [AFP]. Unos doscientos fieles participaron en una plegaria el Viernes Santo en una ciudad de la región de Apulia en , a pesar de las reglas de confinamiento por el , lo que provocó una oleada de indignación y las excusas del alcalde.

San Marco in Lamis, con 15.000 habitantes, es una ciudad conocida por su tradicional procesión de la Madona el Viernes Santo.

El evento fue anulado este año a causa del estricto confinamiento decretado en Italia para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

El sacerdote Matteo Ferro había organizado una pequeña plegaria silenciosa ante la iglesia, que en principio debía ser confidencial y retransmitida en video. Pero familias enteras, con niños, así como ancianos, acudieron ante la iglesia, explicó el alcalde, Michele Merla.

Cometí un error, ya lo sé”, dijo en un video difundido en su cuenta Facebook.

Cuando esas personas llegaron y se pusieron a rezar de rodillas ante la Madona, para mi era complicado interrumpir la plegaria”, se justificó el alcalde, que presentó sus disculpas ante el resto de vecinos que se habían quedado prudentemente en casa.

En signo de protesta aparecieron videos y fotos de la concentración religiosa en las redes sociales, y el obispo de Foggia, Vincenzo Pelvi, montó en cólera.

“Es un acto grave de parte de los participantes, que no tuvieron ni el buen juicio, ni la prudencia de contribuir a la protección de la salud” de todos, clamó.

El sacerdote Matteo Ferro declaró al diario Corriere du Mezzogiorno, con lágrimas en el rostro, según el rotativo: “¡quién quiera crucificarme, condenarme, puede hacerlo!

La plegaria era “solamente un acto de fe” que se desbordó, aseguró.

La justicia local abrirá una investigación para determinar posibles responsabilidades.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

_____________________

VIDEO RECOMENDADO

Más de 100.000 muertos por coronavirus en el mundo. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR