La Gran Vía de Madrid prácticamente desierta debido a las medidas impuestas por España para frenar el coronavirus. (AFP / JAVIER SORIANO).
La Gran Vía de Madrid prácticamente desierta debido a las medidas impuestas por España para frenar el coronavirus. (AFP / JAVIER SORIANO).
Redacción EC

Madrid [EFE]. El avance acelerado del en España obligó este sábado a suspender numerosas procesiones de Semana Santa, como las famosas de Sevilla, una tradición religiosa de siglos, pero también de gran valor cultural y fuerte impacto económico por los cientos de miles de fieles y turistas que asisten.

Ya fueron aplazadas las conocidas Fallas de Valencia (este español), que comenzaban mañana, fiestas de interés turístico internacional que congregan también a multitud de personas en las calles, y que podrían celebrarse en julio.

Y la situación hace peligrar la Feria de Abril de Sevilla (sur) y sus corridas de toros, lo que supondría pérdidas millonarias aún mayores para esta ciudad, capital regional de Andalucía.

Las suspensiones de procesiones se anunciaron hoy en varias regiones, como Andalucía, Castilla y León y Murcia y la ciudad castellano-manchega de Cuenca; ya se decidió anteriormente en otras y se esperan que continúen por el resto del país.

Así, centenares de cofradías y hermandandes religiosas, que llevan un año preparándose, no podrán salir con los pasos (estatuas de madera policromada sobre un soporte llevado a hombros) que representan la pasión y muerte de Jesucristo entre el Viernes de Dolores (3 de abril) y el Domingo de Resurrección (12 de abril), unas imágenes de gran valor histórico y artístico en muchos casos.

La medida afectará previsiblemente también a los oficios religiosos de esos días en las iglesias, ya que la Conferencia Episcopal Española (CEE) recomendó que no se acuda a los templos y las misas se sigan por radio y televisión.

El coronavirus en España. (AFP).
El coronavirus en España. (AFP).

PÉRDIDAS MILLONARIAS EN EL TURISMO

Hace una semana, varias fuentes turísticas ya alertaron de que la caída de reservas para viajar dentro de España y al extranjero durante las vacaciones de Semana Santa por temor al contagio hacía peligrar en torno a un 15 % de la facturación anual, que observa también un descenso “significativo” de las prerreservas para el verano.

El sector del turismo español es fuertemente estacional, por lo que genera en torno al 70 % de sus ingresos anuales con la campaña de verano, entre junio y octubre; alrededor de un 15 % en Semana Santa y el 15 % restante, en fines de semana y puentes.

Según datos de la Confederación Española de Hoteles, las reservas han caído entre un 20 y un 30 % e incluso en determinadas zonas han llegado al 40 %, especialmente en las regiones más turísticas.

La crisis del coronavirus puede afectar a entre 320.000 y 375.000 empleos en el sector turístico y de viajes español, que a cierre de 2019 contaba con algo más de 2,7 millones de puestos de trabajo y representa algo mas del 14 % del PIB español, según una proyección divulgada hoy por el Consejo Mundial de Turismo y Viajes (WTTC por sus siglas en inglés)

Andalucía recibió 768.000 turistas durante la Semana Santa de 2019, con un aumento del 1,2 % con respecto al año anterior, según la Encuesta de Seguimiento Turístico elaborada por la Consejería regional de Turismo

En la economía de Sevilla, el impacto de la Semana Santa supone el 1,3 % de su PIB, y generaría hasta 400 millones de euros.

El gobierno regional de Castilla y León ha cifrado en unos 60 millones de euros la pérdida económica que representa la suspensión de la Semana Santa, principalmente dentro del sector turístico.

SEVILLA Y ANDALUCÍA

“Consideramos que hay motivos de salud pública suficientemente justificados para suspender los desfiles procesionales en la vía pública de las hermandades y cofradías de Sevilla en la Semana Santa 2020”, argumentó hoy en un comunicado el Ayuntamiento de Sevilla.

La decisión fue tomada conjuntamente con el Arzobispado de Sevilla y el Consejo de Hermandades y Cofradías.

Sevilla no veía totalmente suspendida su Semana Mayor desde 1933, cuando ninguna cofradía salió en procesión por el enrarecido ambiente que provocó el enfrentamiento político y social en los años de la Segunda República, según decidieron las propias hermandades.

Más de 70 hermandades organizan cada año la Semana Santa sevillana, conocida internacionalmente, con 84.000 nazarenos en las calles, bandas de música y cuadrillas de costaleros que portan a hombros las pesadas imágenes.

Entre ellas hay joyas escultóricas barrocas de Martínez Montañés y Pedro de Mena, entre otros grandes escultores españoles. En la famosa “Madrugá” de la noche del Jueves al Viernes Santo salen a la calle hermandades como la Macarena, la Esperanza de Triana o el Gran Poder.

También es muy conocida la Semana Santa de Málaga (sur de Andalucía), aunque de momento allí no se ha decidido la suspensión. Allí, el actor español Antonio Banderas participa cada Domingo de Ramos en una procesión y también es famoso el traslado por soldados de la Legión (unidad militar de élite) del Cristo de la Buena Muerte de Málaga.

SUSPENSIONES EN OTRAS REGIONES

La Junta de Cofradías de Semana Santa de Castilla y León también suspendió este sábado todas las procesiones y actos religiosos previstos.

Es la región española más celebraciones de Semana Santa declaradas de interés turístico: 22, ocho de ellas de carácter internacional (como las de Valladolid y Zamora), en las que se pueden admirar imágenes del escultor renacentista Alonso de Berruguete.

El Cabildo Superior de Cofradías de Murcia (sureste) decidió también hoy suspender las procesiones y todos los actos relacionados. La Semana Santa de Murcia está declarada de Interés Turístico Internacional, con algunas obras maestras del escultor barroco Franciso Salzillo.

_____________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RELACIONADO

Trump declara el estado de emergencia por la pandemia del coronavirus. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR