El médido Carlo Mosca ha sido acusado de asesinar a dos pacientes con coronavirus para liberar las camas del hospital donde laboraba. (Foto: Twitter)
El médido Carlo Mosca ha sido acusado de asesinar a dos pacientes con coronavirus para liberar las camas del hospital donde laboraba. (Foto: Twitter)
Redacción EC

Carlo Mosca, de 47 años, jefe de emergencias del hospital de Montichiari en ha sido detenido acusado de provocar intencionalmente la muerte de al menos dos pacientes con (COVID-19).

Al médico se le ha acusado de homicidio voluntario tras haberle suministrado de forma intencional fármacos letales a los pacientes Natale Bassi (61 años) y Angelo Paletti (80) en marzo del 2020 cuando arreciaba el coronavirus en Italia, según informa .

Mosca está bajo arresto domiciliario en su vivienda en Mantua y ha sido suspendido de su cargo porque, según las autoridades, existe la posibilidad que repita los crímenes.

“Es muy probable que decida administrar drogas prohibidas a los pacientes más graves, con el fin de acelerar su muerte, falsificando los datos contenidos en las historias clínicas”, dictaminó la justicia para explicar el arresto de Mosca.

La motivación

La investigación contra el médico devino de una denuncia anónima que llegó a la Fiscalía en abril del año pasado, en donde se descubrió además que en las historias clínicas de los fallecidos no incluyó que les administró un fármaco anestésico y un relajante muscular que suelen usarse en la intubación y sedación del paciente, pero que se habrían aplicado fuera del procedimiento.

Por esta omisión también se le acusa de “falsificación en un documento público”.

Las investigaciones también indagaron en las conversaciones que sostuvieron enfermeras a través de un chat donde tildaban a Mosca de “loco” y que develaban la intención del médico: “matar pacientes con la intención de liberar las camas del hospital”.

La jueza Ángela Corvi confirma esta hipótesis al atribuirle no solo el deseo de “liberar camas” sino también “recursos humanos, físicos y emocionales” de médicos, enfermeras y socorristas.

Sobre Mosca, suspendido y detenido, existe la sospecha de un tercer fallecido, pero del que no se podrá investigar porque ya fue cremado. Él, mientras tanto, asegura todas que las acusaciones son infundadas.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR